miércoles, 12 de abril de 2017

CARTA MUNDIAL DE LOS SUELOS

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 07-04-2017.  Columna: BioDazibao Global. p5. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Carta Mundial de los Suelos (I)
            En noviembre de 1981 la Conferencia de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) aprobó la Carta Mundial de los Suelos, luego en 2015 se hizo una revisión de la misma y se hicieron tanto aportes como actualizaciones, generando finalmente una versión corregida.
La reciente tragedia de Mocoa en Colombia fue en parte producto de la erosión de los suelos 
 La carta contiene en el preámbulo dos puntos a saber: 1) Los suelos son fundamentales para la vida en la Tierra, pero las presiones sobre los recursos de suelos están alcanzando límites críticos. Una gestión cuidadosa del suelo constituye un factor esencial de la agricultura sostenible y proporciona también un resorte valioso para regular el clima y un camino para salvaguardar los servicios ecosistémicos y la biodiversidad. 2) En el documento final de la Conferencia de las Naciones Undas sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en Rí en particular su contribución al crecimiento económico, la diversidad biológica, la agricultura sostenible y la seguridad ailimentaria, la erradicación de la pobreza, eo de Janeiro (Brasil) en junio de 2012, “El futuro que queremos”, se reconoce la importancia económica y social de una buena ordenación de la tierra, incluido el suelo, yl empoderamiento de la mujer, las medidas para hacer frente al cambio climático y el aumento de la disponibilidad de agua.
Más de Mocoa... 
Entre los Principios expresados en la carta se encuentran: 1) Los suelos son un recurso clave que abre posibilidades, fundamental para generar multitud de bienes y servicios esenciales para los ecosistemas y el bienestar humano. El mantenimiento o la mejora de los recursos mundiales de suelos son esenciales para satisfacer las necesidades globales de alimentos, agua y seguridad energética de la humanidad en consonancia con el derecho soberano de cada Estado sobre sus recursos naturales. En concreto, los aumentos previstos en la producción de alimentos, fibras y combustibles que se exigen para alcanzar la seguridad alimentaria y energética supondrán mayor presión sobre este recurso. 2) Los suelos resultan de acciones e interacciones complejas de procesos en el tiempo y el espacio y, por tanto, presentan distintas formas y propiedades y proporcionan diferentes niveles de servicios ecosistémicos. 3) La gestión de suelos es sostenible si se mantienen o mejoran los servicios de apoyo, suministro, regulación y cultivo que proporcionan los suelos sin afectar significativamente a las funciones del suelo que hacen posibles esos servicios y tampoco a la biodiversidad.
Alabado seas, mi Señor

En el capítulo cuarto de la encíclica, cuyo título es Una Ecología Integral, en el subtítulo Justicia entre las Generaciones Futuras, el Santo Padre reflexiona ¿Qué tipo de mundo queremos dejar a quienes nos sucedan, a los niños que están cre­ciendo?. Esta pregunta no afecta solo al ambiente de manera aislada, porque no se puede plantear la cuestión de modo fragmentario. Cuando nos interrogamos por el mundo que queremos dejar, entendemos sobre todo su orientación general, su sentido, sus valores. Si no está latiendo esta pregunta de fondo, no creo que nuestras preo­cupaciones ecológicas puedan lograr efectos im­portantes. Pero si esta pregunta se plantea con valentía, nos lleva inexorablemente a otros cues­tionamientos muy directos: ¿Para qué pasamos por este mundo?, ¿para qué vinimos a esta vida?, ¿para qué trabajamos y luchamos?, ¿para qué nos necesita esta tierra?. Por eso, ya no basta decir que debemos preocuparnos por las futuras generaciones. Se requiere advertir que lo que está en juego es nuestra propia dignidad. Somos noso­tros los primeros interesados en dejar un planeta habitable para la humanidad que nos sucederá. Es un drama para nosotros mismos, porque esto pone en crisis el sentido del propio paso por esta tierra.

martes, 21 de marzo de 2017

PALMA MORICHITO ES LA PLANTA DOMINANTE DE HUMEDALES APUREÑOS


Altos de Pipe, 21 de marzo de 2017.- Vanessa Ortiz Piñango
vortiz@ivic.gob.ve

En sectores anegadizos incluso en época de sequía y en localidades más altas que se inundan solo en temporada de lluvia, la búsqueda de palmares en los humedales del estado Apure dio el mismo resultado: Mauritiella aculeata, conocida como morichito, es la especie representativa de los bosques cercanos a los ríos Cinaruco y Capanaparo y al caño La Pica.

