lunes, 16 de julio de 2018

GOOGLE Y ONU MEDIO AMBIENTE CREARÁN PLATAFORMA INNOVADORA PARA MONITOREAR EL ESTADO DE LOS ECOSISTEMAS

La nueva herramienta ayudará a los gobiernos, organizaciones y ciudadanos a seguir de cerca el impacto de la actividad humana en el planeta.
La primera etapa del proyecto se enfocará en los ecosistemas de agua dulce, que son el hábitat de 10% de las especies del mundo.
Ambas organizaciones anunciaron hoy su alianza en Nueva York durante el Foro Político de Alto Nivel sobre el Desarrollo Sostenible
Nueva York, 16 de julio de 2018.- ONU Medio Ambiente y Google anunciaron hoy una alianza para expandir el conocimiento público sobre el impacto de la actividad humana en los ecosistemas. Con una nueva plataforma que combina ciencia ambiental, un gran volumen de datos y una accesibilidad sin precedentes, ambas organizaciones prometen cambiar la forma en la que vemos nuestro planeta.
La nueva herramienta impulsará aún más los catálogos públicos de observación de la tierra de Google y, por primera vez, permitirá que los gobiernos, las ONG y el público sigan de cerca el desempeño de las políticas ambientales a través de una interfaz amigable.
"Solo podremos resolver los mayores desafíos ambientales de nuestro tiempo si tenemos los datos correctos", dijo el Director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente, Erik Solheim. "ONU Medio Ambiente se complace en asociarse con Google para garantizar que tengamos las herramientas más sofisticadas para rastrear el progreso, identificar áreas prioritarias de acción y acercarnos un poco más a un mundo sostenible".
Con demasiada frecuencia los países buscan implementar acciones ambientales en tiempo real y se ven frenados por la falta de datos necesarios para dirigir sus políticas de manera segura y efectiva. A través de esta alianza, que cuenta con las herramientas de análisis y visualización de Google Earth Engine, el mundo finalmente podrá cerrar aún más esas brechas de información y los tomadores de decisiones podrán invertir mejor en los servicios ambientales.
"Esta alianza se basa en una visión compartida por nuestras organizaciones. Estamos entusiasmados de poder ofrecer a todos los países el acceso a la última tecnología e información para apoyar la acción climática global y el desarrollo sostenible", dijo Rebecca Moore, Directora de Google Earth, Earth Engine y Earth Outreach.
A largo plazo, ONU Medio Ambiente y Google esperan establecer una plataforma de datos de código abierto y análisis sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU. Como punto de partida, la alianza se enfocará en los ecosistemas de agua dulce, como montañas, bosques, humedales, ríos, acuíferos y lagos.
Estas áreas representan 0,01% del agua del mundo, pero proporcionan un hábitat para casi 10% de las especies conocidas. La evidencia sugiere que estamos frente a una pérdida rápida de biodiversidad en estos ecosistemas.Como parte de la alianza, Google producirá periódicamente mapas geoespaciales y datos sobre ecosistemas relacionados con el agua a través de una gigantesca tecnología de computación en la nube. Además, generará imágenes satelitales y estadísticas para evaluar el cambio de los cuerpos de agua y estas se mostrarán abiertamente para garantizar que las naciones puedan seguir las alteraciones, y prevenir y revertir la pérdida de ecosistemas.
Otras áreas de colaboración incluyen actividades de promoción y desarrollo de capacidades, así como asociaciones con organizaciones como el Centro Común de Investigación (JRC, por sus siglas en inglés) de la Comisión Europea, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) de Estados Unidos.
Esta alianza se lanzó durante el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible, en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, donde los líderes mundiales se reúnen para revisar la implementación de la Agenda 2030 -un conjunto de objetivos claros y cuantificables para alcanzar el desarrollo sostenible-.
Nota a los editores
Sobre ONU Medio Ambiente:
ONU Medio Ambiente es la autoridad ambiental líder en el mundo. Proporciona liderazgo y alienta el trabajo conjunto en el cuidado del medio ambiente, inspirando, informando y capacitando a las naciones y a los pueblos a mejorar su calidad de vida sin comprometer la de las futuras generaciones. ONU Medio Ambiente trabaja con gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y con otras entidades de Naciones Unidas y organizaciones internacionales alrededor del mundo.
Sobre Google
La misión de Google es "organizar la información del mundo y hacerla accesible y útil universalmente". Google Earth Outreach y Earth Engine son parte de un equipo más amplio dedicado a aprovechar y desarrollar la infraestructura de Google para abordar problemas ambientales, de salud y humanitarios a nivel mundial. Los proyectos a menudo se ejecutan junto con expertos del área y se centran en enfoques basados en datos y visualizaciones a escala para brindar mayor transparencia y conciencia, crear nuevas herramientas para comprender la dinámica del sistema y generar mejor información para la toma de decisiones.

