lunes, 12 de junio de 2017

CONVOCATORIA A LA CUESTIÓN AMBIENTAL



Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 09-06-2017.  Columna: BioDazibao Global. p5. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

            A raíz de los actos relacionados con la celebración del Día Mundial del Ambiente, nos parece apropiado comentar lo relativo a las convocatorias y más específicamente la asistencia a las mismas. Uno no deja de hacer comparaciones entre uno u otro acto, y nos preguntamos por qué las personas asisten de manera masiva a unos y a otros no. ¿Qué motivaciones o cuales condiciones conllevan a que eso ocurra?. En algunos casos la asistencia en tan numerosa, que los organizadores pasan apuros buscando sillas a última hora para atender a los asistentes y en otros las sillas o butacas sobran, no se llega a ocupar ni un cuarto de la capacidad de la sala o espacio de la reunión.

En relación con esta realidad y buscando explicaciones en el caso de la poca asistencia, uno piensa por ejemplo que las convocatorias no transmitieron efectivamente el mensaje, incluso no fueron lo suficientemente convincentes para hacer que el público tomara la decisión de acercarse hasta el sitio o local de la reunión. También pudiéramos pensar que la convocatoria debe hacerse por diferentes medios de comunicación, que de alguna manera garanticen una alta probabilidad de concurrencia a una actividad determinada. Otro razonamiento que cobra fuerza y que explica la alta participación en un acto público, en este caso dentro de la temática ambiental, es la de impartir una orden,  es decir, las personas acuden no porque tengan la suficiente conciencia ambiental, sino porque acatan una orden. Esto nos hace reflexionar sobre qué es mejor, ¿llenar una sala con trescientas personas cuya mayoría no tiene interés en el tema de exposición o atender unas cincuenta personas que de manera voluntaria acuden a una charla de tipo ambiental, pero tienen conciencia en cuanto a la conservación de los recursos naturales y casi con seguridad harán aportes en la vida cotidiana.
En todo caso lo ideal o lo deseable, es que las salas o espacios de reuniones queden repletas de gente que tienen una sólida conciencia ambiental.     

Agua en Morón 
            Prosigue el suministro regular de agua en Morón. Afortunadamente este año ha sido lluvioso y no hemos sufrido la severa escasez de años pasados.

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo quinto de la encíclica, titulado Algunas Líneas de Orientación y Acción, en el subtítulo Diálogo sobre el Medio Ambiente en la Política Internacional, el Pontífice se refiere a los logros y acuerdos alcanzados en el mundo como resultado de la lucha perseverante del movimiento ecológico internacional y en general de la sociedad contestataria; en consecuencia afirma “Como experiencias positivas se pueden mencionar, por ejemplo, el Convenio de Basilea sobre los desechos peligrosos, con un sistema de notificación, estándares y controles; también la Convención vinculante que regula el comercio internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestre, que incluye misiones de verifi¬cación del cumplimiento efectivo. Gracias a la Convención de Viena para la protección de la capa de ozono y a su implementación mediante el Protocolo de Montreal y sus enmiendas, el problema del adelgazamiento de esa capa parece haber entrado en una fase de solución. En el cuidado de la diversidad biológica y en lo relacionado con la desertificación, los avan-ces han sido mucho menos significativos. En lo relacionado con el cambio climático, los avances son lamentablemente muy escasos. La reducción de gases de efecto invernadero requiere honestidad, valentía y responsabilidad, sobre todo de los países más poderosos y más contaminantes. La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el desarrollo sostenible denominada Río+20 (Río de Janeiro 2012) emitió una extensa e ineficaz Declaración final. Las negociaciones internacio¬nales no pueden avanzar significativamente por las posiciones de los países que privilegian sus intereses nacionales sobre el bien común global. Quienes sufrirán las consecuencias que nosotros intentamos disimular recordarán esta falta de conciencia y de responsabilidad.

miércoles, 7 de junio de 2017

UNA ENTREVISTA PARA RECORDAR

video
Un grato encuentro para recordar, la entrevista hecha por Fernando Jáuregui, conductor del programa Ecoprácticas por Globovisión, pero esta vez en Ecoprácticas Radio en Radio Fe y Alegría 1390 AM. Allí conversamos sobre la importancia del periodismo ciudadano, que cada venezolano se transforme en una actitud corresponsable, en el ciudadano que cuida, denuncia, critica constructivamente y aporta soluciones. 

viernes, 26 de mayo de 2017

INICIATIVA DE DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL IVIC FUE PREMIADA EN MÉRIDA

El galardón fue otorgado por la Unidad Territorial (Fundacite) de la entidad

Se reconoció el impacto de la columna mensual «¡Epa...Ciencia para ti!”», publicada por el diario Frontera durante el período 2014-2015.

Altos de Pipe, 25 de mayo de 2017.- Vanessa Ortiz Piñango
vortiz@ivic.gob.ve

El primer jueves de cada mes, el asiduo lector del periódico Frontera podía encontrar una página dedicada a informar los alcances de la ciencia hecha en casa. «¡Epa...Ciencia para ti!» era el espacio producido por el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) en el estado Mérida y que fue distinguido recientemente con una Mención Honorífica del Premio a la Divulgación Científica, Humanística y Tecnológica en la categoría de Mejor Iniciativa de Divulgación-Edición 2015.