Un análisis de la estructura y composición florística de esas comunidades vegetales fue incorporado en el libro Morichales, cananguchales y otros palmares inundables de Suramérica. Parte II: Colombia, Venezuela, Brasil, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina, editado por el Instituto de Investigación de Recursos Biológicos Alexander von Humboldt de Colombia.

Ángel Fernández, director del Herbario del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) y coautor del capítulo sobre M. aculeata, explicó que la obra se enfocó en diversas palmas de Suramérica, ya que en publicaciones anteriores se habían presentado trabajos solo de la Orinoquia de Venezuela y Colombia.

“Las plantas no reconocen fronteras, ni naturales como la de la cuenca del río Orinoco ni políticas”, explicó Fernández, en alusión al estudio realizado en los llanos apureños en colaboración con Reina Gonto (curadora del Herbario del Ivic), Giuseppe Colonnello (Fundación La Salle de Ciencias Naturales) y Wilmer Becerra (Arbórea Consultores Ambientales, C. A.).

Más agua, más palma
El caño La Pica, afluente del río Capanaparo, está rodeado de dunas de limos y arenas, entre las cuales se forman bajíos o depresiones inundables capaces de mantener “una reserva hídrica en los meses de aguas bajas y pueden aportar caudal hacia los caños y ríos que atraviesan la planicie”, se menciona en el capítulo sobre M. aculeata.
En vista de que la cubierta vegetal del humedal del caño La Pica no es homogénea, debido principalmente a las dinámicas hídricas, el relieve y las características del suelo, los expertos levantaron dos parcelas, una anegada (incluso en sequía) y otra no anegada (excepto cuando llueve), con el fin de identificar su composición y estructura.

M. aculeata fue la planta dominante tanto en la parcela anegada (con casi el 35% del valor total de importancia ecológica de la comunidad) como en la parcela no anegada (con más del 27% del valor ecológico del bosque), se indica en la obra, la número XIV de la Serie de Recursos Hidrobiológicos y Pesqueros Continentales de Colombia.

De acuerdo con Fernández, la densidad de palmares es mayor en presencia de agua, “si no hay agua, no habrá muchas palmas. Por lo general, los palmares están en ecosistemas poco alterados”, precisó.

En la Lista Roja de Especies Amenazadas de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (Uicn) no aparece ninguna especie del género Mauritiella; tampoco en el Libro Rojo de la Flora Venezolana.

Sin embargo, no hay qué confiarse. “Si se afecta la dinámica hídrica en los cauces y las riberas, se perturban también la química de las aguas y la sedimentación, activándose entonces la erosión. Como consecuencia, se alterarán los patrones de dispersión de estas palmas y en consecuencia, todo el ecosistema”, aseguró el director del Herbario del Ivic.

Alargando la vida
De hecho, el prologuista del libro, Wolfgang Junk, alertó sobre el estado de conservación de los humedales en general y los pantanos de palmas en particular, los cuales se encuentran amenazados como consecuencia de “las actividades humanas como la agroindustria, minería, construcción de infraestructura y la contaminación”, informó Junk, coordinador científico del Instituto Nacional de Humedales de Brasil.

