lunes, 22 de febrero de 2016

POESÍA AMBIENTAL Y EDUCATIVA



Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 19-02-2016.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Ante la crisis de la falta de agua, acudimos a la poesía para motivar a la formación de conciencia ambiental. Para ello transcribimos la obra poética “Letras al desnudo… conciencia verde”, autoría de Patricia Avilés Torres: 

Gracias  por el refrescante líquido, que sed de él, tenía. Ni abrir mis pupilas puedo, que  revelan mi cansancio espiritual. Mi rubia cabellera delata la sequedad y opresión que he vivido. Aquí acostada, siento el final, deteniéndome. Mi faz en latitudes dividida. Perdona que desahogue mis penas contigo. Hermosa gota que penetra en mí ser y me hace sentir que  tanta injusticia será recompensada. Quiero sentir, quiero  gritar, quiero creer,  que hay seres como tú  que nunca me abandonarán. Sabes, hay mucho daño en  mi interior, a veces la herida cala honda. Tantos lugares de mi bello planeta perforados por la necesidad, por desconocimiento,  por la sed  de poder, por la dejadez, por el  “hago luego”.  Todavía  guardo en mi cuerpo rebosado, el verde  tejido, la pura  calidez, mi virginal  y  lozana silueta. La escondí de los  secos  desiertos, de la  destructiva  huella. Mi pisoteado e indefenso suspirar… huí de todo, del inconsciente andar.
Verde y suave era mi origen y aún no olvido cuando jugaba  sonriente en aquel  lugar… aquella  vez que  nos  creó  con ternura, el Creador. Recuerdo la silenciosa brisa,  el aire puro en mis memorias, la cadenciosa canción de mis hermanos los bosques, que en frenesí, hacían coro, dando gracias por tanta belleza.
También recuerdo a tus hermanos, que en su  actitud  natural  me disfrutaban,  como yo de ellos. Al  multiplicarse y  en sus necesidades invadieron lugares que nos pertenecían. Aún así, había cuidado, no nos sentíamos desprotegidos. Hasta que vino el señor poder y con ojos luminosos clavó su sed  en mí. Desbordando quimeras, destruyendo ilusiones, nuestra casa. Y en consecuencia, nació  la ruin maldad. También la inconsciencia nos hizo sentir el que ya nada importaba.
Animales y plantas muertas por doquier. Recuerdo la gran sequía y hambre en Sabel… allá para el año 1968.  Donde millones de animales y alrededor de 200.000  seres humanos perecieron. Los desiertos avanzan, destronando lo poco que me queda. El ritmo humano va cautivando cada diminuto espacio verde, dejando desolados los caminos y convirtiendo la sequía en un peligro inminente. Son los lugares donde el pobre no puede defenderse, los que sufren el impacto más grande. Emigran y dejan desolado, lo ya destruido y en países más desarrollados se conglomeran multitudes  que  dificultan el crecimiento y prosperidad.  Las guerras, la pobreza, el clima y otras causas,  llevan a estos lugares a quedar en estados de sequías. Triste pecado el  humano roce. Colapso desmedido que atrapa mi andar.
Debo levantar mi débil cuerpo y avanzar. Tengo que hablarles a tus hermanos de cómo manejar y cuidar nuestro planeta, conservar el agua, hacer buen uso de ella, de la tierra, de nuestra amada naturaleza. Cada ser vivo que hay en ella, va desapareciendo. De ser conscientes tomando medidas, del mejor uso de  nuestro lugar. Todos somos responsables, de una u otra manera. Quiero creer en que habrá gente como tú, señora mía,  que tendrá conciencia y compasión, aunque estemos un poco tarde. Los gobiernos tienen en sí un inmenso reto, los agricultores dependen de  ayudas  para poder labrar la tierra, obtener  su   alimento y cubrir sus necesidades. Las grandes empresas  que se creen de mí dueña y aniquilan la poca vida y recursos... contribuyendo así  a lugares desérticos, grandes sequías. Creo en  la prevención, comenzar con  la educación temprana. Quiero creer que me levantaré, quiero sentir la acción,  quiero ser voz. Soy madre natura, te hablo desde mi interior, herida, cansada pero con esperanza. Vamos a  unirnos, todos los pueblos, todas las naciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.