sábado, 20 de octubre de 2012

SUPERVISION AMBIENTAL



Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 19-10-2012.  Columna: BioDazibao Global. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.


            El diccionario de la Real Academia Española define Supervisión como: Ejercer inspección superior en trabajos realizados por otros. En efecto es así y en el caso de la supervisión ambiental se busca que ese trabajo no afecte al entorno o lo haga lo menos posible y si llegare a suceder algún evento no deseado que lo perturbe, el supervisor tendrá la responsabilidad de velar porque el daño se repare y el efecto se reduzca a su mínima expresión.

Es importante destacar que la supervisión está signada por el hecho de proponer medidas preventivas, correctivas y compensatorias si fuere el caso, siempre tomando como base el estudio de impacto ambiental aprobado por el Ministerio del Ambiente.

El supervisor ambiental evalúa la marcha de los trabajos que se estén ejecutando y que de alguna manera pudieran incidir sobre el ambiente. Si detecta un efecto negativo, deberá reportarlo e indicar las acciones apropiadas para solventarlo. Por el contrario si hay un efecto positivo o una acción favorable al ambiente, también deberá reportarlo. Esto es importante porque pone de manifiesto que el perfil del supervisor ambiental se caracteriza por exigir objetividad en su actuación, lo cual nos lleva a afirmar que el supervisor también tiene que ser honesto. Sería un contrasentido que un supervisor sea mentiroso o tienda a ocultar la realidad.

Otro elemento importante que define el perfil del supervisor ambiental, es la disciplina, es decir, la rigurosidad con que debe actuar la persona que ostenta ese cargo. Esto incluye desde el cronograma de inspección hasta la exigencia en el aspecto técnico, incluso la entrega de informes de manera oportuna.

Por último estamos convencidos de que el supervisor ambiental debe estar en constante formación, en permanente adiestramiento y de esta manera garantizar un trabajo de excelente calidad. En resumen el supervisor ambiental debe ser responsable, objetivo, honesto, disciplinado y con deseos de superación profesional.

Poda preventiva
            Insistimos en la necesidad de realizar labores preventivas de poda de ramas y en algunos casos tala de árboles, cuya caída representen riesgos para los conductores que circulan por la carretera vieja Morón - La Raya y por la autopista Cimarrón Andresote. Como se sabe, el viento, la lluvia y los rayos aumentan la probabilidad de caída tanto de ramas como del tronco de los árboles ubicados en la orilla de la vía citada. Se impone ser previsivos y así evitar incidentes o accidentes.

Extinción
            Según especialistas de la ONU son pocos los países que han puesto en práctica planes para detener la extinción de animales y plantas silvestres, tal como se acordó en la Convención Internacional sobre Diversidad Biológica, realizada en Nagoya (Japón) en 2010. A juicio de esta organización, actualmente se experimenta el mayor ritmo de extinción de especies animales y vegetales desde que desaparecieron los dinosaurios hace 65 millones de años. Según la FAO el 32 por ciento de las especies de ganado están en riesgo de extinguirse en los próximos 20 años. También se conoce que desde 1900 se ha perdido el 75 por ciento de la diversidad genética de los cultivos agrícolas.
Madera ilegal
            Datos del PNUMA indican que el 90% de la deforestación en el trópico es responsabilidad de la delincuencia organizada. Esto debilita las acciones orientadas a combatir el cambio climático, la conservación de la vida silvestre y la erradicación de la pobreza. La madera tropical ilegal proviene de la cuenca amazónica, África Central y el sureste asiático, se estima que su comercio genera ingresos que van de 30 mil a 100 mil millones de dólares anualmente.

wijimenez@terra.com

sábado, 13 de octubre de 2012

FUNDEHAMA EXIGE JUSTICIA POR MUERTES Y DAÑOS AMBIENTALES TRAS EXPLOSIÓN DE AMUAY




Instan a las autoridades cumplir con el mandato de las leyes ambientales, para establecer responsabilidades y sanciones correspondientes por los daños que produjo la explosión en Amuay 

Han pasado casi  dos meses de la tragedia que enluto a varias familias venezolanas y aún las autoridades competentes no han establecido responsabilidad alguna, ni por las 46 muertes, ni por los daños ambientales.

El artículo 108 de La Ley Orgánica del Ambiente prevé prisión hasta por 10 años, según la gravedad el delito tipificado, para quienes resultaren responsables por daños ambientales, e igualmente el artículo 131 señala: "La determinación de la responsabilidad penal de los delitos ambientales, es objetiva, para lo cual sólo basta la comprobación de la violación, no siendo necesario demostrar la culpabilidad", explicó el presidente de Fundehama, José Ríos Lugo.

