miércoles, 27 de mayo de 2015

WAIKERÍES: UN LEGADO PARA EL PLANETA

¨Venezuela nos ha dado El Ávila, la Gran Sabana, sus playas, llanuras, su clima, la arepa, su gente, el buen humor, el Salto Ángel, su hospitalidad, el béisbol, el suelo en el que vivimos ¿Y nosotros que hemos hecho por ella?¨

Un grupo de más de 65 personas de diferentes edades, culturas y formaciones académicas con un sentimiento en común el amor por Venezuela.

Heidy Ramírez @ideagenial
Pedro Arias, es el cacique de la tribu Waikeríes, un grupo de 66 jóvenes desde 18 a 70 años que tiene como lema ¨sostengo el planeta en el que mis hijos viven y van a vivir¨. Ese es el legado que piensan dejar, un mundo diferente al que tenemos hoy. Todos se conocieron en un taller de alto impacto y liderazgo, organizado por Líderes Inspiradores de Vida, LIV, en el cual como actividad final debían presentar un proyecto que felizmente se concretó en la fundación ¨Waikeríes con los Niños¨. La misión es rescatar valores y ser fuente de cambio, no se plantean una respuesta negativa, no hablan de política o religión en sus reuniones y trabajan coordinadamente ¨enrolando¨ a otros a generar ideas. Ya han dado charlas en colegios y empresas, han sembrado árboles en Nirgua y han promovido acciones de calle montados en autobuses motivando a la gente. Arias cuenta que la energía es tan buena, que en sesenta días que se plantearon como meta, hasta resolvieron la documentación legal de la organización.

El líder de Waikeríes explica que su posición fue ganada con cada una de las actividades planteadas en el entrenamiento. ¨Me dijeron que tuve un rediseño total y envolví a todos en ir hacia adelante¨. No hay duda de ello, cuando habla, Arias entusiasma a seguirlo. Comenta que la idea es que de aquí a cinco años la gente reconozca al equipo. Adicionalmente este joven trabaja en Empresas Polar a tiempo completo, la cual lo ha orientado un poco mediante acercamientos con su Fundación. ¨Pido días de vacaciones y en ese caso la empresa me da la facilidad para poder hacer actividades puntuales, de otra manera no podría. Me veo en algún momento dedicándome completamente a este trabajo de cambio y progreso para el país¨.

Están convencidos de que el cambio de un país comienza por su gente. 

Al revisar la estructura de Waikeríes se puede constatar que la estructura y la planificación son los ejes fundamentales. De las actividades que han desarrollado, visitaron la fundación Una Mano Amiga en Los Teques, para compartir con los niños en actividades ecológicas, enseñándoles por qué y para qué reciclar. ¨Nos convertimos en escuela. Preparamos CDs con campañas para cuidar el agua, ahorrar electricidad, profesar amor por los árboles, almacenar pilas y repensar el plástico, entre otros temas. Ese día los niños construyeron un mural de flores hechas con botellas PET¨. Arias explica que en la organización se puede encontrar desde una persona que tiene un puesto en el mercado hasta una que se desempeña en un transnacional, pero todas se complementan y aportan recursos en la medida de sus posibilidades, de allí ha salido el capital inicial de trabajo.

Jardín de plásticos PET
El plan más ambicioso de Waikeríes es crear una línea de papel higiénico con base en papel bond reciclado. ¨Tenemos ya una macro con fechas con entregas y concretamos la factibilidad del proyecto¨. Una firma donó la instalación eléctrica. Un contacto en una ferretería suministró al grupo los tanques de agua y las tuberías y han hecho rifas para dar otros pasos. ¨Nos estamos moviendo con recursos propios de los miembros de nuestra tribu, así generamos un fondo y logramos pie de arranque¨. Ya tienen el 90% del proyecto. En cuanto al personal, hicieron sinergia con Fundación Nosotros Unidos, situada en Coche, una organización cristiana que reinserta ciudadanos que se han desarticulado de la sociedad por diversas razones. En el galpón donde está Nosotros Unidos se instalará la línea de producción y se impartirán talleres a los jóvenes en proceso de recuperación. Para Arias, lo primordial es enseñar a la comunidad a reciclar papel, la materia prima. El espacio físico ya se está acondicionando y todos los miembros han aportado su grano de arena para que se conviertan en realidad la instalación eléctrica, los tanques, los manuales de procedimientos, la tecnología de procesamiento y secado de la pulpa. ¨Pensamos que el papel tendrá un precio de 30% menos que el del mercado¨.

Arias considera que el impulso necesario para que Waikeríes funcionara fue el seminario de liderazgo, ese definitivamente fue el salto, ¨cada uno tenía un rol en su comunidad y le gustaba este tema, pero trabajábamos individualmente y por tanto el radio de acción era corto. En esta experiencia nos dimos cuenta de que la visión es construir la Venezuela que queremos, sólo tenemos que pensar a dónde queremos ir. Tenemos que empezar a trabajar, dejar la intención de un lado, ir del ¨yo opino¨ a la acción, empezar a accionar para que esto se pueda mover¨. A su criterio no hay mayor satisfacción que ver sonrisas en la gente y sobre todo en los niños. ¨Por una sola persona que impactas vale la pena¨.  En cuanto a lo que se requiere para tener un mejor entorno ambiental afirma que políticas y leyes hay, pero se requiere hacerlas cumplir y que la población se empiece a mover. Para eso se deben crear programas e impulsarlos, no dejarle espacio al ocio. ¨Cuando cada quien  piensa en sí mismo deja de pensar en el colectivo. La idea es que la población entera se dé cuenta que estar unidos es la única forma de avanzar. Tenemos el mejor país y nos merecemos vivir en él¨.
Facebook: Tribu Waikeries
Instagram: Waikeries24
Twitter: @waikeries24
Correo e: tribu.waikeries@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.