lunes, 7 de abril de 2014

RECOGE LATAS

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 04-04-2014.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.
                Esta semana he conseguido en la vía, tanto en horas de la mañana cuando voy al trabajo como cuando regreso, a personas que se dedican a recoger latas de aluminio, las cuales al final del día me imagino que son vendidas a una recuperadora de metales. Esta actividad como manera de ganarse la vida es valida, es un trabajo importante desde el punto de vista ambiental, ya que estas personas ayudan con la limpieza de la ciudad, del entorno y simultáneamente contribuyen con el proceso de recuperación, reducción y reciclaje de un recurso no renovable como el aluminio. Sin embargo consideramos que están realizando su trabajo en condiciones deplorables, arriesgando la vida al andar por la orilla de la carretera, con ropa inadecuada y careciendo de guantes. Incluso la mayoría anda harapiento; esto sin duda causa un impacto social que llama a la reflexión, porque es chocante ver a personas trabajar honestamente en condiciones tan miserables, no es justo, sobre todo si pensamos en las riquezas del país.
                Hace ya muchos años, una empresa recuperadora localizada en Valencia, proveía a los recoge latas de unas bicicletas que contaban con una especie de recipiente donde almacenaban las latas de refrescos y cerveza y una vez lleno iban a descargarlo a la empresa. Entiendo que esas bicicletas se les facilitaban de manera gratuita a los usuarios. Iniciativas como estas deben ponerse en práctica, incluso ir más allá, por ejemplo organizarlos sea en cooperativas, sea en pequeñas empresas, ofrecerles créditos, orientarlos, porque algo hay que hacer a fin de mejorar la calidad de vida de estos trabajadores. Es necesario revertir esa realidad social deprimente, como es ver un ser humano laborar en condiciones paupérrimas en este país repleto de riquezas.
                Es necesario articular una política a fin de abordar el caso de los recoge latas, hay que ir hasta ellos, tenderles la mano, dignificarlos, no se trata de un acto de caridad, se trata de poner en práctica una política de empleo orientada a mejorar sustancialmente el bienestar de los trabajadores antes referidos.   
Efectos del plástico
El portal Econoticias reseña que la industria alimentaria tiene un frente abierto entre los científicos, que apuntan a un alto contenido en componentes químicos en la fabricación del envasado de estos productos. En el mes de febrero, un artículo firmado por científicos medioambientales advertía en la revista Journal of Epidemiology and Community Health que los productos químicos sintéticos utilizados en el embalaje,          el almacenamiento y el procesamiento de los alimentos podrían ser perjudiciales para la salud humana a largo plazo. Los especialistas señalaban que asciende hasta 4.000 el número total de sustancias químicas conocidas que se utilizan intencionadamente en los materiales que están en contacto con alimentos. Entre ellas, el formaldehido, un causante de cáncer pero que se utiliza legalmente a niveles muy bajos por ejemplo en botellas de plástico de bebidas gaseosas y en vajillas de melamina. Otros productos químicos que también están en estos materiales y que se sabe que interrumpen la producción de hormonas son bisfenol A, tributilestaño, triclosán y los ftalatos.
MinAmb: 37 años
                El pasado 1 de abril cumplió un año más de su creación el Ministerio del Poder Popular para el Ambiente. Cuando fue creado se llamó Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables (MARNR), luego pasó a llamarse Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales (MARN), a partir del 2007 lleva el nombre actual. Felicitaciones a todo el personal técnico, administrativo y obrero que allí labora.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.