jueves, 7 de junio de 2018

#WhatsInMyWash LA CAMPAÑA CONTRA LAS MICROFIBRAS DE PLÁSTICO


En un artículo del excelente sitio http://www.sustainablebrands.com dedicado a una comunidad de innovadores de negocios, básicamente apuntando a la sostenibilidad como pilar del futuro del comercio en el planeta, recientemente se publicó un artículo sobre la campaña #WhatsInMyWash algo así cómo qué hay en mi lavadora o máquina de lavar para hacer que el consumidor piense en el plástico como uno de los principales productos contaminantes, muy a tono con la campaña en contra de los desechos de este material  que es el tema central del Día del Ambiente 2018. 

En el texto se indica que nuevas investigaciones de la organización ambientalista Hubbub revelan que 44% de las personas en el Reino Unido no se dan cuenta de que las fibras sintéticas como poliéster, acrílico o nylon son realmente plástico. Eso lleva a otra realidad, la amenaza que representa para el ambiente esta producción. 

Se encontró que el 71 por ciento están al tanto de las microesferas de plástico y su impacto en el medio ambiente, pero solo el 56 por ciento sabe lo que son las microfibras. El asunto es que al año, medio millón de toneladas de microfibras de plástico contribuyen a la contaminación oceánica, 16 veces más que las microesferas plásticas de los cosméticos. Y se estima que el 35 por ciento de los microplásticos primarios que entran en los océanos se liberan mediante el lavado de textiles.

Las microfibras no solo tienen impacto en los ecosistemas marinos sino también en la alimentación humana. En estudios realizados se han encontrado en pescado, mejillones, miel y hasta cerveza. Esto hace pensar que pueden tener influencia en enfermedades graves y en la afectación de hormonas y condiciones de salud en general. Trewin Restorick, director de Hubbub ha dicho sobre este tema que lamentablemente el conocimiento de la población sobre el tema es bastante bajo, por lo que se hace necesario tomar acciones para que los consumidores reduzcan la cantidad de microfibras en su cotidianidad tomando conciencia de lo que se desecha en el lavado diario. “Las microfibras plásticas están terminando en nuestras fuentes de agua, nuestros ecosistemas y nuestros alimentos y no sabemos todavía qué impacto tendrá eso. El asunto es complicado y los mensajes confusos” dice Restorick. De ahí la iniciativa de la campaña #WhatsInMyWash para levantar conciencia sobre esta información. El objetivo también es impulsar la presión para mejorar el sistema de filtrado y de tratamiento de aguas, la fabricación de lavadoras y la confección de textiles que contienen las partículas plásticas. Una de las sugerencias es que los revendedores también se responsabilicen en dar al público materiales de alta calidad que contengan más fibras naturales. En la campaña se apunta a que el consumidor tome acciones como:  


