viernes, 4 de noviembre de 2011

Tucacas: crecimiento económico, ¿sustentable?


Viernes 21/11/2011 | Columna: BioDazibao Global. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

            Es evidente que la capital del municipio Silva del estado Falcón, ha tenido un crecimiento económico importante en los últimos treinta años. Sus imponentes edificaciones y la demanda de servicios así lo corroboran. Esta realidad económica depende de la industria turística, específicamente del aprovechamiento de las playas y de la riqueza paisajística del Parque Nacional Morrocoy.    
Al turismo comúnmente se le denomina industria limpia, pero no siempre es así y Tucacas es un ejemplo de ello. Explico, uno de los serios problemas del parque Morrocoy es el vertido de aguas servidas al mar sin tratamiento previo, esto quiere decir, en términos más sencillos, que los excrementos humanos van directamente al mar, cuando lo lógico y lo que indica la normativa ambiental, es que antes de la descarga en el cuerpo de agua receptor, las aguas servidas deben ser tratadas y así evitar, en este caso, la contaminación del ecosistema marino.
La situación se hace crítica cuando la Tucacas vacacional recibe a su población flotante de turistas en los días libres y en la temporada alta, ya que se incrementa la cantidad de excrementos que se vierten al mar. ¿Qué esperar de esta realidad, qué hacer?, ¿cuánto más puede aguantar este ecosistema?, ¿se habrán hecho estudios de capacidad de carga?.
No cabe la menor duda, en Tucacas ha habido crecimiento económico, pero no desarrollo, porque si el progreso perturba los recursos naturales entonces no se garantiza la conservación del ambiente y en consecuencia difícilmente podrá haber desarrollo, si el crecimiento económico no garantiza bienestar colectivo entonces no habrá desarrollo, por tanto el progreso es falso, se transforma en una desilusión. ¿Dónde quedaron los conceptos y la teoría de la ordenación del territorio y más específicamente de la ordenación territorial ambiental?. En definitiva, de no revertirse la situación de las aguas servidas en Morrocoy, no será sustentable el crecimiento económico de Tucacas.
Poesía boscosa
A continuación una obra del poeta Vicente Gerbasi titulada “En el Bosque”:   Con mi soledad te espero en el bosque./ Que vengas hacia mí toda ternura/ como viene la brisa a los ramajes./ Que crezcas a mi lado/ y te aferres a mí como una orquídea./ Te daré el abanico/ de las auroras,/ te mostraré los frutos/ que dan los altos árboles/ para que seas amiga de las aves./ Que vengas hacia mí toda ternura/ porque soy triste como la penumbra/ que florece en los bosques./ Que tus ojos me den los cielos que no he visto/ y tu voz los murmullos que no he podido oír./ Yo para ti hollaré la tierra, la sembraré de amor/ y de esperanza,/ y tú como la tierra/ me darás la semilla./ Veremos florecer plantas y nidos,/ correr las aguas, el amor, los días…/          y esperaremos la muerte,/ como los bosques, tranquilos,/ esperan la madrugada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.