Dicho reconocimiento es organizado anualmente por la Unidad Territorial (Fundacite) del Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, a fin de enaltecer a personas u organizaciones que generen productos de divulgación científica o tecnológica en la entidad.

“Cada número significó una oportunidad para crear, aprender y disfrutar del conocimiento y tener conciencia del valor de las mujeres y los hombres de ciencia. Me siento honrada y feliz porque es un estímulo para mi trabajo”, indicó Ivonne Fernández, responsable de la sección y coordinadora de Integración de la Ciencia, la Tecnología y los Saberes a la Comunidad, adscrita al Centro Multidisciplinario de Ciencias (Ivic-Mérida).

Según Fernández, se debe fortalecer la presencia de temas científicos en los diferentes medios de comunicación, tanto tradicionales como modernos. En primer lugar, porque de esa forma las instituciones tienen la posibilidad de divulgar los resultados de sus investigaciones. En segundo lugar, porque se socializa ese conocimiento especializado entre el común de la gente.

La divulgación y socialización “son parte del cultivo de la justicia cognitiva. Todos tenemos derecho a estar informados sobre ciencia y a participar de ella para decidir qué incorporaremos en nuestras vidas”, indicó.

El origen de un éxito
En total, se publicaron 22 ediciones de «¡Epa...Ciencia para ti!» en el diario Frontera, de las cuales 19 participaron en la convocatoria del premio. Temas tan diversos como la estructura y funcionamiento de la molécula del ácido desoxirribonucleico (ADN), el cambio climático global, las potencialidades de las células madre y la astronomía, fueron contemplados en esas líneas.

A lo largo de 5 mil caracteres, mes a mes se demostraba la utilidad de la ciencia y tecnología emprendidas en el Ivic. Si se colocaban tecnicismos, se explicaban con palabras fáciles; los conceptos más complejos eran narrados de forma asequible para garantizar su comprensión; y jamás faltaba una ilustración que sedujera al lector en el primer vistazo, de manos de los jóvenes Franreinaldo Castellano (del Ivic) y Ariadn Carrasquero.

La columna empezaba con una interrogante sobre asuntos cotidianos donde la ciencia aporta las respuestas, seguida de una breve historia de ficción. Luego se desarrollaban los conceptos especializados relacionados con la temática general y se incluía un reto para que fuese respondido por correo electrónico. Finalmente, se destacaban las investigaciones del Ivic y sus beneficios sociales, directos e indirectos.

De acuerdo con Fernández, esa dinámica establecida con los científicos del Ivic permitió crear una propuesta realmente novedosa y efectiva, gracias a la cual la persona detrás del periódico “caía en cuenta” de cómo su cotidianidad estaba enlazada con la ciencia y la tecnología.

“Cada tema se convirtió en un reto cognitivo que se transformó en el placer de escribir un cuento. Este, a su vez, hizo posible decantar los elementos que se incluyeron en cada página como una especie de revelación”, afirmó la experta del Ivic.

Impacto social
La columna mensual -publicada hasta el año pasado en el diario Frontera- se ha aplicado en instituciones educativas de Mérida.

Fue usado como insumo de lectura para la actividad comunitaria del Liceo Libertador, integrándola con las materias de Biología y Castellano. La primera vez que esto sucedió, miembros de la Coordinación de Integración de la Ciencia, la Tecnología y los Saberes a la Comunidad del Ivic-Mérida participaron como tutores institucionales, informó Fernández.
Por su parte, en el Colegio San José de la Sierra fue usado como material básico para la enseñanza del ADN y representar la conocida doble hélice de la molécula de la vida con materiales de desecho.


Actualmente, «¡Epa...Ciencia para ti!» forma parte de las lecturas científicas del servicio comunitario del Centro Multidisciplinario de Ciencias (Ivic-Mérida), “para alumnos de bachillerato y estudiantes universitarios de la Licenciatura en Educación”, acotó la especialista del Ivic.

Para cada edición se contó con el apoyo de un equipo de asesores del Ivic: Juan Núñez, Fernando Otálora, Alfredo Mijares. José Juan Suárez, Carlos Sanz, Juan Luis Cabrera, José Cardier, Lila Carrizales, Janeth Salas, Tibisay Pérez, Walter Betancourt, Adriana Giuliante, Yorbin González, José Montoya, Manuel Rieber, Peter Taylor, Álvaro Fernández, Sarah Briceño, Gema González, Eloy Sira, Juan Alfonso, Marie Indjayan, Helga Handt, Stanford Zent, Eglee López-Zent, Flor Pujol, Loreto Donoso, Sorena Marquina, Pedro Silva, Gina D’ Suze, Milagro Fernández, María García, Rosalva Rodríguez, Dinorah Castro, Cristina Figuera, Wendy Rondón, Enrique Torres y Salomón Gómez.