  • Lavar la ropa solamente cuando en realidad sea necesario, esto es usar la ropa más de una vez si es posible.
  • Lavar la ropa a baja temperatura para evitar que se degrade rápidamente el textil.
  • Usar una carga completa de lavado, en un ciclo corto y delicado lo cual reduce la fricción de la ropa que causa que se desprendan las microfibras.
  • Evitar el uso de las secadoras que también deterioran la ropa.
  • Si se tiene una secadora con condensador no vaciar el líquido en el fregadero, el líquido recogido puede contener microfibras de plástico.
  • Brindar apoyo a investigaciones como la llevada a cabo sobre el tema.  


martes, 5 de junio de 2018

MÁS DE 60 PAÍSES TOMAN MEDIDAS CONTRA LA CONTAMINACIÓN POR PLÁSTICO

  • ONU Medio Ambiente ofrece la primera evaluación exhaustiva de las políticas oficiales contra la contaminación por plásticos en el Día Mundial del Medio Ambiente.
  • Las bolsas de plástico y los productos de espuma de poliestireno han sido el principal foco de acción de los gobiernos hasta el momento.
  • El análisis presenta las lecciones aprendidas a raíz de prohibiciones, impuestos y otras formas de intervención estatal, y propone 10 pasos que ayudarán a los actores políticos a enfrentar este problema ambiental, uno de los peores de nuestro tiempo.
Nueva Delhi, 5 de junio de 2018.- Los gobiernos del mundo están lanzando cada vez más políticas audaces para frenar la contaminación por plásticos. Hasta ahora, más de 60 países han dictado medidas oficiales y decenas más están trabajando en leyes y estrategias para enfrentar uno de los mayores problemas ambientales de nuestro tiempo, reveló ONU Medio Ambiente en un informe publicado hoy, Día Mundial del Medio Ambiente.
El estudio "Plásticos de un solo uso: una hoja de ruta para la sostenibilidad", de ONU Medio Ambiente, es el primero en evaluar las políticas nacionales contra los plásticos, que hasta el momento se han concentrado en prohibiciones y gravámenes sobre las bolsas plásticas y los artículos de poliestireno expandido. Se estima que aproximadamente 5 billones de bolsas de plástico se consumen en todo el mundo cada año. Eso es casi 10 millones de bolsas de plástico por minuto.

De continuar el actual patrón de consumo y producción, se prevé que para 2030, el mundo produzca 619 millones de toneladas de plástico por año. La contaminación por plásticos amenaza la biodiversidad marina, la seguridad alimentaria y la salud humana. El análisis global, desarrollado en cooperación con el Gobierno y el Ministerio de Medio Ambiente, Bosques y Cambio Climático de India, presenta estudios de casos de más de 60 países, analiza las complejas relaciones en nuestra economía de plásticos y ofrece un enfoque para repensar cómo el mundo produce, utiliza y maneja los plásticos de un solo uso.

Uno de los hallazgos clave de la investigación es que los impuestos y prohibiciones gubernamentales -planificados y aplicados adecuadamente- han sido unas de las estrategias más efectivas para limitar el uso excesivo de productos plásticos desechables.
30% de los países donde se han aplicado prohibiciones y gravámenes han registrado caídas drásticas en el consumo de bolsas de plástico durante el primer año y 20% de los países ha informado de poco o ningún cambio. El resto de los Estados se encuentra en una fase temprana de aplicación o tiene poca información sobre los efectos de las medidas.
El informe cita la necesidad fundamental de una mayor cooperación con el sector privado. En ese sentido, ofrece una hoja de ruta para encontrar soluciones en la fase primaria de la industria. Algunas de ellas son ampliar la responsabilidad de las empresas sobre el destino final de sus productos y crear incentivos para que se adopte un enfoque de economía circular en la producción y el consumo de plástico.

Entre las recomendaciones se encuentran acciones específicas que los responsables políticos pueden tomar para mejorar la gestión de residuos, promover alternativas ecológicas al plástico, educar a los consumidores, habilitar estrategias de reducción voluntarias e implementar con éxito prohibiciones o gravámenes sobre el uso y la venta de plásticos desechables.

