jueves, 19 de noviembre de 2015

LA OBSOLESCENCIA Y LA CAMPAÑA ELECTORAL ESPAÑOLA

Heidy Ramírez S. @ideagenial
La obsolescencia programada es la planificación o programación de la vida útil de un producto por parte del fabricante de manera de que pueda garantizarle que el consumidor pasado un tiempo determinado, tenga necesariamente que volver a adquirir el articulo porque éste se ha descompuesto. Una de las premisas básicas es que reparar el objeto resultaría tan caro como adquirir uno nuevo. El mercado hace su parte ofreciendo cada día versiones mejoradas que hacen irresistible una próxima adquisición. Otras condiciones es que la sociedad cuente con suficiente poder adquisitivo y una cultura arraigada del ¨comprar-desechar¨ para que este engranaje funcione. Realmente no se puede negar que es placentero ir de compras y renovar la casa o las pertenencias personales, pero existe un grave problema: mientras más desechamos, más contaminamos el planeta.

Según la Organización de Naciones Unidas, se generan unos 50 millones de toneladas al año de residuos electrónicos, que acaban en un alto porcentaje, en vertederos de países en desarrollo. Antes los destinos eran Asia, China o India pero en los últimos tiempos el continente africano ha sumado este mal a los que ya tiene. Aunque la exportación de residuos electrónicos es ilegal en Europa, el traslado se hace bajo la figura de materiales reciclables, lo cual muchas veces no es cierto (la mayoría de los equipos computadoras, impresoras, teléfonos móviles, neveras y otros resultan inservibles). El asunto es grave porque no solamente implica el volumen de desperdicios sino las sustancias y químicos peligrosos que emanan los productos electrónicos y que contaminan el ambiente, generando además efectos biológicos en el ser humano. En los países de destino tampoco se cuenta con las mejores prácticas y estos materiales son manipulados hasta por niños que deambulan en los vertederos a cielo abierto ayudando a sus familias a extraer los materiales (como aluminio y cobre) que tienen los artefactos y generan algo de ingreso. Sin embargo, aunque sean motivados por la crisis económica, se están dando pasos interesantes. Hace más o menos un año el Parlamento francés aprobó multas significativas y pena de cárcel para fabricantes que planifiquen la muerte de sus productos. Cabe recordar que este país ha tomado muy en serio su política de conservación ambiental y ahorro energético. Pero no se trata solamente de los franceses, toda Europa tiene tiempo apuntando a la sanción sobre la obsolescencia programada, bajo el argumento (entre otros) de que se generarían más empleos si se desechara menos y se reparara más. Adicionalmente se ha emplazado a las empresas a que faciliten la refacción, generen campañas de sensibilización sobre la dependencia sin sentido de la moda y hasta se ha ideado un sistema de etiquetado que informa al consumidor de las diferencias entre un producto barato y otro más caro pero más duradero.

En España, este tema se ha convertido en oferta electoral, para los venideros  comicios del 20 de diciembre cuando se elegirán a los representantes de las Cortes Generales. En días pasados Recortes Cero-Los Verdes presentaron su candidatura y tomaron banderas como legislar para impedir la obsolescencia programada, un nuevo modelo de mercado basado en la sostenibilidad, el respeto por el medio ambiente y por las personas, donde las empresas creen productos y servicios con valor añadido para sus trabajadores y para el conjunto de los ciudadanos. En el acto de presentación, los líderes de esta tolda comentaron que ya era tiempo de parar de comprar cosas que no se necesitan, que acumulan cada vez más riqueza en menos personas en todo el mundo. Hicieron un llamado a los ciudadanos a actuar como los motores de cambio para estas nuevas prácticas. El tema ecológico y el papel de los candidatos verdes es habitual en España, pero pensando en Venezuela resulta constructivo comparar los dos entornos políticos, las dos elecciones apenas separadas por días entre sí, e imaginarse cómo se percibiría en el electorado nacional un mensaje semejante. Aun cuando la crisis criolla difiere de la europea, y no abundan las ofertas de aparatos electrónicos, tenemos problemas como artefactos de dudosa procedencia, con escasa o nula garantía ofrecida por el fabricante, sin posibilidad tecnológica de ahorro energético y seguramente con una obsolescencia más que programada, que necesitaría sin dudas de una fracción política que tomara la vía verde como campaña.

FRAILEJONES EN RETIRADA
Hace treinta años era normal encontrar el frailejón, la planta emblemática de los páramos,  a una altitud de 4.200 metros, en la actualidad, se debe subir unos 300 metros para conocerlo. Este desplazamiento posiblemente se deba a las presiones impuestas por las actividades humanas, según explicó el  venezolano Jesús Mavárez, investigador del Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS) de la Université Joseph Fourier de Francia. El asunto estriba en que las comunidades talan la vegetación para instalar potreros y queman la tierra para cultivar papa, zanahoria y ajo, lo cual va alterando los ecosistemas conexos a los frailejones. Mavárez participó recientemente en el III Simposio Venezolano de Evolución, realizado en el Centro de Ecología del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), donde se dieron cita 70 estudiantes de posgrado, profesores e investigadores de diversas instituciones.

Asociados a los frailejones hay una enorme variedad biológica que aprovecha el microhábitat cálido de la planta para protegerse del entorno. Para amparar estos pequeños sistemas se necesita el concurso de todos, tal como explicó el experto nacional. Afortunadamente en la población de Misteques, en Sierra Nevada, se hizo una ordenación del espacio junto con la comunidad, expertos de la Universidad de Los Andes (ULA) y del Instituto Nacional de Parques (Inparques), y colectivos de la zona para regular las actividades humanas que podrían afectar a esta especie. Es solo una acción de muchas que pueden idearse. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.