Cabe destacar que el Premio a la Divulgación Científica, Humanística y Tecnológica en la categoría de Mejor Iniciativa de Divulgación-Edición 2015 fue otorgado por unanimidad a la iniciativa «Encuentro con la Física, Química, Matemática y Biología», impulsada desde la Facultad de Ciencias de la Universidad de Los Andes (ULA).

lunes, 15 de mayo de 2017

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 12-05-2017.  Columna: BioDazibao Global. p5. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Vaquita marina
            Nos enteramos por la red tuiter e internet del peligro de extinción en que se encuentra la vaquita marina (Phocoena sinos). Este cetáceo es relativamente pequeño, mide en promedio 1,5 metros de longitud y su peso es de 50 kilos. La vaquita marina es una especie endémica de México, se distribuye específicamente en el Golfo de California, en el pacífico. Entendemos que la pesca de arrastre es la principal causa que ha afectado seriamente la población de este animal.

La realidad de la vaquita es muy preocupante y es necesario reflexionar al respecto, incluso tomar acciones de inmediato porque las circunstancias actuales así lo exigen. Estamos a punto de ser testigos de la desaparición de una especie, de su vida. Esto es un hecho muy grave, según estudios realizados por biólogos, actualmente solo hay 30 individuos de vaquita de mar, cada vez son menos, su extinción parece irreversible, pero no, la especie humana debe reaccionar y tomar medidas urgentes a fin de revertir esa tendencia de destrucción de la vida en el planeta.
La reflexión, el razonamiento sobre esta cruda realidad debe profundizarse y hacer que la humanidad forme conciencia al respecto. Independientemente de que estemos distantes del sitio de distribución de la vaquita marina, debemos asumir esta problemática como nuestra, debemos asimilarla, debemos solidarizarnos. Una manera de expresar la solidaridad es divulgando este tipo de hechos de destrucción de la vida; con el objetivo de concientizar a la sociedad sobre la importancia de conservar las especies vegetales y animales. Además de la formación de conciencia, debemos procurar plantear soluciones y así evitar o mitigar daños en la diversidad biológica.
La especie humana cuenta con recursos intelectuales, técnicos, materiales y financieros, que bien orientados pueden lograr resultados satisfactorios en cuanto a la conservación de la biodiversidad. Por ejemplo se ha avanzado en la reintroducción de especies de la fauna silvestre, en lugares donde habían sido  totalmente desplazadas. En relación con esto es pertinente confrontar lo que expresa el Papa Francisco en la encíclica Laudato Si, donde afirma que “…la misma inteligencia que se utilizó para un enorme desarrollo tecnológico, no logra encontrar formas eficientes de gestión internacional en orden a resolver las graves difi¬cultades ambientales y sociales”.

Agua en Morón
            El suministro de agua por el acueducto prosigue de manera regular en la ciudad de Morón. Nosotros insistimos en que debe establecerse una Sala Situacional del Agua para el Litoral Carabobeño, porque independientemente de la abundancia relativa actual, es necesario hacerle seguimiento al tema del recurso agua tanto en el tiempo como en el espacio.   

Alabado seas, mi Señor

En el capítulo quinto de la encíclica, titulado Algunas Líneas de Orientación y Acción, en el subtítulo Diálogo sobre el Medio Ambiente en la Política Internacional, el Papa Francisco precisa lo siguiente “Para afrontar los problemas de fondo, que no pueden ser resueltos por acciones de países aislados, es indispensable un consenso mundial que lleve, por ejemplo, a programar una agricultura sostenible y diversificada, a desarrollar formas renovables y poco contaminantes de energía, a fomentar una   mayor eficiencia energética, a promover una gestión más adecuada de los recursos forestales y marinos, a asegurar a todos el acceso al agua potable. Sabemos que la tecnología basada en combustibles fósiles muy contaminantes (sobre todo el carbón, pero aun el petróleo y, en menor medida, el gas) necesita ser reemplazada  progresiva-mente y sin demora. Mientras no haya un amplio desarrollo de energías renovables, que debería estar ya en marcha, es legítimo optar por lo me¬nos malo o acudir a soluciones transitorias. Sin embargo, en la comunidad internacional no se logran acuerdos suficientes sobre la responsabilidad de quienes deben soportar los costos de la transición energética.

AMBIENTALISTAS VENEZOLANOS FRENTE AL LLAMADO A UN PROCESO CONSTITUYENTE EN VENEZUELA

Este comunicado se dio a conocer hoy 15 de mayo de 2017 por parte de las organizaciones y personas defensoras del ambiente en Venezuela, tras la convocatoria a un proceso nacional constituyente por parte del Gobierno Nacional, vale aclarar, después de haber pospuesto ilegalmente las elecciones regionales 2016 y de llevar a cabo procesos también considerados fuera de ley y que atentan a los derechos humanos y constitucionales. 


Nosotros los abajo firmantes, organizaciones ambientalistas, organizaciones de derechos humanos de Venezuela y profesionales en los diversos temas relacionados con el ambiente, expresamos nuestra más profunda preocupación frente al reciente decreto emanado del Ejecutivo Nacional convocando a la realización de una Asamblea Nacional Constituyente. Este decreto incluye entre los objetivos descritos para esta convocatoria: "La preservación de la vida en el planeta, desarrollando constitucionalmente, con mayor especificidad los derechos soberanos sobre la protección de nuestra biodiversidad y el desarrollo de una cultura ecológica en nuestra sociedad". Por otra parte, el Artículo 347 de la Constitución Nacional indica que el objetivo de la Asamblea Nacional Constituyente es “… transformar el Estado, crear un nuevo ordenamiento jurídico y redactar una nueva Constitución”.

