jueves, 5 de enero de 2012


Diario: Notitarde La Costa. Fecha: 30-12-2011. | Puerto Cabello Edo. Carabobo.  Columna: BioDazibao Global. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Cambio climático o del microclima

Con el objetivo de evaluar la incidencia de la destrucción del bosque en la temperatura local de la cuenca hidrográfica del río Canoabo, se analizó la información climatológica de la Estación Meteorológica Palmichal, ubicada en la cuenca alta, específicamente a 1000 metros de altitud. La estación mencionada es propiedad de la Sociedad Civil Palmichal y forma parte de la red de estaciones del Servicio de Meteorología de la Fuerza Aérea Bolivariana, siendo su código internacional 80479.
Es oportuno destacar que el río Canoabo y sus tributarios son importantes, ya que son represados para abastecer de agua potable a las comunidades asentadas en el litoral carabobeño, principalmente Urama, Morón y Puerto Cabello; por tanto la conservación de los recursos naturales de la cuenca antes mencionada, es importante para garantizar el suministro permanente de agua potable a las poblaciones antes referidas. 
 Se analizó la variable temperatura de la serie de datos de veintitrés años (1988-2010) y se observó una tendencia, en el tiempo, al aumento de la temperatura mínima absoluta, específicamente en los meses de diciembre, enero, febrero y marzo, cuyo incremento es de 2°C, es decir, de 14°C a 16°C. Las temperaturas mínimas absolutas extremas (12,5°C, 12,9°C, 13°C, 13,5°C y 14°C) se registraron entre los años de 1988 y 1992. Tenemos la convicción de que este incremento de la temperatura mínima absoluta denota un cambio del microclima local, como consecuencia de la deforestación en la cuenca alta del río Canoabo y no como un resultado del cambio climático o calentamiento global.
La temperatura media se mantiene en torno a 20°C, creemos que el factor altitud (mil metros sobre el nivel del mar), donde se localiza la estación, es determinante para mantener este valor, es decir, influye para que la temperatura promedio aún no experimente una tendencia al alza.

Mirador local
            Una vez más los habitantes del litoral carabobeño hemos sufrido las consecuencias de la pésima gestión de los servicios públicos, lo cual causa malestar en la población. esde finales de noviembre venimos padeciendo la suspensión frecuente del servicio de agua, a pesar de haber sido un año lluvioso y el embalse de Canoabo estar repleto de agua. Urge hacer cuanto antes un plan de contingencia que en un momento determinado pueda aliviar la crisis producto de la escasez del vital líquido. A esto se le suman los apagones recurrentes y de vez en cuando el atraso en la recolección de la basura. Cuando aparentemente todo funciona bien, entonces falla el servicio privado de televisión por cable, o sea, una de las pocas opciones de distracción con que contamos.  

  wijimenez@terra.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.