El informe fue presentado hoy por el director ejecutivo de ONU Medio Ambiente Erik Solheim y el primer ministro Narendra Modi, de India, país anfitrión de la celebración global del Día Mundial del Medio Ambiente. "La evaluación muestra que la transición hacia un planeta sin contaminación por plásticos es posible y rentable, y nos ayudará a evitar mayores costos en el futuro", dijo Erik Solheim. "El plástico no es el problema. El problema es lo que hacemos con él", añadió.

El informe reconoce que las prácticas de generación de residuos de plástico de un solo uso y de gestión de residuos difieren según las regiones. Si bien no hay una medida única contra la contaminación que sea igualmente efectiva en todas partes, los autores describen 10 pasos universales para que los legisladores aborden el problema en sus comunidades.
Junto al informe, ONU Medio Ambiente ha elaborado el documento “El Estado de los plásticos”, en el que presenta de forma didáctica las recomendaciones para los gobiernos, las empresas y los ciudadanos, y explora los riesgos y potencialidades de los materiales alternativos para fabricar artículos de un solo uso, como los polímeros naturales, el almidón o los polímeros sintéticos basados en biomasa.

También arroja luz sobre el peligro de acuñar el término biodegradable a los plásticos que solo se degradan en incineradores industriales y no en compostas naturales (como la mayoría de las llamadas “bolsas biodegradables”).

Bajo el tema "Un planeta #SinContaminación por plásticos", el Día Mundial del Medio Ambiente 2018 convoca a individuos, empresas y gobiernos a examinar soluciones conjuntas para reducir la pesada carga que genera la contaminación por plásticos en la naturaleza, la vida silvestre y nuestra propia salud.

Desde 2017, la campaña Mares Limpios de ONU Medio Ambiente busca reducir drásticamente el consumo de plásticos desechables y erradicar el uso de microplásticos que contaminan los océanos. 14 países de América Latina y el Caribe apoyan la campaña. Dos de ellos, Honduras y Guyana, se unieron al movimiento este Día Mundial del Medio Ambiente. Los otros integrantes son Barbados, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Granada, Ecuador, Panamá, Perú, República Dominicana, Santa Lucía y Uruguay.


Sobre el Día Mundial del Medio Ambiente
El Día Mundial del Medio Ambiente es la fecha más importante en el calendario oficial de las Naciones Unidas para fomentar la conciencia y la acción global a favor de la protección del medio ambiente. Desde 1974, este día se ha convertido en una plataforma global de alcance público, ampliamente celebrado en más de 100 países. worldenvironmentday.global/es

Sobre ONU Medio Ambiente:
ONU Medio Ambiente es la autoridad ambiental líder en el mundo. Proporciona liderazgo y alienta el trabajo conjunto en el cuidado del medio ambiente, inspirando, informando y capacitando a las naciones y a los pueblos a mejorar su calidad de vida sin comprometer la de las futuras generaciones. ONU Medio Ambiente trabaja con gobiernos, el sector privado, la sociedad civil y con otras entidades de Naciones Unidas y organizaciones internacionales alrededor del mundo. www.unenvironment.org/es

miércoles, 21 de marzo de 2018

CIENTÍFICOS DEL IVIC DESCUBREN LA LEPTOSPIRA VENEZUELENSIS UNA BACTERIA MUY CRIOLLA



En las costas del estado Vargas.*La Secuenciación de Nueva Generación permite identificar esta nueva especie de bacteria en nuestro país"

Altos de Pipe, 16 de marzo de 2018 (Jesús Guerrero).-

Un grupo de científicos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), específicamente del Laboratorio de Genética Molecular del Centro de Microbiología y Biología Celular, han descubierto una bacteria que cambiaría el panorama de muchos pacientes y futuros afectados en nuestro país, la cual fue denominada: “Leptospira venezuelensis”, que incide en las personas que trabajan el campo y tienen contacto con algunos animales, produciendo una enfermedad poco reconocida, leptospirosis.

