miércoles, 3 de septiembre de 2014

LA CATEDRAL DE TRUJILLO PIDE MANTENIMIENTO


Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 29-08-2014.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez. @letrareverde

Los cedros del templo

                 Visitamos recientemente la ciudad de Trujillo la cual está asentada en los Andes venezolanos, específicamente en la cuenca hidrográfica del río Castán. Su catedral que data del siglo XVII, tiene en la madera un componente importante de su estructura. Fue una sorpresa muy agradable, desde el punto de vista profesional, observar que el soporte del techo del templo de Nuestra Señora de La Paz está conformado por diez  columnas de madera de cedro (Cedrela odorata). Las mismas aparentan ser cilíndricas, pero al observarlas con detenimiento nos percatamos que tienen forma de octágono, es decir, cada columna tiene ocho lados. Pudimos medir el perímetro y el promedio de las diez mediciones fue de 138 centímetros ó 1,38 metro, con valores que se distribuyen entre 135 y 143 centímetros. Estimamos que la altura de las columnas mide entre 8 y 10 metros. La madera está pintada con un color de tono muy oscuro que no sé especificar, ni negro, ni marrón; era mejor no haberlas pintado y así observar el color rojizo natural del cedro. Nos contó el Sr. Jesús Rivero que esta madera fue aprovechada en la quebrada de Los Cedros, denominada así por la abundancia en otrora de esta especie forestal. Por cierto que esta quebrada es un afluente del río Castán y vimos su lecho sin escorrentía, es decir, completamente seco a la altura del parque Los Ilustres.
                Lamentablemente al menos tres columnas acusan daños causados quizá por el ataque de insectos xilófagos que han perforado la madera, observándose agujeros de aproximadamente tres centímetros de diámetro que pudieran poner en riesgo la estructura antes descrita. Vimos clavos en diferentes columnas usados tal vez para colgar objetos y probablemente allí pudiera estar la “puerta de entrada” de los insectos o agentes patógenos al interior de la madera. En relación con esto es necesario atender cuanto antes esta situación, a fin de tomar acciones correctivas de tipo técnico y científico que garanticen la conservación de este templo y Monumento Histórico Nacional; por ello creemos pertinente promover la articulación entre los diferentes entes involucrados tales como la diócesis, la gobernación del estado, el gremio de ingenieros forestales, historiadores, el Instituto del Patrimonio Cultural, la Universidad de Los Andes y por supuesto la sociedad trujillana, a fin de darle solución a la problemática referida. ¿Cuál ente tomará la iniciativa?.
                Desde el punto de vista historiográfico nos parece importante indagar sobre la construcción y sobre todo el uso de madera de cedro, ¿por qué usar esa especie?, ¿qué razones hubo para tomar esa decisión?, ¿por qué las dimensiones y forma de las columnas?, ¿quién o quienes decidieron ese diseño?, ¿hay otras piezas de cedro?, ¿se le hizo a la madera algún tratamiento para su preservación?, ¿se le han hecho restauraciones a las columnas?, ¿anteriormente se han detectado daños como los descritos?, ¿ha habido reposición de la madera?.           
Trujillo seguro
                En Trujillo capital uno experimenta una sensación y una percepción de seguridad. Vimos en las calles, en la plaza Bolívar y en el transporte público, como las personas usan tranquilamente sus teléfonos celulares, desde los más sencillos hasta los denominados multifuncionales o inteligentes; incluso nos sorprendió el uso del microcomputador (laptop) en las plazas sin temor a ser robados y hasta perder la vida por la acción del hampa. Esta sensación y percepción de seguridad personal tiene un valor incalculable, no tiene precio, es sin duda un indicador importante de buena calidad de vida; vivir esta experiencia es realmente un privilegio. Volveremos.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.