lunes, 18 de enero de 2016

SIN AGUA, SÁLVESE QUIEN PUEDA

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 15-01-2016.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Sin agua, sálvese quien pueda  

Aquella lección que aprendimos en la escuela de que el agua era un recurso natural renovable, dejó de serlo, dejó de tener veracidad, el concepto cambió, ahora es no renovable. Actualmente en el litoral carabobeño no solo es un recurso escaso, es que no hay agua dulce en cantidad suficiente para satisfacer las necesidades mínimas de la población, la crisis que estamos viviendo nos permite dar fe de ese hecho. Esta espantosa realidad se veía venir y hoy nos cuesta aceptarla y más a nosotros, que de alguna manera hacemos esfuerzos desinteresados para divulgar, opinar e intentar orientar sobre la conservación de recursos naturales y del ambiente en general.

Causa indignación que muchas personas, incluso medios de comunicación habían alertado con antecedencia sobre el nivel crítico del embalse del río Canoabo, que es o era el principal reservorio y abastecedor de agua de la región del litoral, pero tal alerta fue desestimada, ya que sentimos que no se tomaron las previsiones del caso y sobre todo es evidente que no hay una política de conservación de cuencas hidrográficas y tampoco un plan de contingencia para enfrentar y disipar este tipo de crisis que sin duda es muy grave. 

Las consecuencias de la misma se reflejan en el deterioro inmediato de la calidad de vida de la población: precaria higiene personal e insuficiente aseo en el hogar de baños, piso y lavado de ropa; serios riesgos para la salud, en lo anímico destacan la preocupación, la angustia, la ansiedad y el estrés que genera la falta de agua. Con la ausencia de un plan de emergencia, los mercaderes del agua (que la consiguen gratuita) hacen de las suyas con su actitud usurera y especulativa al venderla a precios exorbitantes. Ante esta realidad incómoda y desesperante la ciudadanía se siente desconcertada, desorientada y desasistida, entonces comienza a embargar la sensación de sobrevivir, es como si alguien dijera sálvese quien pueda.

Probablemente quienes profesan las ciencias políticas salgan a dar explicaciones profundas de las causas de la falta de agua y por lo tanto discursarán “con propiedad” sobre fenómenos atmosféricos como El Niño, La Niña y hasta inventarán el de La Madre, La Abuela y bla, bla, bla. Obviamente ofrecerán soluciones mágicas e instantáneas y otras ilusiones propias de la demagogia. Creemos que la población quiere solución y no verborrea, hechos y no promesas, en todo caso es necesario elaborar un plan viable de aprovechamiento de fuentes de agua a ser ejecutado en el corto, mediano y largo plazo. Es pertinente evaluar diferentes opciones: entre otras la perforación de pozos, la desalinización de agua y por supuesto la reforestación de cuencas para la producción de agua para consumo exclusivo de la población. Es necesario actuar ya, contra reloj y elaborar un plan de emergencia, pero lo más importante es formar conciencia ambiental, porque a partir de allí comienza la transformación.

Tuit para el ministro
Enviamos el siguiente tuit a @ernestopaiva “Sr. Ministro del Ambiente, tiene usted 2 rompecabezas nacionales a resolver: falta de agua y abundante basura”.  

Alabado seas, mi Señor

En el capítulo tercero de la carta Encíclica, en el título Raíz Humana de la Crisis Ecológica, en la introducción, el Papa Francisco reflexiona “No nos servirá describir los síntomas, si no reconocemos la raíz humana de la crisis ecológica. Hay un modo de entender la vida y la acción humana que se ha desviado y que contradice la realidad hasta dañarla. ¿Por qué no podemos detenernos a pensarlo?. En esta reflexión propongo que nos concentremos en el paradigma tecnocrático dominante y en el lugar del ser humano y de su acción en el mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.