domingo, 11 de octubre de 2015

ESCASEZ DE AGUA, ANARQUÍA Y ANOMIA

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 09-10-2015.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Escasez de agua: anarquía y anomia
                El martes pasado en horas de la tarde fuimos testigos de la anarquía y anomia que se generó y evidenció en la tranca del tráfico automotor en la vía  Morón - Valencia. Al día siguiente leímos en los medios impresos que la misma tuvo su origen en una protesta por la escasez de agua que agobia a la población de El Palito. Entendemos que la falta de agua causa incomodidad en la vida cotidiana y en general compromete el bienestar de la población. Entendemos que los afectados expresen su inconformidad, se quejen y hagan el reclamo respectivo en función de lograr la solución. Lo que no alcanzamos entender es el método o la forma; ¿cómo es posible que la protesta de unos ciudadanos vulnere los derechos de otros?, estamos convencidos de que esta actitud no es racional, no es justo que la protesta del pueblo cercene por ejemplo el derecho al libre tránsito del mismo pueblo. Esta contradicción no la identifican quienes promueven ese tipo de demostración anárquica, que es también un acto de torpeza.
   
             Ese día vimos gente desesperada bajarse del transporte colectivo para caminar por la vía y dirigirse a sus domicilios o el trabajo, vimos hombres, mujeres y niños angustiados y sudados de andar apresurados a fin de llegar a su destino. Observamos como conductores ansiosos y molestos invadieron los canales en sentido contrario para circular tanto de contramano como de retroceso. Muchos de los afectados venían de cumplir su jornada de trabajo y se dirigían a sus hogares a reunirse con su familia y descansar. Otros venían de viaje, agotados y lastimosamente se consiguieron con esta expresión de anarquía, sufriendo por una tranca que duró más de cuatro horas y que tal vez ninguno de los afectados tenía responsabilidad en la resolución del problema del agua.
                Preocupaba sobre todo que comenzara a operar el hampa y en consecuencia a someter a quienes estábamos detenidos en la cola. Preocupaba que surgiera una situación de emergencia y no se pudiera hacer nada por estar atrapados forzosamente en la vía. Esta vaina no puede seguir sucediendo. Es menester que el Estado atienda con seriedad este tipo de contingencia que se está haciendo recurrente. Quienes sufrimos esa situación indignante sentimos decepción y rabia ante la ausencia de autoridad, ante la inoperancia de los organismos del Estado, ante la anomia reinante. Se impone la sensatez, la vía del diálogo, del entendimiento para combatir con decisión a la anarquía.       

Alabado seas, mi Señor

En el capítulo segundo de la encíclica, en el título El Evangelio de la Creación, específicamente en la introducción, el Papa Francisco expresa “No ignoro que, en el campo de la política y del pensamiento, algunos rechazan con fuerza la idea de un Creador, o la consideran irrelevante, hasta el punto de relegar al ámbito de lo irracional la riqueza que las religiones pueden ofrecer para una ecología integral y para un desarrollo pleno de la humanidad. Sin embargo, la ciencia y la religión, que aportan diferentes aproximaciones a la realidad, pueden entrar en un diálogo intenso y productivo para ambas.” Seguidamente en el subtítulo La Luz que Ofrece la Fe, el pontífice afirma que “Si tenemos en cuenta la complejidad de la crisis ecológica y sus múltiples causas, deberíamos reconocer que las soluciones no pueden llegar desde un único modo de interpretar y transformar la realidad. También es necesario acudir a las diversas riquezas culturales de los pueblos, al arte y a la poesía, a la vida interior y a la espiritualidad. Si de verdad queremos construir una eco¬logía que nos permita sanar todo lo que hemos destruido, entonces ninguna rama de las ciencias y ninguna forma de sabiduría puede ser dejada de lado, tampoco la religiosa con su propio lenguaje.” 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.