martes, 14 de abril de 2015

ESTANCADOS EN LA BASURA

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 10-04-2015.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

                En reiteradas ocasiones hemos escrito sobre el problema de la basura y uno    desea que algún día sea resuelto definitivamente para nunca más escribir al respecto. La semana pasada en los días de asueto visitamos la población de Duaca y observamos cómo algunos tramos de la vía son utilizados para disponer basura. La alcaldía ha colocado vallas con los sempiternos mensajes: “Prohibido botar basura en este lugar” y “No tires basura en la vía”. Con relación a estos “mensajes” no cabe duda de la vaciedad de los mismos, obedecen a un discurso atrasado que ya en el inicio de la década de los setenta del siglo pasado Renny Ottolina cuestionaba con vehemencia, sin embargo, adentrado el siglo XXI aún estamos estancados en ese discurso estéril, prohibitivo, punitivo, que no ofrece soluciones reales al problema de la basura.
               
La solución de esta problemática cuya extensión es nacional, está en lograr una gestión eficiente en el manejo de los desechos y residuos sólidos, lo cual incluye la recolección, el transporte y la disposición final. Los expertos afirman que la clave de la eficiencia está en recolectar la basura con la misma velocidad que se genera. Esto es importante porque ciertamente la basura se produce todos los días durante las veinticuatro horas del día. Este dato no lo asimilan quienes tienen la responsabilidad de dirigir las operaciones de los servicios de aseo urbano domiciliario. Es por ello que si se busca alcanzar la eficiencia en la gestión, el manejo de la basura debe hacerse diariamente, incluso de ser necesario se deben poner en práctica horarios especiales de recolección; por otro lado la flota de camiones debe ser del tipo compactadores y el personal operario debe ser bien remunerado y estar dotado de su equipo de protección personal apropiado tales como guantes, lentes, mascarilla, botas y bragas entre otros. En cuanto al sitio de disposición final, este debe ser un relleno sanitario o un vertedero manejado con criterios técnicos.

                La gestión en el manejo de los desechos y residuos sólidos debe prever la colecta selectiva, la cual debe estar articulada con una política de recuperación, reutilización y reciclaje, incluso es recomendable que funcione una cadena de comercialización en función de que esa política sea sustentable en el tiempo. Este planteamiento es interesante y la experiencia en otros países latinoamericanos indica que inicialmente y de manera temporal, el Estado ha subsidiado organizaciones para las actividades de colecta selectiva y recuperación de residuos sólidos hasta que las mismas han podido funcionar por autogestión. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.