domingo, 23 de febrero de 2014

HONDURAS APROBÓ SU LEY DE CAMBIO CLIMÁTICO


Es necesario considerar el cambio climático como un factor relevante en el diseño de políticas públicas


Las acciones de adaptación y mitigación deben ser coordinadas por gobierno central, entidades autónomas, municipalidades y la sociedad civil

La meta es reducir las pérdidas humanas, sociales y económicas que origina el cambio climático

La ley destaca la importancia de una campaña nacional de divulgación, concienciación pública, sensibilización y educación

Heidy Ramírez S. @ideagenial


En enero de este año Honduras promulgó su Ley de Cambio Climático, una iniciativa que tiene como objetivo permitir que el Estado responda de forma más adecuada los retos de las transformaciones que ya se están dando en el planeta. Así se convierte en otra de las naciones latinoamericanas comprometidas con el tema en lo legal, tal como ya ha pasado con Costa Rica y México. 

La meta es reducir las pérdidas humanas, sociales y económicas que origina el cambio climático mediante acciones de adaptación y mitigación que deben ser coordinadas en conjunto con el gobierno central, entidades autónomas, municipalidades y la sociedad civil. El contenido de la ley ayudará a fortalecer el desempeño del Comité Interinstitucional de Cambio Climático (CICC), un órgano  permanente de apoyo a la Dirección de Cambio Climático, integrado por representantes de instituciones públicas y privadas, la academia, la sociedad civil y cooperantes internacionales bilaterales y multilaterales residentes en ese país. El CICC tiene como funciones básicas: priorizar la ejecución de proyectos o programas que contribuyan a enfrentar el cambio climático; garantizar la inclusión de las consideraciones relativas a este asunto en la ejecución de políticas públicas, de acuerdo  a las directrices emanadas de la SERNA (Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente) y conocer e intercambiar experiencias internacionales relacionadas. 

Honduras ha sido una nación de alta vulnerabilidad debido su localización al final del corredor de huracanes del Atlántico, y a otros factores como la alta deforestación, la contaminación ambiental, el desgaste de tierras agrícolas, la falta de formación ciudadana y pocas políticas estatales al respecto. Según los estudios reseñados en la Estrategia Nacional de Cambio Climático de Honduras, las proyecciones climáticas para 2090 indican cambios importantes, especialmente en julio y agosto, cuando llovería solo un 30-40% de lo que actualmente llueve; mientras que la temperatura se estaría incrementando en más de 4°C en la mayor parte del territorio. Es por ello que esta herramienta es vital para el diseño de planes nacionales. Uno de ellos y a corto plazo, es la ya existente Estrategia de Divulgación sobre cambio climático a nivel nacional, regional y local y la actualización del Plan de Acción de la Estrategia Nacional de Cambio Climático.


En el cuerpo de la ley, se indican interesantes principios que se traducen en que: la gestión, creación y establecimiento de medidas de prevención, adaptación y mitigación al cambio climático no deben posponerse bajo el alegato de la falta de total certidumbre científica; la persona jurídica o física responsable de contaminar o cometer daño al medio ambiente y los recursos naturales, está obligada a su entero costo a su resarcimiento y la restauración. También, el Estado tiene la responsabilidad de formar a la población para el manejo del riesgo climático que caracterizará su territorio. Se acota que la política de riesgo climático, es transversal a toda la administración pública. Se deberá priorizar los grupos socialmente más vulnerables en la implementación de políticas para la adaptación y fomentar la internalización de los costos ambientales. 

Aun cuando la ley tiene algunas opiniones en contra que advierten sobre un posible carácter mercantil de la misma, es innegable su aporte en destacar la importancia del tema del cambio climático como variable que afecta el funcionamiento económico, político y social de una nación. La importancia del Comité Interinstitucional de Cambio Climático (CICC) es tal que está integrado por un representante del Presidente de la República seguido por funcionarios gubernamentales de distintas instancias, las empresas privadas y la sociedad civil y se debe reunir cuatro veces al año. Y los lineamientos de los instrumentos del ordenamiento y la planificación de las acciones de mitigación y adaptación al cambio climático, deben estar conforme a los objetivos, lineamientos metas e indicadores de la Ley Visión de País 2010 - 2038 y Plan de Nación 2010 -2022. 

Honduras en su Ley de Cambio Climático también exhorta a que todas las entidades del sector público dedicadas al estudio, investigación y aplicación científica y tecnológica, diseñen e implementen planes, programas, proyectos, acciones y actividades relativos a la adaptación y mitigación al cambio climático y las universidades y centros de investigación promuevan el estudio e investigación de la materia.  

En general, los planes estratégicos y operativos de las instituciones involucradas en la estrategia nacional hondureña deben atender a temas básicos: salud humana, zonas marino costeras, agricultura y ganadería, recursos forestales, ecosistemas y áreas protegidas e infraestructura. 

Y en cuanto a sensibilización y participación pública, se insta a promover y facilitar, en el plano nacional, regional y local, acciones estratégicas de divulgación, concienciación pública, sensibilización y educación respecto al cambio climático, que conlleven a la participación consciente, social y proactiva de la población en sus distintos roles, ante el peligro inminente de la integridad física, capacidad de producción, salud, patrimonio y desarrollo; para garantizar el cumplimiento de compromisos de promoción de educación ante la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (CMNUCC).

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.