lunes, 1 de abril de 2013

LAS TORTUGAS PUEDEN HACER PLANES DE RSE


Heidy Ramírez S.
@ideagenial
Miembro de Periodismo ante el Cambio Climático

La tortuga cardón o laúd es la más grande del mundo, una hembra puede poner hasta 500 huevos por temporada, pero en promedio, de unos mil  puede que dos individuos lleguen a edad adulta

En Paria, el Centro de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas, mantiene desde hace más de una década un bello proyecto que ahora es también patrimonio de la comunidad

Así como hacen coaching, las empresas pueden involucrar a sus empleados en programas de voluntariado enfocados a la conservación ambiental

La investigación que se está haciendo actualmente en el país es de escritorio, no hay suficientemente financiamiento para responder en campo las preguntas
Brasil y México están en el primer lugar en cuanto a proyectos de protección de tortugas, gracias a los esfuerzos entre Gobierno, ONGs y comunidades

Cictmar, Centro de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas nació formalmente en 2001 aunque ya contaba con varios años de actividades, según su fundadora, la bióloga Hedelvy Guada. En la Península de Paria, estado Sucre, las playas de Cipara y Querepare han sido los dos núcleos del trabajo de seguimiento y protección de la tortuga cardón, una de las especies de estos quelonios que se reproducen en nuestras costas. Las actividades comprenden la observación, investigación, seguimiento, protección de nidos, liberación de tortuguillos y sensibilización de las comunidades en torno a la importancia de estos seres que son piezas imprescindibles de los ecosistemas marinos. 
Las dificultades financieras hicieron que Cictmar considerara la necesidad de formar a las localidades, lo que se concretó para el año pasado, ahora los pobladores trabajan también en los programas. Sin embargo el apoyo económico es imprescindible porque para la gente de las comunidades proteger a las tortugas es un trabajo como sembrar o pescar. ¨Ellos tienen que llevar comida a su casa¨, comenta Guada. La organización recibió en algunas ocasiones fondos provenientes de la Ley de Asignaciones Económicas Especiales pero los cambios que ha habido en el país en los últimos años han hecho que los aportes mermen. ¨Uno esperaría que proyectos de este tipo tuvieran el respaldo del gobierno municipal y del gobierno local pero no siempre ocurre así. Para tener el proyecto en playa necesitas una buena cantidad de colaboradores. Hemos trabajado por años tratando de posicionar las playas como sitios de avistamiento de tortugas para que la gente vaya, se aloje, compre artesanía local, interactúe con los pobladores. Cipara era el sitio menos visitado por tanto para que el proyecto no muriera se limitó a Querepare, la más accesible.
Los recursos necesarios. Lo que más hace falta es el salario del personal de campo. ¨Hacemos patrullaje en condiciones ideales desde las 8 pm hasta las 4 am y eso implica dos turnos de trabajo. En Cipara se traduce en el doble por la distancia de la playa¨. Cuando la tortuga llega a la playa comienza el trabajo de observación y marcaje. Se espera a que cave el nido y deposite los huevos. Se determina si tiene alguna marca previa y aunque ya Cictmar no dispone de microchips para hacerles seguimiento, si se puede verificar que alguna a la cual se le haya puesto en el pasado sea la que esté en la arena. ¨Se trata de molestar lo menos posible. Se toman las medidas. Se trabaja con luz roja. No tomamos fotos¨. Si la nidada es dejada en un sitio riesgoso (por inundaciones, paso de personas u otros) se traslada a un corral o vivero. El proceso de incubación dura 60 días hasta que salen los tortuguillos. 
Un animal misterioso. Desde marzo hasta agosto se da el desove. Una hembra pone en promedio unas cinco veces. Ella está cerca de la playa en el agua a unas cuantas millas y se acerca de noche a la arena y luego vuelve al mar. En una temporada puede poner unos 60 u 80 huevos cada vez que viene a la playa dejando unos 500 huevos en la temporada. Pero según los expertos uno de cada mil tortuguillos logra alcanzar la madurez (25 años después). Estos animales tienen un ciclo de vida muy largo, alcanzar la madurez sexual puede alcanzar décadas. ¨En un año que llamamos bueno, podernos liberar 5 mil crías, lo que quiere decir que a la vuelta de 25 años o más puede que lleguen unas cinco hembras de vuelta a la playa¨. Por ello todo el esfuerzo nunca es suficiente. 
Por qué se debe intervenir. ¨En toda la península hay nidadas. Los huevos culturalmente son apreciados por la gente. Hay sitios como el Mercado de Carúpano donde puedes encontrar huevos a la venta.  Es un proceso que casi implica cambiar la forma de pensar de toda una población. El año pasado en Cipara hubo saqueos de huevos pero es que no teníamos a nuestra gente cuidando la playa. Fueron personas de comunidades vecinas. En Cipara y en Querepare los locales son los primeros que avisan cuando ven a una tortuga desovando. Este es un proceso de presencia permanente, de sensibilización, de tener a la gente alerta, de charlas, folletos, gente involucrada directamente¨. 
Qué pasa si se extinguen las tortugas. La gente piensa que estas declaratorias de especies en peligro de extinción tiene algo de snobismo, pero lo cierto es que están muy conectadas con la presencia de los humanos en el planeta. En el caso de la cardón, ella actúa como controladora de las poblaciones de medusas que pueden ser depredadores de larvas o peces pequeños. Si hay un depredador que acaba con los peces antes de que crezcan simplemente no habrá pescados en los platos o en el ranchito de la playa que los sirve, cuando veamos que la pesca se haga más pobre será demasiado tarde¨. Y lo peor es que la recuperación de poblaciones de animales tan longevos como las tortugas puede tardar décadas y abarcar inversiones importantes, lo que se agrava en países como el nuestro, que dedican pocos recursos a la conservación ambiental. A veces la gente no ve esas conexiones, expone la experta.
Un coaching con tortugas. ¨En Venezuela el aporte RSE de las empresas todavía no es lo suficientemente atrevido o innovador para promover iniciativas como las de involucrar a voluntarios en la protección de tortugas¨. Cictmar aplaude que muchas organizaciones adopten nidos o ejemplares pero quisiera que hubiera más acercamiento como el trabajo directo de voluntarios en la playa… ¨así como existen los programas de coaching empresarial para promover el liderazgo que te llevan a competencias de escalada o a aprender surf¨. La bióloga comenta que podría ser una idea a materializar con organización y planificación que en términos de la contribución ambiental sería algo increíble. Pero hace la salvedad ¨si el proyecto no se extingue antes¨.