Parte del interés en recopilar información sobre estos paisajes geográficos se debe a la necesidad de conocer los elementos naturales que allí hacen vida y precisar las alternativas “que nos permitan seguir utilizándolos con los parámetros de protegerlos para siempre. Probablemente, si hubiese más gente viviendo en la cuenca del río Orinoco, habría menos bosques y menos biodiversidad”, insistió Fernández.
Con la pulpa de M. aculeata se preparan bebidas y helados, sus hojas y troncos sirven para construir paredes y techos, y sus semillas son usadas como carnada para pescar. Esta especie se distribuye desde Brasil hasta Ecuador, Colombia y Venezuela, siempre donde existan cuerpos de aguas, tanto negras como claras, señalan los autores del capítulo.

La revisión científica de la obra Morichales, cananguchales y otros palmares inundables de Suramérica. Parte II: Colombia, Venezuela, Brasil, Perú, Bolivia, Paraguay, Uruguay y Argentina, estuvo a cargo del investigador del Centro de Ecología del Ivic, Jon Paul Rodríguez.


Por su parte, Josefa Señaris, también investigadora del Centro de Ecología del Ivic, participó en el comité científico del libro; mientras que el geógrafo Sergio Zambrano-Martínez, igualmente del Centro de Ecología del Ivic, fue coautor del capítulo relacionado con la conservación de la palma mapora o chaguaramo, Roystonea oleracea.

lunes, 13 de marzo de 2017

DE LOS DÍAS DEL AMBIENTE A LA HORA DEL PLANETA

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 10-03-2017.  Columna: BioDazibao Global. p5. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

En 2001 escribimos una nota titulada Los Días Contados de la Naturaleza, en la misma afirmábamos que “La conservación y defensa del ambiente tiene que ser siempre, durante todo el año, no puede tener los días contados”. Es el mismo argumento que se esgrime cuando criticamos el Día de las Madres, es decir, que el mismo es todos los días y por lo tanto tal celebración en un día específico tiene una motivación comercial, económica, cuyo objetivo es aumentar las ventas, estimular el consumismo de bienes. Por el contrario en el caso del tema ambiental, si bien los días contados tienen como objetivo destacar un hecho relacionado con la conservación del ambiente en una fecha determinada, concomitantemente y soterradamente se limita la divulgación de ese contenido a ese día, por lo tanto lo de los días contados podemos concluir que es un arma de doble filo.      
 La referencia anterior viene a colación con la campaña denominada La Hora del Planeta (Earth Hour en inglés), que se celebrará el próximo 25 de marzo. La misma consiste en un apagón eléctrico voluntario durante una hora, es decir, se le pide a la población que apague las luces y electrodomésticos no indispensables. La campaña persigue formar conciencia sobre la importancia y la urgencia de tomar acciones oportunas frente al cambio climático y también de ahorro de energía ante el consumo irracional. Este año el lema de la campaña es: "En esta Hora del Planeta, ilumina al mundo con una Acción Climática".
Lo cierto es que ambas campañas son importantes, pero vemos que hay un trasfondo reduccionista de la acción ambiental esencial. De la semana de  la conservación de la década de los ochenta, pasamos a los días contados de la naturaleza, hasta llegar a la hora del planeta. Es prudente reflexionar sobre este asunto que nos atañe a todos.
Es necesario insistir en la práctica de la educación ambiental, tanto formal como informal, como medio idóneo para la formación de conciencia ambiental en la población. No debemos perder de vista el hecho de que la educación ambiental debe ser continua, permanente, durante todo el año. Si bien es cierto que las fechas emblemáticas son importantes y sirven para desarrollar campañas divulgativas pro conservación del ambiente, no debemos desestimar la relevancia de la educación ambiental de carácter permanente. 

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo cuarto de la encíclica, cuyo título es Una Ecología Integral, en el subtítulo El Principio del Bien Común, el Pontífice argumenta que “La ecología humana es inseparable de la noción de bien común, un principio que cumple un rol central y unificador en la ética social. Es el conjunto de condiciones de la vida social que hacen posible a las asociaciones y a cada uno de sus miembros el logro más pleno y más fácil de la propia perfección. El bien común presupone el respeto a la persona humana en cuanto tal, con derechos básicos e inalienables ordenados a su desarrollo integral. También reclama el bienestar social y el desarrollo de los diversos grupos intermedios, aplicando el principio de la subsidiariedad. Entre ellos destaca especialmente la familia, como la célula básica de la sociedad. Finalmente, el bien común requiere la paz social, es decir, la estabilidad y seguridad de un cierto orden, que no se produce sin una atención particular a la justicia distributiva, cuya violación siempre genera violencia. Toda la sociedad (y en ella, de manera especial el Estado) tiene la obligación de defender y promover el bien común.