La leptospirosis, enfermedad emergente común de los países tropicales, puede ser letal en más del 25% de los pacientes, sin embargo, muchos casos de leptospirosis, producido por la bacteria Leptospira, no son diagnosticados porque los síntomas son variables, además los médicos no la reconocen a tiempo, ya que las pruebas clínicas generalmente utilizadas para diagnosticarla son difíciles y toman semanas para dar resultados.

Esta investigación salió a la luz gracias al esfuerzo de varios especialistas del Ivic, entre ellos Lizeth Caraballo, quien motivada por la deficiencia informativa en casos y brotes de la bacteria, ha descubierto en nuestro país una nueva cepa de la bacteria Leptospira capaz de afectar a seres humanos por contaminación tras contacto indirecto con roedores y otro tipo de animales.

Foto: Edgar Jiménez
 Caraballo, tras realizar una pasantía de seis semanas en el Instituto Fiocruz en Salvador de Bahía, Brasil, para aprender sobre la bacteria perteneciente a la familia de las spirochetes, con una estructura larga y delgada que se asemeja a una espiral, comenzó un trabajo en las costas del estado Vargas para determinar algunos elementos nuevos alojados en los pacientes que presentaban cuadros virales semejantes a la gripe común.

La enfermedad se caracteriza por desarrollar síntomas de fiebre, dolores musculares o de las articulaciones, patología renal, ictericia –cuando la piel vuelve amarilla indicando un problema del hígado-, y especialmente hinchazón del área alrededor de los ojos, lo que convierte a la enfermedad en un problema para diagnosticarla ya que muchos de estos síntomas están presentes cuando un paciente sufre de otras enfermedades más comunes como: dengue, zika, chikungunya, hepatitis, entre otros.

Para distinguir la leptospirosis de las otras enfermedades, Caraballo recabó muestras de orina y sangre de los pacientes infectados para practicar una técnica molecular con ADN que, en solo dos días, identificaba la presencia de la bacteria en ellos, en tal sentido, el gen ribosomal “rrs” de los aislados fue secuenciado en la Unidad de Estudios Genéticos y Forenses (Uegf) del Ivic. Los resultados demostraron que la gran mayoría de los pacientes fueron infectados con especies de Leptospira bien conocidas, pero inesperadamente, en cuatro pacientes fue encontrada una con una secuencia nunca antes descrita.

Bajo el mismo enfoque empleado por Caraballo, la especialista Yaritza Rangel obtiene resultados similares en aislados de Leptospira provenientes de muestras  de sangre y orina de un rebaño de ganado bovino en el estado Miranda sugiriendo la posibilidad de una nueva especie de Leptospira capaz de infectar una gran variedad de hospedadores.
Esta nueva cepa, descubierta por Caraballo y Rangel, debía identificarse mejor, es por ello que los investigadores procedieron a la utilización de una técnica nueva, denominada la Secuenciación de Nueva Generación, que permite examinar el genoma de una bacteria, es decir, la cadena de ADN completa de la misma.

Con el trabajo de Caraballo existía una serie de nuevos elementos para que los médicos en el área pudieran reconocer la presencia de la enfermedad, “en un primer momento, no reconocían la enfermedad por los síntomas que se asociaban con otros diagnósticos, pero la realización del estudio brindó componentes que permitían la identificación de la leptospirosis”, es por ello que el descubrimiento representa un hito para la ciencia en nuestro país, ya que en la entidad no se registraban datos concretos ni estudios de ningún tipo sino anécdotas o diagnósticos errados por la falta de información e investigación.
Ciencia bajo el lente de las nuevas tecnologías

Rafael y Lizet explicaron el proceso de secuenciación. Foto:Edgar JIménez
Ante esta investigación de tal relevancia, el Ivic realizó la adquisición de un Secuenciador de nueva generación, equipo tecnológico que permite la obtención, en 48 horas, de la secuencia completa del genoma de una bacteria, alrededor de 4 millones de nucleótidos. En el estreno de la máquina secuenciadora, su primera corrida, se secuenció el genoma de esta especie de bacteria, generando varios gigabytes de información, razón por la cual se implementaron herramientas bioinformáticas especializadas y computadoras con gran poder de cálculo.