En el marco de la mencionada convocatoria, es lícito preguntarnos desde el punto de vista de los derechos ambientales de los venezolanos, sí en este momento sería pertinente realizar una transformación de las bases y estructura del Estado tal como lo expresa el artículo 347 y si se resulta necesario modificar los derechos ambientales presentes en la misma tal como es expresado en el Decreto de Convocatoria a la Asamblea Constituyente.
El texto Constitucional vigente establece en su artículo 127 que: “Toda persona tiene derecho individual y colectivamente a disfrutar de una vida y de un ambiente seguro, sano y ecológicamente equilibrado”. Este derecho es complementado en este mismo artículo por dos  mandatos al Estado venezolano al indicar que: “El Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica, genética, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos naturales y demás áreas de especial importancia ecológica”; así como también que: “Es una obligación fundamental del Estado, con la activa participación de la sociedad, garantizar que la población se desenvuelva en un ambiente libre de contaminación, en donde el aire, el agua, los suelos, las costas, el clima, la capa de ozono, las especies vivas, sean especialmente protegidos, de conformidad con la ley”.

Sin embargo, el Estado Venezolano no ha cumplido con estas obligaciones que garantizan una mejor calidad de vida.  Esta afirmación puede corroborarse por los siguientes hechos:
Venezuela vive uno de los racionamientos de agua más severos de su historia, sin que ello pueda ser explicado de manera clara con argumentos meramente climáticos o políticos. El mismo está afectando  principalmente a las personas más pobres: En 2014 cinco millones de personas vivían  en viviendas sin abastecimiento directo de agua (ENCOVI, 2014) y una encuesta reciente indica que el 69% de las camas de hospitales públicos en todo el país están inoperativas por fallas en el suministro de agua (Encuesta Nacional de Hospitales 2016).

Con respecto a la obligación de proteger la diversidad biológica, genética y los procesos ecológicos, es fundamental resaltar que Venezuela tiene una de las tasas de deforestación más altas de Latinoamérica y, según un estudio reciente, es el único país de la región amazónica cuya tasa de deforestación de los bosques amazónicos ha venido creciendo en los últimos años.  Esta situación afecta gravemente procesos vitales como la capacidad de captación de agua, conservación de la diversidad, protección de suelos y captación de carbono, entre otros. Asimismo, la crisis económica ha llevado a comunidades pobres en todo el país a recurrir a la explotación intensiva tanto de la fauna como de la vegetación para intentar cubrir sus necesidades.

A su vez, los parques nacionales y monumentos naturales están en uno de los peores momentos de la historia de este sistema. Todas las áreas naturales protegidas por Ley al sur del Orinoco presentan un alto grado de degradación generado por la minería ilegal de oro. El caso del Parque Nacional Canaima, declarado por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad, es emblemático, ya que luego de múltiples denuncias aún no se ha realizado ninguna acción tendente a erradicar esta actividad de su territorio. Por su parte, las áreas naturales protegidas al norte del Orinoco se encuentran gravemente amenazadas por una enorme variedad de factores que van desde la construcción de viviendas por parte del gobierno dentro de estas áreas, hasta el avance acelerado de la agricultura.

Hablar de vivir en un ambiente libre de contaminación es una utopía en Venezuela. Por nombrar unos pocos ejemplos: La contaminación por mercurio afecta a una gran cantidad de comunidades indígenas y criollas en la Guayana venezolana; el Lago de Maracaibo sufre un avanzado estado de destrucción producto del efecto combinado de la industria petrolera y las aguas negras no tratadas; la población de la región central de Venezuela debe tomar agua con peligrosos niveles de contaminación; el tratamiento de las aguas servidas es prácticamente inexistente; la mayor parte de las zonas urbanas más pobres no tienen servicios de recolección de desechos sólidos y los vertederos ilegales de basura se multiplican por todo el país.

Asimismo, aun cuando el cambio climático es considerado el factor de riesgo más grande para garantizar la seguridad ambiental de los ciudadanos, el gobierno nacional incumple la legislación nacional y los convenios internacionales al retrasar indefinidamente y sin explicaciones el desarrollo de los planes de mitigación y adaptación al cambio climático.
Finalmente, es necesario mencionar al proyecto del Arco Minero del Orinoco el cual reúne muchas de estas consideraciones. Ello debido a que pone en grave peligro la mayor fuente y reserva de agua de Venezuela, así como ecosistemas de alto valor social y ambiental, a la vez que genera graves riesgos de contaminación, no solo en la zona a ser afectada, sino en un territorio extenso por razón de las sustancias tóxicas usadas en el procesamiento de los minerales. Todo ello sin mencionar las violaciones a los derechos de los pueblos indígenas y no indígenas de la zona.

Todos estos factores están incidiendo de manera grave en la actual situación de crisis del país y son elementos significativos en la disminución de los indicadores de salud, productividad y seguridad de la población, representando igualmente graves violaciones a los derechos humanos de la población.El factor común en todos los ejemplos planteados es la ineficacia, inoperancia y desorden del Estado para al menos intentar mitigar y mucho menos controlar estos efectos.

