viernes, 20 de noviembre de 2015

DEFENSA DE LA FAUNA EN TUITER

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 20-11-2015.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez. @letrareverde

 En días recientes le hemos hecho seguimiento en la red tuiter a la actividad de defensores de la fauna silvestre en el continente africano. La caza furtiva de rinocerontes, leones, elefantes y chimpancés ha sido denunciada vía tuiter. Hemos visto fotografías donde se evidencia los desmanes que cometen cazadores ilegales y traficantes de animales; la matanza de especies de la fauna silvestre en África es preocupante. Los matan para obtener productos decorativos, de uso supuestamente medicinal o simplemente para satisfacer el ego del cazador de fotografiarse con la presa muerta y difundirla por Internet.

En el aspecto de ilícitos contra la vida silvestre, generalmente poco se conoce o poco se divulgan las acciones punitivas contra los infractores de la legislación respectiva. En el caso venezolano de la Ley de Protección a la Fauna Silvestre, estamos convencidos de que la misma es un instrumento legal preciso en cuanto a las sanciones, o sea, no deja lugar a la discrecionalidad. En la oportunidad que trabajamos en el digno y glorioso Ministerio del Ambiente (MinAmb), tuvimos la oportunidad de sustentar numerosas Providencias Administrativas en la ley antes citada, es decir, se tomaron decisiones de conformidad con lo previsto en esta legislación, pero tales decisiones quedaron allí, en las diferentes providencias que a su vez conforman los expedientes instruidos, quedaron en los archivos físicos de la institución. Lamentablemente en Venezuela estas decisiones y estadísticas poco se divulgan en los medios de comunicación, este conocimiento difícilmente se difunde o “navega” en las redes sociales. Decimos conocimiento porque el mismo surge de organizar e interpretar toda esa información contenida en los expedientes administrativos. Una tarea importante es generar ese conocimiento, a partir del rescate de la información que sobre ilícitos contra la fauna silvestre reposan en los archivos del antiguo MinAmb. Creemos que vale la pena insistir en la divulgación o difusión de este conocimiento, tanto en los medios como en las redes sociales y así contribuir con la formación de conciencia ambiental.

De acuerdo con nuestra experiencia, podemos afirmar que una sanción contundente prevista en la ley y que causa profundo dolor en el cazador furtivo, es el decomiso del arma utilizada en la cacería. La persona no se sobrepone tan rápidamente a ese hecho y en muchos casos el cazador se adecua a lo que estipula la legislación, por lo tanto procede a tramitar su respectiva licencia de caza.       

Alabado seas, mi Señor

En el capítulo segundo de la encíclica, en el título El Evangelio de la Creación, en el subtítulo El Mensaje de Cada Criatura en la Armonía de Todo lo Creado, el Santo Padre reflexiona que “El suelo, el agua, las montañas, todo es caricia de Dios. La historia de la propia amistad con Dios siempre se desarrolla en un espacio geográfico que se convierte en un signo personalísimo, y cada uno de nosotros guarda en la memoria lugares cuyo recuerdo le hace mucho bien. Quien ha crecido entre los montes, o quien de niño se sentaba junto al arroyo a beber, o quien jugaba en una plaza de su barrio, cuando vuelve a esos lugares, se siente llamado a recuperar su propia identidad.” Agrega más adelante “…nosotros necesitamos captar la variedad de las cosas en sus múltiples relaciones. Entonces, se entiende mejor la importancia y el sentido de cualquier criatura si se la contempla en el conjunto del proyecto de Dios. Así lo enseña el Catecismo: La interdependencia de las criaturas es querida por Dios. El sol y la luna, el cedro y la florecilla, el águila y el gorrión, las innumerables diversidades y desigualdades significan que ninguna criatura se basta a sí misma, que no existen sino en dependencia unas de otras…”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.