Para llevar a cabo esto, el Lic. Rafael Puche, joven venezolano e integrante de la Uegf, mostró su interés en el campo de la bioinformática y genómica bacteriana. Gracias al convenio Bolívar-Artigas, Puche realizó una pasantía de investigación en el Instituto Pasteur de Montevideo, Uruguay, lo que fortalecería su conocimiento y la utilización de diversos programas bioinformáticos para comparar esta nueva cepa con otros genomas bacterianos.

Los resultados de la secuenciación del genoma, con el nuevo equipo tecnológico del Ivic confirmaron las impresiones preliminares del equipo, mostrando que el ADN de la nueva cepa, aislada en humanos, vacas y ratas, tiene menos del 90% de identidad con las otras 23 especies de Leptospira conocidas. Con este análisis  Puche demostró que esta nueva cepa cumplió con el criterio internacional para clasificarla como una nueva especia de Leptospira.

Los genomas de otras cepas, de las mismas características, aisladas de vacas y roedores fueron secuenciados a través de una colaboración con la Unidad de Bioinformática del Instituto Pasteur de Montevideo, integrado por el Dr. Gregorio Iraola y el licenciado Ignacio Ferres, quienes realizaron un análisis más exhaustivo, lo que permitió comparar el genoma de esta nueva especie con genomas de otros grupos de Leptospira patogénicos, intermedios y saprofíticos (Leptospira que no causan la enfermedad Leptospirosis).

El anuncio a la comunidad científica internacional sobre esta nueva especie fue publicado en febrero de 2018, en el International Journal of Systemic and Evolutionary Microbiology. En el trabajo también colaboraron: el Dr. Mathieu Picardeau, del Instituto Pasteur de Paris, jefe del laboratorio de referencia de Leptospira de Francia, y el Dr. Howard Takiff del IVIC, tutor de Lizeth Caraballo y Rafael Puche.

viernes, 9 de marzo de 2018

MARY LOU GOODWIN PIONERA DEL ECOTURISMO Y EL PAJAREO EN VENEZUELA

Un artículo exclusivo para la Revista Explora, iniciativa venezolana en su segunda edición, disponible en www.grupoexplora.com.ve ¡gracias a Alberto Blanco Dávila por dejarnos formar parte de este bello proyecto!


Un homenaje de Explora a quien fuera en vida parte de la directiva de la Sociedad Conservacionista Audubon además de modelo de la buena práctica del ecoturismo, líder de campañas a favor del ambiente, autora de la guía “Birding in Venezuela”, activista, amante y defensora de las bellezas naturales del país


Después de muchos años en el país y haberlo recorrido de punta a punta, levantando con placer las alas en cada ocasión, bañándose en sus ríos, transmitiendo a quienes la acompañaban un amor sincero por la tierra que disfrutaba y entrenando a los observadores de aves, Mary Lou Goodwin tomó la decisión de volver a Estados Unidos, su origen. “Pero no me hallo, no me siento feliz”, cuenta que ella decía Clemencia Rodner, una de sus incansables compañías. Y volvió. Ya se había acostumbrado al calor tropical y a la cercanía de la gente. Y se quedó hasta que su vuelo terminó en 2012, luego de haber dejado una marcada trayectoria en el ecoturismo y la observación de aves en Venezuela. En un merecido homenaje, Explora conversó con muchos de quienes disfrutaron su presencia para poder dejar testimonio del aporte de esta pionera de una de las actividades que podría ser otro distintivo de nuestro hermoso territorio: el ecoturismo.


