lunes, 3 de febrero de 2014

DÍA MUNDIAL DE LOS HUMEDALES



El pasado 2 de febrero se celebró el Día Mundial de los Humedales. Esta palabra resulta un tanto ambigua para designar ecosistemas porque parece abarcar cualquier extensión de terreno que se relacione con el agua. Y de cierto modo es así, se incluyen pantanos, lagos y ríos, pastizales húmedos y turberas, oasis, estuarios, deltas y bajos de marea, zonas marinas próximas a las costas, manglares y arrecifes de coral, así como sitios artificiales como estanques piscícolas, arrozales, embalses y salinas. Generalmente la poca profundidad del agua es un rasgo determinante (menos de seis metros). Un humedal es una zona de la superficie terrestre que está temporal o permanentemente inundada, regulada por factores climáticos y en constante interrelación con los seres vivos que la habitan. Esta definición es dada por el Convenio Ramsar (la Convención Relativa a los Humedales de Importancia Internacional), firmado en la ciudad del mismo nombre (en Irán) el 2 de febrero de 1971 y que entró en vigor el 21 de diciembre de 1975. Estos espacios son de suma importancia, ya que son ecosistemas con vida local propia y tienen como funciones conservar espacios naturales a la hora de regular inundaciones, reponer aguas subterráneas y depurar aguas, así como indirectamente al nutrir su biodiversidad, mitigar los efectos del cambio climático. 

Esta celebración que cuenta ya con 43 años se une en el 2014 al Año de la Agricultura Familiar y por eso en todo el mundo se desarrollan actividades donde convergen los dos temas promoviendo la producción de alimentos en conjunción con buenas prácticas ambientales de conservación. La filosofía de Ramsar es impulsar el uso racional de los humedales y dar a conocer su importancia frente a la tendencia de ver a estas áreas como un obstáculo para la agricultura, lo que ha originado su drenado y destrucción de para habilitar terrenos agrícolas y en otros casos para dar paso a la construcción desmedida de viviendas con fines turísticos, como sucede particularmente en sitios costeros. Según los sitios Ramsar por país (actualizados hasta el 2012), Venezuela posee 263.636 hectáreas de humedales, extensiones que merecen atención, protección y vigilancia ciudadana. Tal como indica la organización venezolana Bioparques, tenemos humedales de Importancia Internacional y algunos de ellos parques nacionales: Archipiélago Los Roques (Dependencias Federales), Laguna de la Restinga (Nueva Esparta), Laguna de Tacarigua (Miranda), los Refugios de Fauna Cuare (Falcón) y Ciénaga de Los Olivitos (Zulia).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.