lunes, 20 de febrero de 2017

QUÉ HACER POR EL AGUA

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 17-02-2017.  Columna: BioDazibao Global. p5. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez

Qué hacer por el agua
Uno de los instrumentos que nos ofrece la legislación ambiental venezolana y que bien merece ser rescatado, activado y fortalecido es el Consejo Nacional de Cuencas Hidrográficas, según expresa el Decreto N° 2.330 publicado en la Gaceta Oficial 35.042 del 4-09-1992. Otro instrumento similar son los Consejos de Cuencas Hidrográficas previstos en la Ley de Aguas de 2007, cuya función es elaborar y ejecutar el Plan de Gestión Integral de las Aguas de la correspondiente región hidrográfica. 
Nosotros en función de simplificar, hemos insistido en la conformación de una sala situacional para hacer el diagnóstico y monitorización del problema de la falta de agua en el municipio Mora, específicamente esto comprendería abordar la situación ambiental de la cuenca del río Canoabo, la cual suministra el agua que se consume en el litoral carabobeño.
Estos instrumentos tienen por objeto la articulación de iniciativas voluntarias y conocimientos, en función de lograr una gestión eficiente del recurso agua. La activación de los mismos es una oportunidad para consultar y escuchar a la población y organismos, y así enterarse directamente de las dificultades y posibles soluciones que puedan surgir de esta interacción. Soluciones que deben expresarse en proyectos viables y cuya asertividad, incluso los resultados, deben significar un aporte a la cultura ambiental que debe instaurarse en la sociedad.
Es sensato aprovechar cuanto antes los recursos que nos ofrece la legislación ambiental, porque no hacerlo es contribuir para que la misma se transforme en letra muerta. Por lo tanto debemos documentarnos al respecto, involucrar el mayor número de planteamientos y procurar generar una propuesta consensuada orientada a la solución definitiva del problema de la falta de agua.
Finalmente esperamos que tanto los entes del Estado, como la ciudadanía en general, logren alcanzar acuerdos cuyo fin último sea la mejora sustancial del servicio de agua potable, lo cual mejorará la calidad de vida de toda la población.

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo cuarto de la encíclica, cuyo título es Una Ecología Integral, en el subtítulo Ecología de la vida cotidiana, el pontífice sostiene que “La calidad de vida en las ciudades tiene mucho que ver con el transporte, que suele ser causa de grandes sufrimientos para los habitan¬tes. En las ciudades circulan muchos automóviles utilizados por una o dos personas, con lo cual el tránsito se hace complicado, el nivel de contaminación es alto, se consumen cantidades enormes de energía no renovable y se vuelve necesaria la construcción.

jueves, 9 de febrero de 2017

EL INSTITUTO VENEZOLANO DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS ESTÁ DE ANIVERSARIO

58 años de trayectoria científica engalanan al pueblo venezolano

En los últimos 17 años se ha avocado a generar conocimientos capaces de transformar la sociedad y dar respuestas a las necesidades del país

Altos de Pipe, 9 de febrero de 2017 (Armando De Sa/Prensa Ivic).-

Dieciocho centros de investigación, 21 unidades de apoyo a la investigación, dos departamentos, tres Centros Internacionales de Investigación, 11 unidades prestadoras de servicios, un Centro Tecnológico; una biblioteca considerada como la fuente de referencia bibliográfica científico y tecnológica más importante del país; sin contar el Centro de Estudios Avanzados (CEA), desde donde han egresado hasta la fecha un mil 368 estudiantes de posgrado, conforman el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), epicentro del conocimiento científico por excelencia, reconocido a nivel nacional e internacional y que este 9 de febrero arriba a sus 58 años de fundación.      