Mary Lou Goodwin nació en Portland, Estados Unidos en 1925 y se licenció en Estudios Latinoamericanos. Llegó en los cuarenta a nuestras costas y empezó a trabajar como traductora para una compañía petrolera. Paradójicamente, si se piensa en su espíritu aventurero, hizo carrera durante años en una empresa de seguros y en paralelo fundó y desplegó las actividades de la Sociedad Conservacionista Audubon, dedicada  a las aves. Allí fue parte de la junta directiva, gerente de Conservación y Activismo y gerente también de Ecoturismo.


A Mary Lou se le debe la guía “Birding in Venezuela”, un manual para el observador de aves que documentó las especies, su plumaje y rasgos físicos, hábitos, ubicación y los lugares de anidada. Fueron más de cuatro ediciones para poder desarrollar feliz el pajareo. En la década de los noventa también se dedicó a la publicación de las listas de aves de muchos parques nacionales en colaboración con científicos del área, así se tienen las listas de las especies del Parque Nacional Tamá, del Guatopo, el Henri Pittier, Yacambú, el Cinaruco – Capanaparo, Morrocoy, Canaima, la Reserva Forestal de Imataca. Participó en muchas conferencias y congresos y además se dio a la maravillosa tarea de hacer decenas de grabaciones de los cantos de los pájaros en una labor que solo corresponde a un alma maravillada por el misterio de estos seres alados.

Alberto Blanco, director de Explora cuenta sobre MLG: “Yo no sabía identificar un zamuro de un gavilán pero ella me enseñó, me motivó y cambió mi vida. Me convirtió en todo un Guía de Observación, me inculcó el amor y el interés por las aves y la forma de organizar viajes muy responsables y de gran calidad. Dejó un legado incalculable, fue maestra e inspiró a cientos de personas”.  Con el paso del tiempo la labor de Goodwin fue tornándose más apasionada, tal como cuenta Alejandro Luy director de la Fundación Tierra Viva  quien compartió muchas excursiones con ella, “era una persona que se comprometía con una causa, muy testaruda, pero eso era su gran virtud, además de organizada y metódica.  Era capaz de levantar campañas internacionales en contra de programas como la cacería del tigre o ​contra la explotación de aves canoras. Eran acciones que lograba cuando no había internet, si acaso fax y por supuesto no existían las redes sociales”.


Un rasgo comentado por muchos de quienes la conocieron era su alimentación, que no dejaba de de ser muy cuidada y además de alta cocina a pesar de estar en parajes totalmente desprovistos de comodidades. David Ascanio recuerda “comer sus almuerzos era algo totalmente único,  siendo chamos teníamos acceso a alimentos y sabores que no conocíamos como la rúgula, las semillas de mostaza, panes con granos y tantos otros. Y también su forma de hablar, a pesar de pasar décadas en Venezuela, siempre mantuvo su acento musiú  por lo que era muy gracioso escucharla decir modismos venezolanos con acento extranjero”.


Clemencia Rodner, quien perteneció a Audubon y trabajó con Goodwin de una manera mucho más cercana, particularmente en excursiones y en la edición de la guía, fue quien la conoció más estrechamente, por eso con toda seguridad cuenta las anécdotas. “Ella empezó a trabajar con observadores pero también con científicos y así abrió la ruta para el turismo especializado, ayudaba en las investigaciones, a capturar y liberar los pájaros, hacer los registros, evaluar los microorganismos que los afectaban. Se sabía todas las especies criollas (son cerca de 1400), reconocía sus cantos, sus hábitos y dónde se ubicaban los especímenes. Ella simplemente se enamoró de este país. Menuda, delgada, ágil, energética, se levantaba a las cuatro de la mañana y tenía listas hechas con todo lo que iba a hacer organizado de antemano”. Los caminos recorridos fueron arraigándose y probablemente se gestó en Mary Lou la necesidad de hacer mucho más. Así, como conservacionista de alma vida y corazón empezó a desplegar su activismo ambiental, pero siempre teniendo como bandera la integridad, según cuenta Rodner “Conoció a Venezuela desde el Cabo San Román hasta el Cerro La Neblina y nunca pidió un medio para ella ni quería ninguna posición o puesto político”.


