lunes, 31 de marzo de 2014

BODEGAS VERDES: UNA FRANQUICIA SOCIAL



La Asociación Civil ¨Por la Caracas Posible¨ inicia un proyecto basado en el reciclaje y dirigido a la mujer como agente de cambio
Son tres componentes ambiente, equidad de género y emprendimiento, orientados al combate de la pobreza
Las Bodegas Verdes, proyecto de la asociación civil Por la Caracas Posible, son espacios en los hogares de familias que viven en situación de riesgo, donde se podrán vender productos de limpieza a precios competitivos. Este servicio consiste en dispensar los productos en envases reutilizables (llevados por el cliente de productos que se han consumido en casa o disponibles en el mismo establecimiento) para contribuir con el saneamiento ambiental y elevar el ingreso del hogar. El área metropolitana de Caracas es la entidad político territorial del país con mayor número de familias en situación de riesgo. Un 57,9% de la población vive en pobreza y de esa cifra, el 38,5% vive en pobreza extrema. En los sectores populares el acceso a la fuente de empleo es mucho más difícil, es por eso que este programa brinda a las mujeres, cabeza de familia, la posibilidad de desarrollar una actividad laboral sostenible en el tiempo, mediante cursos de capacitación y aprobación de microcréditos.
¿Por qué Bodegas Verdes es una franquicia social? Fredery Calderón, presidente de la Asociación Civil ¨Por la Caracas Posible¨ cuenta que la idea fue presentada como proyecto pero pronto se dieron cuenta de que ya existía en Caracas y era exitosa.  ¨Comprobamos que había un modelo de negocio, una bodega llamada Todo Limpio,  iniciada por una pareja hace treinta años. El señor es ingeniero y creó una fórmula de productos de limpieza amigable con el ambiente. La gente va allá con envases reusables y allí se vierten los productos. Decimos que es una franquicia porque partimos de un modelo que ya funciona y estamos estableciéndolo en el área metropolitana. Va a tener el mismo esquema para todos los puntos: etiquetado, mercadeo y modelo de negocio, así como una página web donde se podrán ubicar los puntos. Se están estandarizando todas las bodegas con los mismo precios, los mismos costos, estanterías, rotulados, catálogos de ventas y esquemas de precios¨. La materia prima se obtendrá de una empresa alemana que hace vida en Venezuela desde hace muchos años y que está capacitando a las mujeres en lo que corresponde al manejo de la fórmula. Esta iniciativa cuenta con el respaldo de CAF, Banco de Desarrollo y de ONU Mujeres y dependiendo de su éxito se replicará en otros países. ¨Es una franquicia social que creo que se va a convertir en un opción, bodegas que se van a convertir en competencia de los establecimientos ya constituidos¨.
¿Cómo es el proceso con relación al envase? ¨Las emprendedoras harán campañas de saneamiento ambiental durante las cuales van a recoger envases en la comunidad para hacer su stock pero también la gente puede ir a comprar y llevar su recipiente. El ecoetiquetado será sencillo, de un solo color, con poca imagen de manera que sea lo más económico posible y menos contaminante¨, explica Calderón. Esta acción también contribuirá a que el segmento femenino lidere un proceso de cambio en sus comunidades creando conciencia sobre el cuidado del ambiente.
¿En qué fase se encuentra el proyecto? ¨Estamos en estos momentos en la capacitación. Hicimos una convocatoria mediante varias vías y asistieron 205 mujeres de toda Caracas. Tenemos cortes o grupos de emprendedoras en Catia, Petare, Antímano, y El Hatillo. La capacitación termina en el mes de mayo cuando empezaremos a otorgar los microcréditos para montar 30 bodegas en el primer mes y luego cinco mensuales. La idea es que a medida que se cancelen los créditos otras mujeres puedan sumarse. La capacitación se da en emprendimiento, mercadeo, comercialización, equidad de género, manejo de residuos sólidos y otros. El adiestramiento en emprendimiento está a cargo de Banauge; el manejo de residuos sólidos es impartido por la experta Luisa Villalba; y a ONU Mujeres con Haydee Osorio, le corresponde todo lo relacionado con equidad de género y combate a la pobreza¨.
¿Por qué las mujeres pueden ser agentes de cambio? ¨Está demostrado que el 80% del ingreso que obtienen las mujeres lo invierten en infraestructura, salud y educación de sus hijos. La familia la lleva la mujer, la pobreza tiene rostro de mujer. Nosotros tenemos un matriarcado en la sociedad venezolana y en los sectores populares del área metropolitana son ellas quienes cumplen múltiples roles. Necesitamos por lo menos sesenta emprendedoras que tengan su crédito a finales de año. Aunque empezamos con 205 interesadas el programa necesariamente se va depurando. Un requisito básico por ejemplo es que quienes optan tengan espacio en su casa, no tengan problemas de alergia para manipular los productos, que estén en condiciones de hacer la venta, que pasen la capacitación y desarrollen su plan de negocio y finalmente las que se asocien tendrán más opciones.
Fredery Calderón, apuesta por el segmento femenino y por la perseverancia. En la inauguración del primer taller de capacitación reiteró que ¨es la disciplina y la constancia lo que nos hace exitosos… hay que insistir, insistir e insistir” y aunque reconoce que como todos los emprendimientos Bodegas Verdes no será fácil y tendrá dificultades, lo importante es no dejarse vencer. Indudablemente esta es la premisa de Por la Caracas Posible, organización que lleva adelante otros planes que vale la pena conocer como Caracas Sana (de recolección de papel, cartón y vidrio) y que apuesta a que sí es factible educar y elevar la calidad  de vida del ciudadano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.