Por toda esa situación, estamos convencidos de que Venezuela no necesita un cambio de su Constitución, sino el adecuado y estricto cumplimiento de las disposiciones presentes en la actual. Un gobierno que no ha podido cumplir con los mandatos que le impone la Constitución no tiene la credibilidad, ni tiene la autoridad moral de proponer una nueva Carta Magna.

En función de lo anterior, consideramos totalmente innecesaria, inoportuna e inconveniente a los intereses de la Nación el llamado actual a una Asamblea Constituyente y por lo contrario exigimos al Ejecutivo Nacional  cumplir y defender la Constitución actual y sus mandatos.

Asimismo, hacemos un llamado a todos los venezolanos a cumplir con sus responsabilidades y deberes estipulados en la Constitución  y participar activamente en la defensa de la misma.

Igualmente, solicitamos a la comunidad internacional, organismos internacionales de conservación ambiental y organizaciones ambientalistas en todo el mundo acompañar y apoyar las acciones que se realicen en Venezuela en defensa de la Constitución que protege los derechos ambientales de los venezolanos y los ciudadanos de todo el mundo.

Las firmas de apoyo al comunicado y las publicaciones de éste se pueden conseguir en los siguientes enlaces:
Blog de la Red Ara:
http://red-ara-venezuela.blogspot.com/2017/05/los-ambientalistas-venezolanos-frente.html
Portal de Desarrollo Sustentable:
http://desarrollosustentable.com.ve/los-ambientalistas-venezolanos-frente-al-llamado-a-un-proceso-constituyente-en-venezuela/

miércoles, 12 de abril de 2017

CARTA MUNDIAL DE LOS SUELOS

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 07-04-2017.  Columna: BioDazibao Global. p5. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Carta Mundial de los Suelos (I)
            En noviembre de 1981 la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) aprobó la Carta Mundial de los Suelos, luego en 2015 se hizo una revisión de la misma y se hicieron tanto aportes como actualizaciones, generando finalmente una versión corregida.
La reciente tragedia de Mocoa en Colombia fue en parte producto de la erosión de los suelos 
 La carta contiene en el preámbulo dos puntos a saber: 1) Los suelos son fundamentales para la vida en la Tierra, pero las presiones sobre los recursos de suelos están alcanzando límites críticos. Una gestión cuidadosa del suelo constituye un factor esencial de la agricultura sostenible y proporciona también un resorte valioso para regular el clima y un camino para salvaguardar los servicios ecosistémicos y la biodiversidad. 2) En el documento final de la Conferencia de las Naciones Undas sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en Rí en particular su contribución al crecimiento económico, la diversidad biológica, la agricultura sostenible y la seguridad ailimentaria, la erradicación de la pobreza, eo de Janeiro (Brasil) en junio de 2012, “El futuro que queremos”, se reconoce la importancia económica y social de una buena ordenación de la tierra, incluido el suelo, yl empoderamiento de la mujer, las medidas para hacer frente al cambio climático y el aumento de la disponibilidad de agua.
Más de Mocoa... 
Entre los Principios expresados en la carta se encuentran: 1) Los suelos son un recurso clave que abre posibilidades, fundamental para generar multitud de bienes y servicios esenciales para los ecosistemas y el bienestar humano. El mantenimiento o la mejora de los recursos mundiales de suelos son esenciales para satisfacer las necesidades globales de alimentos, agua y seguridad energética de la humanidad en consonancia con el derecho soberano de cada Estado sobre sus recursos naturales. En concreto, los aumentos previstos en la producción de alimentos, fibras y combustibles que se exigen para alcanzar la seguridad alimentaria y energética supondrán mayor presión sobre este recurso. 2) Los suelos resultan de acciones e interacciones complejas de procesos en el tiempo y el espacio y, por tanto, presentan distintas formas y propiedades y proporcionan diferentes niveles de servicios ecosistémicos. 3) La gestión de suelos es sostenible si se mantienen o mejoran los servicios de apoyo, suministro, regulación y cultivo que proporcionan los suelos sin afectar significativamente a las funciones del suelo que hacen posibles esos servicios y tampoco a la biodiversidad.
Alabado seas, mi Señor

En el capítulo cuarto de la encíclica, cuyo título es Una Ecología Integral, en el subtítulo Justicia entre las Generaciones Futuras, el Santo Padre reflexiona ¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están cre­ciendo?. Esta pregunta no afecta solo al ambiente de manera aislada, porque no se puede plantear la cuestión de modo fragmentario. Cuando nos interrogamos por el mundo que queremos dejar, entendemos sobre todo su orientación general, su sentido, sus valores. Si no está latiendo esta pregunta de fondo, no creo que nuestras preo­cupaciones ecológicas puedan lograr efectos im­portantes. Pero si esta pregunta se plantea con valentía, nos lleva inexorablemente a otros cues­tionamientos muy directos: ¿Para qué pasamos por este mundo?, ¿para qué vinimos a esta vida?, ¿para qué trabajamos y luchamos?, ¿para qué nos necesita esta tierra?. Por eso, ya no basta decir que debemos preocuparnos por las futuras generaciones. Se requiere advertir que lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos noso­tros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá. Es un drama para nosotros mismos, porque esto pone en crisis el sentido del propio paso por esta tierra.

martes, 21 de marzo de 2017

PALMA MORICHITO ES LA PLANTA DOMINANTE DE HUMEDALES APUREÑOS


Altos de Pipe, 21 de marzo de 2017.- Vanessa Ortiz Piñango
vortiz@ivic.gob.ve

En sectores anegadizos incluso en época de sequía y en localidades más altas que se inundan solo en temporada de lluvia, la búsqueda de palmares en los humedales del estado Apure dio el mismo resultado: Mauritiella aculeata, conocida como morichito, es la especie representativa de los bosques cercanos a los ríos Cinaruco y Capanaparo y al caño La Pica.

