jueves, 3 de julio de 2014

PRONÓSTICO DE LA SEQUÍA


Diario: Notitarde La Costa. Fecha: 27-06-2014. p6. Puerto Cabello Edo. Carabobo.          Columna: BioDazibao Global. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez. e-mail: wijimenez@terra.com

Esta semana leímos en el portal del Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (INAMEH) declaraciones del titular del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales, donde textualmente afirma que  “El periodo seco no terminó, apenas han caído unas lluviecitas, pero estamos en una sequía meteorológica que nos amenaza, porque podría juntarse con el posible fenómeno de El Niño para el segundo semestre del año”.
En el mismo portal se define que la sequía meteorológica ocurre cuando las precipitaciones (lluvias) son inferiores al promedio histórico registrado en un lugar o región determinada y dependerá de la duración y la superficie que abarque. Se agrega que, en los últimos cuarenta años han ocurrido periodos de sequía severos que se han constituido en una amenaza climática, afectando grandes porciones del territorio nacional generando  en la población pérdidas económicas, sociales y culturales, específicamente sobre los sectores agroalimentario, energético, hídrico, turístico, incluso reducción de la biodiversidad causada por los incendios de vegetación.
Es de gran interés el contenido del informe titulado Pronóstico Estacional mayo-noviembre 2014, producido por la Gerencia de Meteorología del instituto antes referido, donde se presentan pronósticos estacionales para todo el país, elaborados por cinco centros mundiales de investigación del clima. A continuación se presenta la información de cada uno de estos centros. Durante el período junio-noviembre, el modelo del Centro Europeo estima mayor probabilidad de que ocurran precipitaciones por debajo de lo normal en la franja norte del oriente y occidente del país. Adicionalmente, pronostica mayor probabilidad de que se observen precipitaciones por encima del promedio en la porción sur de los llanos occidentales (Apure y Barinas). En el resto del país se pronostica mayor probabilidad de que la precipitación tenga un comportamiento normal. El modelo de pronóstico probabilístico del Centro Internacional de Investigaciones del Clima y la Sociedad, prevé en general mayor probabilidad de que ocurran precipitaciones por debajo del promedio, principalmente en el oriente del país. En tanto que en el occidente y el sur de Venezuela, en los trimestres julio-septiembre y agosto-octubre, la probabilidad de que se observen condiciones normales es mayor. Los modelos del Centro de Previsión del Tiempo y Estudios del Clima, tienden a pronosticar, en el período junio-agosto, mayor probabilidad de que se observen déficit de precipitación en los extremos norte y oriental del país; en tanto que hacia el sur, la incertidumbre es mayor, debido a que mientras algunos de los modelos favorecen mayor probabilidad de que se observen déficit, otros prevén lo contrario. El modelo del Laboratorio Latinoamericano de Eventos Extremos, estima que en los trimestres junio-agosto y julio-septiembre es más probable que se observe déficit de precipitación en la mayor parte del país. El pronóstico del  Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño, estima que durante los trimestres mayo-julio y junio-agosto existe mayor probabilidad de que se observen déficit de precipitación.
El informe concluye que en el período mayo-noviembre de 2014, es más probable que se observen precipitaciones por debajo del promedio. En este sentido, se espera que las precipitaciones estén en torno al promedio en la mayor parte del país con déficit que no excede el 15% de la media. Se estima que ocurran en los estados Delta Amacuro, Falcón, Nueva Esparta y Zulia precipitaciones con déficit que excedan el 15% de la media.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.