Fue en 1959 cuando circuló la Gaceta Oficial 25.883 con el decreto fundacional del Ivic, que reemplazaría al Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales (Ivnic), creado en 1954 por Humberto Fernández-Morán.

Han transcurrido 58 años de múltiples aportes en diversas áreas del saber, contribuyendo así al bienestar común a través del desarrollo de proyectos de investigación, oferta de servicios especializados, formación de talento humano altamente capacitado, asistencia comunitaria, documentación, cooperación interinstitucional y divulgación de sus resultados.

Un total de 85 laboratorios componen actualmente los centros de Antropología, Biofísica y Bioquímica, Biología Estructural, Ciencias Atmosféricas y Biogeoquímica, Ecología, Estudios de la Ciencia; Estudios de Transformaciones Sociales, Ciencia y Conocimientos; Estudios Botánicos y Agroforestales, Estudios Interdisciplinarios de la Física, Física, Ingeniería de Materiales y Nanotecnología, Investigación de Tecnología de Materiales, Investigaciones Biomédicas, Oceanografía y Estudios Antárticos, Medicina Experimental, Microbiología y Biología Celular, Química, y Multidisciplinario de la Ciencia.  

El Centro Internacional de Ecología Tropical (Ciet) y el Centro Latinoamericano de Ciencias Biológicas (Clab) -instaurados en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco)- además del Centro Latinoamericano de Criomicroscopía Electrónica (Clafcme), componen  también esta institución que durante los últimos 17 años se ha avocado a generar conocimientos capaces de transformar la sociedad y productos que den respuestas a las necesidades del pueblo venezolano.

Además de producir conocimientos, el Ivic a través de su Centro Tecnológico cuenta con personal capacitado para prestar 154 servicios científicos y tecnológicos en las áreas de salud, industrial, ambiental y químico.

También cuenta con la Unidad de Planta Pegamma, única de su tipo en el país que esteriliza con radiación gamma una gran variedad de productos médicos, quirúrgicos, cosméticos, alimenticios y farmacéuticos; así como con la Unidad de Estudios Genéticos y Forenses, donde se realizan pruebas de filiación biológica o paternidad, estudios de secuenciación del ácido desoxirribonucleico (ADN) y exámenes de identificación genética forense.

Para orgullo de los venezolanos, la Biblioteca Marcel Roche, declarada por la UNESCO en 1996 como Biblioteca Regional para América Latina y el Caribe, constituye un servicio de referencia bibliográfica nacional e internacional que atiende a más de 70 mil usuarios remotos y presenciales.
Por su parte, el CEA es responsable de impartir actualmente 14 programas de Maestría y 11 de Doctorado, logrando aportar hasta la fecha 975 magister y 370 doctores en las áreas de Bioquímica, Genética humana, Física, Química, Fisiología  y  Biofísica, Antropología, Ecología, Inmunología, Microbiología, Matemáticas, Reproducción  humana, Estudios Sociales de la Ciencia, Física Medica y Modelos Aleatorios.

En el Ivic funcionan dependencias dedicadas al contacto directo con las comunidades, bien sea para la resolución de problemas concretos o la apropiación social del conocimiento científico. Tal es el caso de la Oficina de Atención al Ciudadano, ubicada en Caracas; de Desarrollo Comunitario, Divulgación de la Física  y Socialización del Conocimiento Científico, situadas en la sede del instituto; así como la de Articulación con las Comunidades, con sede en el estado Mérida.

En la actualidad, más de un 1.400 trabajadores, entre personal administrativo y de investigación, ratifican su responsabilidad y compromiso con la patria desarrollando 199 proyectos de investigación en las áreas de salud, energía y petróleo, ambiente, política y sociedad y ciencias básicas.      

El Ivic es un organismo adscrito al Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. Su sede principal está ubicada en el km 11 de la Carretera Panamericana del estado Miranda (Altos de Pipe) y tiene presencia en los estados Zulia, Mérida y Falcón, además de una estación científica en la comunidad de Higuerote.