Hedelvy J. Guada es bióloga egresada de la Universidad Central de Venezuela, 1990, con experiencia en el trabajo de tortugas marinas desde 1987.  Magister en Ciencias Biológicas de la Universidad Simón Bolívar, 2000. Fundadora de la asociación civil Centro de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas (CICTMAR). Coordinadora del Grupo de Trabajo (ad hoc) en Tortugas Marinas de Venezuela (GTTM) desde 1997. Coordinador Nacional de la Red de Conservación de Tortugas Marinas en el Gran Caribe, WIDECAST, para Venezuela desde 1992. Coordinadora de WIDECAST para Suramérica y las Antillas Mayores 1997-2006. Miembro del IUCN/SSC Marine Turtle Specialist Group desde 1993; Miembro del Comité Ejecutivo del MTSG, 2000-2003. Coautor del Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas de Venezuela, publicado como reporte técnico del PAC/PNUMA (2000) y editor del Plan de Acción para la Recuperación de las Tortugas Marinas de Panamá (2008).

 Ha publicado diversos artículos científicos y divulgativos y tiene varias decenas de presentaciones en simposios y otros eventos. Asesor técnico ocasional de organismos gubernamentales. Invitada a diversas reuniones científicas, talleres y simposios en Colombia, Costa Rica, Ecuador, Surinam, Guayana Francesa y Cuba, entre otros. Profesora Instructora de Herpetología (Universidad Central de Venezuela, 1999-2005, 2012). Coordinadora de quince “Cursos sobre Biología y Conservación de Tortugas Marinas” (1992-2006). Co-Organizadora desde 2003 de un taller y cuatro simposios nacionales sobre tortugas marinas en el marco de los Congresos (bianuales) Venezolanos de Ecología (2003 al 2011) y de otros eventos de capacitación. Asesor o co-asesor de tesistas nacionales y foráneos sobre tortugas marinas. Ha producido diversos materiales divulgativos (posters, folletos) entre el 2003 y el 2012 y una exposición sobre tortugas marinas en la Península de Paria (2004).

 Miembro desde 2006 (renovado en 2010) del Comité Consultivo de la Convención Interamericana para la Protección y Conservación de las Tortugas Marinas. Miembro de la Junta de Directores de la International Sea Turtle Society (2004-2007).

 Ha participado como consultor contratado para varios proyectos nacionales de líneas bases ambientales. Es la Coordinadora General desde 1999 del “Proyecto de Investigación y Conservación de Tortugas Marinas en la Península de Paria, Estado Sucre”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.