viernes, 13 de noviembre de 2015

ENTRE AIRE PURO Y AGUA CRISTALINA



Colaboración de Wilfredo Jiménez Gómez. BioDazibao Global. @letrareverde
  
       Como nos gustaría vivir en un lugar cuyo ambiente reúna las dos condiciones que expresa el título de esta nota. Sería una situación ventajosa para el bienestar de la población, casi que vivir en un paraíso. De momento estas condiciones están negadas en nuestro medio, pero podemos alcanzarlas si nos lo proponemos como metas. Obviamente será necesario un plan donde plantear además de las metas, unos objetivos bien definidos, igualmente habrá que plasmar el procedimiento de cómo lograrlos y finalmente ejecutar lo planificado en el tiempo y en el espacio. Es oportuno destacar que la elaboración de un eventual plan de acción estará en función de la conciencia ambiental, tanto de los que toman decisiones como de la población en general.
        La calidad del aire en Morón específicamente en los sectores aledaños a las avenidas Yaracuy, Carabobo y Falcón debe mejorar con la entrada en funcionamiento del distribuidor vial Palmasola, el cual va a descongestionar las vías mencionadas del transporte pesado, siendo este un ejemplo de fuentes móviles de gases contaminantes. Además de la disminución de estas emisiones, también se verá reducida la generación de ruidos y es lógico pensar que no ocurrirá embotellamiento o tranca del tráfico automotor.
       Un problema que afecta la calidad del aire y que aún está latente y pendiente por resolver, es la humareda que se origina en el botadero de basura La Paragüita. Este adefesio de larga data necesita solución definitiva y ojalá se alcance en un futuro cercano; creemos que si hay disposición se logrará ese objetivo, tal como ocurrió con la obra del distribuidor Palmasola antes referido, el cual fue construido en tiempo record y se espera que sea más seguro que la llamada guillotina, es decir, anule la ocurrencia de accidentes.   
      Con relación al agua, hemos observado que en los ltimos días se ha mejorado con creces tanto el suministro como la turbidez, es decir, la misma ha mejorado hasta el punto de no observarse el color amarillento que días atrás se veía a simple vista o al colocar el agua en un recipiente transparente. Ojalá podamos alcanzar y mantener la condición de agua pura y cristalina que todo ser humano desea para su consumo y para el uso cotidiano.   

Pregunta acuosa
            Desde la semana pasada el servicio de agua en Morón ha sido restituido en su totalidad. El líquido vital está llegando permanentemente, en abundancia y limpia. Preguntamos: ¿si el problema de la escasez de agua ha sido resuelto, por qué camiones cisternas siguen cargando en el “llenadero”?, ¿cómo se explica esto?, ¿hacia dónde va esa agua?, ¿qué uso le están dando?. 

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo segundo de la encíclica, en el título El Evangelio de la Creación, en el subtítulo El Misterio del Universo, el Papa Francisco afirma que “…la acción de la Iglesia no solo intenta recordar el deber de cuidar la naturaleza, sino que al mis­mo tiempo debe proteger sobre todo al hombre contra la destrucción de sí mismo.” Más adelante agrega “A partir de los relatos bíblicos, consideramos al ser humano como sujeto, que nunca puede ser reducido a la categoría de objeto. Pero también sería equivocado pensar que los demás seres vivos deban ser considerados como meros objetos sometidos a la arbitraria do­minación humana. Cuando se propone una vi­sión de la naturaleza únicamente como objeto de provecho y de interés, esto también tiene serias consecuencias en la sociedad. La visión que con­solida la arbitrariedad del más fuerte ha propicia­do inmensas desigualdades, injusticias y violencia para la mayoría de la humanidad, porque los re­cursos pasan a ser del primero que llega o del que tiene más poder: el ganador se lleva todo. El ideal de armonía, de justicia, de fraternidad y de paz que propone Jesús está en las antípodas de seme­jante modelo…”

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.