Fotos Elvys Hernández 

lunes, 16 de enero de 2017

VERANO AUSTRAL VALPARAÍSO EN LLAMAS

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 13-01-2017.  Columna: BioDazibao Global. p5. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Verano austral: Valparaíso en llamas
Las altas temperaturas que se registran en el actual verano austral, unido a la ocurrencia de fuertes vientos y baja humedad relativa, han contribuido con la propagación de incendios de vegetación en la ciudad de Valparaíso en Chile, los cuales han destruido al menos 100 viviendas y afectado 400 personas que fue necesario evacuarlas y se encuentran en refugios, algunas con problemas respiratorios por la inhalación de humo. Es oportuno destacar que en esta ciudad son recurrentes este tipo de emergencias; noticias de prensa reseñan que en 2014 un incendio dejó un saldo de 2.900 viviendas destruidas, 12.500 personas damnificadas, 15 muertos y más de 500 heridos.
            Nos llama la atención el hecho de la recurrencia antes indicada, ya que este país cuenta con una organización seria y técnicamente bien preparada, tanto por su recurso humano bien capacitado como por la posesión de equipos de prevención y combate de este tipo de contingencia, lo cual hace pensar que la probabilidad de ocurrencia de este tipo de incendios debe ser mínima, sin embargo vemos en la realidad que no es así. Esto nos lleva a reflexionar sobre las causas que generan estos incendios, así llegaremos al factor humano, que en esencia es el detonador de toda esta tragedia ambiental que significa un incendio de vegetación. Creemos firmemente que si no hay ni educación ambiental ni penas rigurosas para los responsables de este tipo de incendios, estos seguirán ocurriendo con la misma o mayor frecuencia, predominando la impunidad y aquello de que es más fácil destruir que construir.
            Pareciera que es difícil para las autoridades capturar a un psicópata de estos que adora ver arder la vegetación, al menos los medios no lo divulgan. En el ámbito nacional nos preguntamos en relación con el cerro El Ávila, parque emblemático de Caracas, ¿cuántos pillos han sido capturados in fraganti?, ¿cuántos pirómanos han pasado a fiscalía?, ¿cuántos han sido sentenciados?. Sería interesante consultar la estadística y los archivos de expedientes administrativos instruidos por el otrora Ministerio del Ambiente y verificar en qué se avanzó en esta materia.
Agua en Morón
            Así como finalizó el año pasado, igual se inicia el nuevo, es decir, la población del litoral carabobeño sufriendo con la carencia del recurso agua. Esperemos que el nuevo ministro de la cartera de ecosocialismo y aguas tome acciones al respecto.  
Alabado seas, mi Señor
En el capítulo cuarto de la encíclica, cuyo título es Una Ecología Integral, en el subtítulo Ecología de la vida cotidiana, el Santo Padre sostiene que “Para que pueda hablarse de un auténtico desarrollo, habrá que asegurar que se produzca una mejora integral en la calidad de vida humana, y esto implica analizar el espacio donde transcu-rre la existencia de las personas. Los escenarios que nos rodean influyen en nuestro modo de ver la vida, de sentir y de actuar. A la vez, en nuestra habitación, en nuestra casa, en nuestro lugar de trabajo y en nuestro barrio, usamos el ambiente para expresar nuestra identidad. Nos esforzamos para adaptarnos al medio y, cuando un ambiente es desordenado, caótico o cargado de contami¬nación visual y acústica, el exceso de estímulos nos desafía a intentar configurar una identidad integrada y feliz. Es admirable la creatividad y la genero¬sidad de personas y grupos que son capaces de revertir los límites del ambiente, modificando los efectos adversos de los condicionamientos y aprendiendo a orientar su vida en medio del desorden y la precariedad”.
Autobuses eléctricos                                       

Recientemente entraron en circulación 500 autobuses eléctricos que cubren rutas urbanas de la ciudad china de Tianjin. Con esta incorporación al sistema de transporte urbano,  suman en total 1346 autobuses que usan este tipo de energía limpia.