Un análisis de la estructura y composición florística de esas comunidades vegetales fue incorporado en el libro Morichales, cananguchales y otros palmares inundables de Suramérica. Parte II: Colombia, Venezuela, Brasil, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina, editado por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt de Colombia.

Ángel Fernández, director del Herbario del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) y coautor del capítulo sobre M. aculeata, explicó que la obra se enfocó en diversas palmas de Suramérica, ya que en publicaciones anteriores se habían presentado trabajos solo de la Orinoquia de Venezuela y Colombia.

“Las plantas no reconocen fronteras, ni naturales como la de la cuenca del río Orinoco ni políticas”, explicó Fernández, en alusión al estudio realizado en los llanos apureños en colaboración con Reina Gonto (curadora del Herbario del Ivic), Giuseppe Colonnello (Fundación La Salle de Ciencias Naturales) y Wilmer Becerra (Arbórea Consultores Ambientales, C. A.).

Más agua, más palma
El caño La Pica, afluente del río Capanaparo, está rodeado de dunas de limos y arenas, entre las cuales se forman bajíos o depresiones inundables capaces de mantener “una reserva hídrica en los meses de aguas bajas y pueden aportar caudal hacia los caños y ríos que atraviesan la planicie”, se menciona en el capítulo sobre M. aculeata.
En vista de que la cubierta vegetal del humedal del caño La Pica no es homogénea, debido principalmente a las dinámicas hídricas, el relieve y las características del suelo, los expertos levantaron dos parcelas, una anegada (incluso en sequía) y otra no anegada (excepto cuando llueve), con el fin de identificar su composición y estructura.

M. aculeata fue la planta dominante tanto en la parcela anegada (con casi el 35% del valor total de importancia ecológica de la comunidad) como en la parcela no anegada (con más del 27% del valor ecológico del bosque), se indica en la obra, la número XIV de la Serie de Recursos Hidrobiológicos y Pesqueros Continentales de Colombia.

De acuerdo con Fernández, la densidad de palmares es mayor en presencia de agua, “si no hay agua, no habrá muchas palmas. Por lo general, los palmares están en ecosistemas poco alterados”, precisó.

En la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Uicn) no aparece ninguna especie del género Mauritiella; tampoco en el Libro Rojo de la Flora Venezolana.

Sin embargo, no hay qué confiarse. “Si se afecta la dinámica hídrica en los cauces y las riberas, se perturban también la química de las aguas y la sedimentación, activándose entonces la erosión. Como consecuencia, se alterarán los patrones de dispersión de estas palmas y en consecuencia, todo el ecosistema”, aseguró el director del Herbario del Ivic.

Alargando la vida
De hecho, el prologuista del libro, Wolfgang Junk, alertó sobre el estado de conservación de los humedales en general y los pantanos de palmas en particular, los cuales se encuentran amenazados como consecuencia de “las actividades humanas como la agroindustria, minería, construcción de infraestructura y la contaminación”, informó Junk, coordinador científico del Instituto Nacional de Humedales de Brasil.

Parte del interés en recopilar información sobre estos paisajes geográficos se debe a la necesidad de conocer los elementos naturales que allí hacen vida y precisar las alternativas “que nos permitan seguir utilizándolos con los parámetros de protegerlos para siempre. Probablemente, si hubiese más gente viviendo en la cuenca del río Orinoco, habría menos bosques y menos biodiversidad”, insistió Fernández.
Con la pulpa de M. aculeata se preparan bebidas y helados, sus hojas y troncos sirven para construir paredes y techos, y sus semillas son usadas como carnada para pescar. Esta especie se distribuye desde Brasil hasta Ecuador, Colombia y Venezuela, siempre donde existan cuerpos de aguas, tanto negras como claras, señalan los autores del capítulo.

La revisión científica de la obra Morichales, cananguchales y otros palmares inundables de Suramérica. Parte II: Colombia, Venezuela, Brasil, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina, estuvo a cargo del investigador del Centro de Ecología del Ivic, Jon Paul Rodríguez.


Por su parte, Josefa Señaris, también investigadora del Centro de Ecología del Ivic, participó en el comité científico del libro; mientras que el geógrafo Sergio Zambrano-Martínez, igualmente del Centro de Ecología del Ivic, fue coautor del capítulo relacionado con la conservación de la palma mapora o chaguaramo, Roystonea oleracea.

lunes, 13 de marzo de 2017

DE LOS DÍAS DEL AMBIENTE A LA HORA DEL PLANETA

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 10-03-2017.  Columna: BioDazibao Global. p5. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

