miércoles, 29 de julio de 2015

UNA PLAZA PARA SAN MARINO

  • Desde la comunidad para los dirigentes, como debe ser, una petición para un espacio de esparcimiento a bajo costo y con todas las ventajas para el habitante urbano
  • Ileana Pita, arquitecto: me gustaría ver la ciudad llena de espacios públicos, lugares de encuentro, donde la gente se sienta a gusto

Heidy Ramírez
@ideagenial

Ileana Pita es una joven arquitecta venezolana, vecina de San Marino, una comunidad pequeña dentro del municipio Chacao, en Caracas. Se ha dado a la tarea de diseñar un espacio como el que sueña que abunde en toda la ciudad, abierto, para que la gente camine y se encuentre, para poder pasear en coche y sin tropiezos al bebé que espera. Ha presentado la idea a las autoridades locales y lo que falta es seguramente el consenso definitivo porque los recursos que se necesitan son mínimos. Su trabajo es un aporte que quiere dejar como legado, sin más retribución que la satisfacción de ver cambios. 

Aspecto actual del espacio 
Motivación que emociona. ¨Yo emigré hace un tiempo y cuando me tocó regresar me sentía muy mal por el cambio. Con el tiempo entendí que en tu país hay algo que no puedes comprar: tu gente. Encontré el espacio público como pasión y me encanta ver cómo puedo mejorar cosas. Siempre veo oportunidades de avance cuando camino y eso me emociona. Me pregunto también, si todos nos vamos del país, ¿quién queda, quién lucha por lo que es de uno? Respeto a quienes se han ido, uno tiene que estar donde se sienta a gusto pero yo me siento a gusto aquí. Aquí sí puedo hacer cosas¨.

Lo que propone el proyecto 
La propuesta. El proyecto consiste en crear una plaza en lo que hoy es un estacionamiento, eliminar  solamente seis puestos para automóviles que están en plena vía pública. El concepto de plaza es ese vacío entre varios usos en un área comercial y residencial donde transita mucha gente. Lo primero es nivelar todo el suelo para optimizar la conexión del peatón. Eso ordenaría todo el caos, y daría una entidad a San Marino, un sitio de encuentro de uso compartido donde no es necesario suprimir las vías de circulación. La superficie continua ayudaría a la movilidad de las personas con capacidad limitada. La plaza tendría algún mobiliario para sentarse, un árbol central y un kiosko para guardar las bicicletas. La famosa pastelería Danubio está situada en una de las esquinas y allí concurren muchos caraqueños, por lo cual el proyecto ya cuenta con el hábito de reunión de los lugareños. Ileana sueña con que esto pueda extenderse a otras zonas del municipio y hacer muchos mini bulevares. ¨Es un proyecto innovador porque ofrece una posibilidad de hacer un espacio público con pocos recursos. Te permite corregir, hacer pruebas, hacer una implementación inmediata y ver cómo la dinámica va fluyendo para hacer modificaciones o adaptaciones. No hay nada para perder¨.

Los vecinos mandan. Esta profesional cuenta que soñaba con vivir en Chacao, que desde tiempos de la gerencia de la alcaldesa Irene Sáez se ha constituido como municipio ejemplo de gestión eficiente en el país. Sobre la zona residencial comenta, ¨San Marino tiene un potencial muy alto para unificar al resto de las urbanizaciones que la rodean, ella amarra¨. Cuando finalmente logró mudarse se encontró con problemas a atender y lo hizo. Comenzó con iniciativas como vecina proactiva y terminó desarrollando su propuesta y además como presidenta de la Asociación de Vecinos. A su criterio es necesario revalorizar el sector oeste de Chacao porque todo sucede en el este: las conferencias, los eventos, las visitas de personalidades, todo va para la Plaza Los Palos Grandes. La propuesta cuenta con el aval de los habitantes y sus opiniones, lo cual la hace aún más valiosa, porque quién mejor que el propio vecino para generar una alternativa de cambio. Así se incuba el empoderamiento ciudadano. El diseño ya fue presentando a la Cámara Municipal de Chacao y a diversas autoridades como la dirección de movilidad y de ingeniería municipal y todos apoyaron la idea. De lo que se trata, según Ileana es de ¨innovar a pesar de la escasez y de la crisis país, de ver cómo le damos la vuelta y cómo encontramos situaciones de oportunidad para salir adelante. El proyecto va por esa línea, en lugar de quejarse y denunciar a veces la solución la tienes tú¨. Sobre la participación de la comunidad acota que nunca había visto una integración y una labor de contraloría social tan eficientes. Al respecto recuerda una reciente reunión a cabildo abierto donde la asistencia fue masiva y los participantes se quedaron dialogando desde las seis de la tarde hasta las once de la noche.


Ganar por donde se vea. El ciudadano conquistaría unos novecientos metros cuadrados de esparcimiento que además podrían cerrarse los domingos porque no se obstaculizaría ninguna entrada residencial, desviando el tráfico hasta se podrían desarrollar eventos. Ayudaría muchísimo en materia de seguridad porque se tendrían ¨los ojos en la calle¨ a nivel de acera (los comercios aledaños). Y como estímulo, se alentaría a activar otros mini bulevares en el área. ¨Crearíamos un sistema de plazas interconectado que den fuerza y revaloricen el sector oeste¨. Hasta ahora el visto bueno ha sido al anteproyecto pero la arquitecta explica que donaría el proyecto de arquitectura completo y lo único que la Alcaldía tendría que aportar serían las ingenierías. Es un plan muy económico, es cuestión de trabajo de suelo, luminarias y paisajismo y algo de diseño industrial para el mobiliario de la plazoleta. ¨Sí podemos lograr que el habitante se mueva en su municipio de una manera más amigable, más amena¨.  En cuanto a lo que Ileana pide a cambio, dice sonriente, es tan sólo un banquito. ¨Me encanta leer al aire libre y sueño con hacerlo en un banco de la Plaza San Marino¨.  


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.