Un halcón activista


En 1995 en un artículo sobre Mary Lou publicado por The Daily Journal, diario de esa época que se editaba en inglés, Bridget Parker iniciaba el texto diciendo que no resultaba inapropiado compararla con un ave, aunque sí difícil porque ella lucía a veces inquisitiva como un petirrojo pero otras veces como un halcón que no soltaba la presa. Y esta última comparación se debía a su posición ante algunos problemas ambientales. Uno de ellos, la deforestación en el estado Mérida que amenazaba el hábitat del Gallito de las Rocas. Así empezó una campaña dirigida al Ministerio del Ambiente que fue escuchada y se paralizó la tala en la zona. Luego vino la Laguna de Píritu donde las poblaciones de flamencos se veían amenazadas por la instalación de camaroneras o las salinas en Los Olivitos en el Estado Zulia cuya explotación también atentaba contra los ecosistemas de la zona. También en los noventa emprendió la campaña en contra de la actividad minera en el Alto Caroní. En torno a este tema se recibieron miles de cartas de protesta de todas partes del mundo, acción propiciada por Mary Lou con el objetivo de obstaculizar no solo los daños a los recursos naturales sino la afectación de las zonas habitadas por los indios Maquiritare.

Miguel Lentino director de la Colección Ornitológica Phelps cuenta sobre esta faceta que Mary Lou era una persona correcta y tenaz. “Voló varias veces por la costa y vio como los sitios estaban siendo alterados, afectando los humedales y tumbando los manglares. Por tanto se dedicó a recopilar información de los casos y presentar las quejas. Esta parte del activismo respondió a que se le disparó el amor por el país y en consecuencia tuvo que enfrentarse a situaciones complejas y difíciles. Mantenía una posición muy crítica ante el Ministerio del Ambiente, organismo que afortunadamente para ese entonces era receptivo y aceptaba el diálogo. Ella era respetada y oída y al ser tan vehemente se ponía en serio dentro del problema y lograba soluciones. Era el motor de empujar cosas, así impulsó a Audubon al activismo pero con sustento e investigación. Fue la primera persona en hablar de ecoturismo por el lado de la observación de aves, un mercado muy importante en el mundo que en Venezuela tiene mucho potencial y también fue una maestra que enseñaba el amor por las aves y en general por los principios de la vida”.


Soliria Menegatti, quien también se desempeñó en Audubon y conoció a Mary Lou recuerda “como lo hizo Elizabeth Klein, otra extranjera que tomó a Venezuela como suya, recorrió el país varias veces en todos sus rincones, incluso ya con cáncer, para hacer la última actualización de su libro. Nada la detenía. Al final, vivió sus últimos días en su casa en El Junko, Caracas, con un hermoso comedero de aves donde llegaban más de 21 especies. Quedó entre nosotros su espíritu agradecido y alegre y sus cenizas, fueron esparcidas como ella quería, por todos sus amigos, entre las flores de su jardín”.  La mejor descripción de la trayectoria de esta mujer que ya forma parte de la historia ambiental del país la hace Clemencia Rodner al decir que Mary Lou Goodwin fue una verdadera trailblazer, una pionera, una abridora de caminos que supo inculcar en quienes la rodearon no solo el amor a las aves sino hacia todas las criaturas y las bellezas naturales de una tierra que adoptó y defendió. Habría que agregar además que su semilla suma al acervo nacional de valores humanos que toca a las generaciones venideras desempolvar, rescatar y elevar para la edificación del venezolano.