En 2001 escribimos una nota titulada Los Días Contados de la Naturaleza, en la misma afirmábamos que “La conservación y defensa del ambiente tiene que ser siempre, durante todo el año, no puede tener los días contados”. Es el mismo argumento que se esgrime cuando criticamos el Día de las Madres, es decir, que el mismo es todos los días y por lo tanto tal celebración en un día específico tiene una motivación comercial, económica, cuyo objetivo es aumentar las ventas, estimular el consumismo de bienes. Por el contrario en el caso del tema ambiental, si bien los días contados tienen como objetivo destacar un hecho relacionado con la conservación del ambiente en una fecha determinada, concomitantemente y soterradamente se limita la divulgación de ese contenido a ese día, por lo tanto lo de los días contados podemos concluir que es un arma de doble filo.      
 La referencia anterior viene a colación con la campaña denominada La Hora del Planeta (Earth Hour en inglés), que se celebrará el próximo 25 de marzo. La misma consiste en un apagón eléctrico voluntario durante una hora, es decir, se le pide a la población que apague las luces y electrodomésticos no indispensables. La campaña persigue formar conciencia sobre la importancia y la urgencia de tomar acciones oportunas frente al cambio climático y también de ahorro de energía ante el consumo irracional. Este año el lema de la campaña es: "En esta Hora del Planeta, ilumina al mundo con una Acción Climática".
Lo cierto es que ambas campañas son importantes, pero vemos que hay un trasfondo reduccionista de la acción ambiental esencial. De la semana de  la conservación de la década de los ochenta, pasamos a los días contados de la naturaleza, hasta llegar a la hora del planeta. Es prudente reflexionar sobre este asunto que nos atañe a todos.
Es necesario insistir en la práctica de la educación ambiental, tanto formal como informal, como medio idóneo para la formación de conciencia ambiental en la población. No debemos perder de vista el hecho de que la educación ambiental debe ser continua, permanente, durante todo el año. Si bien es cierto que las fechas emblemáticas son importantes y sirven para desarrollar campañas divulgativas pro conservación del ambiente, no debemos desestimar la relevancia de la educación ambiental de carácter permanente. 

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo cuarto de la encíclica, cuyo título es Una Ecología Integral, en el subtítulo El Principio del Bien Común, el Pontífice argumenta que “La ecología humana es inseparable de la noción de bien común, un principio que cumple un rol central y unificador en la ética social. Es el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a las asociaciones y a cada uno de sus miembros el logro más pleno y más fácil de la propia perfección. El bien común presupone el respeto a la persona humana en cuanto tal, con derechos básicos e inalienables ordenados a su desarrollo integral. También reclama el bienestar social y el desarrollo de los diversos grupos intermedios, aplicando el principio de la subsidiariedad. Entre ellos destaca especialmente la familia, como la célula básica de la sociedad. Finalmente, el bien común requiere la paz social, es decir, la estabilidad y seguridad de un cierto orden, que no se produce sin una atención particular a la justicia distributiva, cuya violación siempre genera violencia. Toda la sociedad (y en ella, de manera especial el Estado) tiene la obligación de defender y promover el bien común.


lunes, 20 de febrero de 2017

QUÉ HACER POR EL AGUA

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 17-02-2017.  Columna: BioDazibao Global. p5. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez

Qué hacer por el agua
Uno de los instrumentos que nos ofrece la legislación ambiental venezolana y que bien merece ser rescatado, activado y fortalecido es el Consejo Nacional de Cuencas Hidrográficas, según expresa el Decreto N° 2.330 publicado en la Gaceta Oficial 35.042 del 4-09-1992. Otro instrumento similar son los Consejos de Cuencas Hidrográficas previstos en la Ley de Aguas de 2007, cuya función es elaborar y ejecutar el Plan de Gestión Integral de las Aguas de la correspondiente región hidrográfica. 
Nosotros en función de simplificar, hemos insistido en la conformación de una sala situacional para hacer el diagnóstico y monitorización del problema de la falta de agua en el municipio Mora, específicamente esto comprendería abordar la situación ambiental de la cuenca del río Canoabo, la cual suministra el agua que se consume en el litoral carabobeño.
Estos instrumentos tienen por objeto la articulación de iniciativas voluntarias y conocimientos, en función de lograr una gestión eficiente del recurso agua. La activación de los mismos es una oportunidad para consultar y escuchar a la población y organismos, y así enterarse directamente de las dificultades y posibles soluciones que puedan surgir de esta interacción. Soluciones que deben expresarse en proyectos viables y cuya asertividad, incluso los resultados, deben significar un aporte a la cultura ambiental que debe instaurarse en la sociedad.
Es sensato aprovechar cuanto antes los recursos que nos ofrece la legislación ambiental, porque no hacerlo es contribuir para que la misma se transforme en letra muerta. Por lo tanto debemos documentarnos al respecto, involucrar el mayor número de planteamientos y procurar generar una propuesta consensuada orientada a la solución definitiva del problema de la falta de agua.
Finalmente esperamos que tanto los entes del Estado, como la ciudadanía en general, logren alcanzar acuerdos cuyo fin último sea la mejora sustancial del servicio de agua potable, lo cual mejorará la calidad de vida de toda la población.