En este sentido, dijo que la Fundación para el Desarrollo Humano, en Armonía con el Medio Ambiente (Fundehama), exige a las autoridades que actúen de conformidad a las leyes ambientales para determinar el daño causado a la atmósfera, los suelos, la flora, la fauna y demás elementos naturales como consecuencia de la emanación de gases "altamente tóxicos y sustancias químicas contaminantes" al quemarse tres tanques de petróleo, tras la explosión que se produjo en la madrugada del 25 de agosto del presente año en la refinería de Amuay.                                 
                                                                  
Ríos Lugo señaló: "Hay suficientes indicios que permiten pensar a los venezolanos que hubo negligencia y falta de prevención de los funcionarios de Pdvsa, entre ellos, su presidente Rafael Ramírez, que conllevaron a que ocurriera este accidente que era inminente, dado los informes de los técnicos, las denuncias de los trabajadores de la industria petrolera, de las comunidades de la zona sobre la fuga de gas y a las normas técnicas y estándares internacionales de previsión y seguridad que no se siguieron al pie de la letra."

Agregó que la responsabilidad por los daños no sólo alcanza a los funcionarios de Pdvsa, sino que la misma es extensible, en grado de corresponsabilidad, a funcionarios de otros organismo encargados del Control Ambiental, como el Ministerio del Ambiente, según lo que establece la Ley Orgánica del Ambiente en su Artículo 125: "Los funcionarios públicos responsables del Control Ambiental responderán civil, penal y administrativamente por los hechos u omisiones realizadas en el ejercicio de sus funciones".

Ríos Lugo explicó que a pesar de que aún no se han hecho las experticias correspondientes para determinar el impacto ambiental producido por la emanación de gases tóxicos a la atmósfera "no es necesario ser un experto en ambiente o ecología para evidenciar que se produjo un significativo daño ambiental en Amuay y sus zonas aledañas, cuya magnitud debe ser hecha por expertos, lo cual determinará la tipificación del delito cometido y la sanción o sanciones correspondientes. " 

Justicia con prontitud

Dadas las experiencias del pasado reciente como en el caso del rio Guarapiche, el Presidente de Fundehama manifestó su preocupación por las investigaciones que adelantan los organismos, ya que teme que estas no sean presentadas o que concluyan que no hubo responsables. Ríos Lugo recuerda: "Allí están las leyes y las obligaciones y sanciones que prevé, queda de las autoridades competentes y de la fuerza de la opinión pública el que se aplique y hagan justicia, en memoria de los fallecidos”

Contactos:
José Ríos Lugo 04241641300 / 0212 613 85 73
fundehama@gmail.com. Twitter: @fundehama
www.fundehama.org.ve.

lunes, 1 de octubre de 2012

EL AMBIENTE EN LA CARRERA PRESIDENCIAL



Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 28-09-2012.  Columna: BioDazibao Global. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.
           
            El tema ambiental es tomado en cuenta en los programas de gobierno de los  candidatos a la presidencia del país. El candidato Chávez plantea entre sus objetivos nacionales: construir e impulsar el modelo económico productivo ecosocialista, basado en una relación armónica entre el hombre y la naturaleza, que garantice el uso y aprovechamiento racional, óptimo y sostenible de los recursos naturales, respetando los procesos y ciclos de la naturaleza. Otro objetivo es proteger y defender la soberanía permanente del Estado sobre los recursos naturales, para el beneficio supremo de nuestro pueblo, que será su principal garante. 

El candidato Capriles plantea entre sus objetivos: revalorizar e impulsar la política ambiental con base en los preceptos de la Constitución; reencauzar la gestión ambiental sobre bases técnicas, científicas, humanas y corresponsables; redimensionar, consolidar y modernizar las instituciones mediante el fortalecimiento financiero, tecnológico y del talento humano; potenciar un programa nacional de educación ambiental en todos los niveles y ámbitos de la sociedad; promover cambios de estilo de vida para una sociedad sustentable;  reforzar y revalorizar los procesos de planificación ambiental y ordenamiento del territorio, con base en criterios de sustentabilidad.

Justicia tardía. La revista Infosylva número 17 del año en curso, reseña que un juzgado de Barcelona en España, condenó a la empresa eléctrica Endesa a indemnizar con 37,4 millones de euros a un total de 117 productores forestales y agrícolas, cuyas propiedades fueron afectadas por un incendio forestal ocurrido en 1994, el cual devastó 25800 hectáreas. La sentencia concluye, después de dieciocho años, que el incendio se originó por el mal estado del tendido eléctrico. Es oportuno evocar el dicho popular que dice: Más vale tarde que nunca.

México reforesta. Según el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) México ocupó en 2011 el cuarto lugar en el mundo en materia de reforestación, siendo superado solo por China, Indonesia y Etiopía. El año pasado el país azteca alcanzó reforestar una superficie de 526 mil hectáreas y en el quinquenio 2007-2011 sumó una extensión de 2,76 millones de hectáreas reforestadas. Este éxito obedece a la gestión de la Comisión Nacional Forestal por medio del Programa ProÁrbol.
Arde Ecuador. Los incendios de vegetación ocurridos recientemente en Ecuador han arrasado hasta ahora con 18000 hectáreas aproximadamente, incluso han causado la muerte de al menos cinco personas. El país solicitó ayuda internacional para las labores de combate y extinción, recibiendo apoyo de Brasil, Colombia, Chile y Venezuela. Estas naciones han enviado específicamente aeronaves y bomberos forestales especializados y experimentados en este tipo de contingencias.
wijimenez@terra.com