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo cuarto de la encíclica, cuyo título es Una Ecología Integral, en el subtítulo Ecología de la vida cotidiana, el pontífice sostiene que “La calidad de vida en las ciudades tiene mucho que ver con el transporte, que suele ser causa de grandes sufrimientos para los habitan¬tes. En las ciudades circulan muchos automóviles utilizados por una o dos personas, con lo cual el tránsito se hace complicado, el nivel de contaminación es alto, se consumen cantidades enormes de energía no renovable y se vuelve necesaria la construcción.

jueves, 9 de febrero de 2017

EL INSTITUTO VENEZOLANO DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS ESTÁ DE ANIVERSARIO

58 años de trayectoria científica engalanan al pueblo venezolano

En los últimos 17 años se ha avocado a generar conocimientos capaces de transformar la sociedad y dar respuestas a las necesidades del país

Altos de Pipe, 9 de febrero de 2017 (Armando De Sa/Prensa Ivic).-

Dieciocho centros de investigación, 21 unidades de apoyo a la investigación, dos departamentos, tres Centros Internacionales de Investigación, 11 unidades prestadoras de servicios, un Centro Tecnológico; una biblioteca considerada como la fuente de referencia bibliográfica científico y tecnológica más importante del país; sin contar el Centro de Estudios Avanzados (CEA), desde donde han egresado hasta la fecha un mil 368 estudiantes de posgrado, conforman el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), epicentro del conocimiento científico por excelencia, reconocido a nivel nacional e internacional y que este 9 de febrero arriba a sus 58 años de fundación.      

Fue en 1959 cuando circuló la Gaceta Oficial 25.883 con el decreto fundacional del Ivic, que reemplazaría al Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales (Ivnic), creado en 1954 por Humberto Fernández-Morán.

Han transcurrido 58 años de múltiples aportes en diversas áreas del saber, contribuyendo así al bienestar común a través del desarrollo de proyectos de investigación, oferta de servicios especializados, formación de talento humano altamente capacitado, asistencia comunitaria, documentación, cooperación interinstitucional y divulgación de sus resultados.

Un total de 85 laboratorios componen actualmente los centros de Antropología, Biofísica y Bioquímica, Biología Estructural, Ciencias Atmosféricas y Biogeoquímica, Ecología, Estudios de la Ciencia; Estudios de Transformaciones Sociales, Ciencia y Conocimientos; Estudios Botánicos y Agroforestales, Estudios Interdisciplinarios de la Física, Física, Ingeniería de Materiales y Nanotecnología, Investigación de Tecnología de Materiales, Investigaciones Biomédicas, Oceanografía y Estudios Antárticos, Medicina Experimental, Microbiología y Biología Celular, Química, y Multidisciplinario de la Ciencia.  

El Centro Internacional de Ecología Tropical (Ciet) y el Centro Latinoamericano de Ciencias Biológicas (Clab) -instaurados en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco)- además del Centro Latinoamericano de Criomicroscopía Electrónica (Clafcme), componen  también esta institución que durante los últimos 17 años se ha avocado a generar conocimientos capaces de transformar la sociedad y productos que den respuestas a las necesidades del pueblo venezolano.

Además de producir conocimientos, el Ivic a través de su Centro Tecnológico cuenta con personal capacitado para prestar 154 servicios científicos y tecnológicos en las áreas de salud, industrial, ambiental y químico.

También cuenta con la Unidad de Planta Pegamma, única de su tipo en el país que esteriliza con radiación gamma una gran variedad de productos médicos, quirúrgicos, cosméticos, alimenticios y farmacéuticos; así como con la Unidad de Estudios Genéticos y Forenses, donde se realizan pruebas de filiación biológica o paternidad, estudios de secuenciación del ácido desoxirribonucleico (ADN) y exámenes de identificación genética forense.

Para orgullo de los venezolanos, la Biblioteca Marcel Roche, declarada por la UNESCO en 1996 como Biblioteca Regional para América Latina y el Caribe, constituye un servicio de referencia bibliográfica nacional e internacional que atiende a más de 70 mil usuarios remotos y presenciales.
Por su parte, el CEA es responsable de impartir actualmente 14 programas de Maestría y 11 de Doctorado, logrando aportar hasta la fecha 975 magister y 370 doctores en las áreas de Bioquímica, Genética humana, Física, Química, Fisiología  y  Biofísica, Antropología, Ecología, Inmunología, Microbiología, Matemáticas, Reproducción  humana, Estudios Sociales de la Ciencia, Física Medica y Modelos Aleatorios.

En el Ivic funcionan dependencias dedicadas al contacto directo con las comunidades, bien sea para la resolución de problemas concretos o la apropiación social del conocimiento científico. Tal es el caso de la Oficina de Atención al Ciudadano, ubicada en Caracas; de Desarrollo Comunitario, Divulgación de la Física  y Socialización del Conocimiento Científico, situadas en la sede del instituto; así como la de Articulación con las Comunidades, con sede en el estado Mérida.

En la actualidad, más de un 1.400 trabajadores, entre personal administrativo y de investigación, ratifican su responsabilidad y compromiso con la patria desarrollando 199 proyectos de investigación en las áreas de salud, energía y petróleo, ambiente, política y sociedad y ciencias básicas.      

El Ivic es un organismo adscrito al Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. Su sede principal está ubicada en el km 11 de la Carretera Panamericana del estado Miranda (Altos de Pipe) y tiene presencia en los estados Zulia, Mérida y Falcón, además de una estación científica en la comunidad de Higuerote.


Fotos Elvys Hernández