lunes, 20 de febrero de 2017

QUÉ HACER POR EL AGUA

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 17-02-2017.  Columna: BioDazibao Global. p5. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez

Qué hacer por el agua
Uno de los instrumentos que nos ofrece la legislación ambiental venezolana y que bien merece ser rescatado, activado y fortalecido es el Consejo Nacional de Cuencas Hidrográficas, según expresa el Decreto N° 2.330 publicado en la Gaceta Oficial 35.042 del 4-09-1992. Otro instrumento similar son los Consejos de Cuencas Hidrográficas previstos en la Ley de Aguas de 2007, cuya función es elaborar y ejecutar el Plan de Gestión Integral de las Aguas de la correspondiente región hidrográfica. 
Nosotros en función de simplificar, hemos insistido en la conformación de una sala situacional para hacer el diagnóstico y monitorización del problema de la falta de agua en el municipio Mora, específicamente esto comprendería abordar la situación ambiental de la cuenca del río Canoabo, la cual suministra el agua que se consume en el litoral carabobeño.
Estos instrumentos tienen por objeto la articulación de iniciativas voluntarias y conocimientos, en función de lograr una gestión eficiente del recurso agua. La activación de los mismos es una oportunidad para consultar y escuchar a la población y organismos, y así enterarse directamente de las dificultades y posibles soluciones que puedan surgir de esta interacción. Soluciones que deben expresarse en proyectos viables y cuya asertividad, incluso los resultados, deben significar un aporte a la cultura ambiental que debe instaurarse en la sociedad.
Es sensato aprovechar cuanto antes los recursos que nos ofrece la legislación ambiental, porque no hacerlo es contribuir para que la misma se transforme en letra muerta. Por lo tanto debemos documentarnos al respecto, involucrar el mayor número de planteamientos y procurar generar una propuesta consensuada orientada a la solución definitiva del problema de la falta de agua.
Finalmente esperamos que tanto los entes del Estado, como la ciudadanía en general, logren alcanzar acuerdos cuyo fin último sea la mejora sustancial del servicio de agua potable, lo cual mejorará la calidad de vida de toda la población.

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo cuarto de la encíclica, cuyo título es Una Ecología Integral, en el subtítulo Ecología de la vida cotidiana, el pontífice sostiene que “La calidad de vida en las ciudades tiene mucho que ver con el transporte, que suele ser causa de grandes sufrimientos para los habitan¬tes. En las ciudades circulan muchos automóviles utilizados por una o dos personas, con lo cual el tránsito se hace complicado, el nivel de contaminación es alto, se consumen cantidades enormes de energía no renovable y se vuelve necesaria la construcción.

jueves, 9 de febrero de 2017

EL INSTITUTO VENEZOLANO DE INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS ESTÁ DE ANIVERSARIO

58 años de trayectoria científica engalanan al pueblo venezolano

En los últimos 17 años se ha avocado a generar conocimientos capaces de transformar la sociedad y dar respuestas a las necesidades del país

Altos de Pipe, 9 de febrero de 2017 (Armando De Sa/Prensa Ivic).-

Dieciocho centros de investigación, 21 unidades de apoyo a la investigación, dos departamentos, tres Centros Internacionales de Investigación, 11 unidades prestadoras de servicios, un Centro Tecnológico; una biblioteca considerada como la fuente de referencia bibliográfica científico y tecnológica más importante del país; sin contar el Centro de Estudios Avanzados (CEA), desde donde han egresado hasta la fecha un mil 368 estudiantes de posgrado, conforman el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), epicentro del conocimiento científico por excelencia, reconocido a nivel nacional e internacional y que este 9 de febrero arriba a sus 58 años de fundación.      

Fue en 1959 cuando circuló la Gaceta Oficial 25.883 con el decreto fundacional del Ivic, que reemplazaría al Instituto Venezolano de Neurología e Investigaciones Cerebrales (Ivnic), creado en 1954 por Humberto Fernández-Morán.

Han transcurrido 58 años de múltiples aportes en diversas áreas del saber, contribuyendo así al bienestar común a través del desarrollo de proyectos de investigación, oferta de servicios especializados, formación de talento humano altamente capacitado, asistencia comunitaria, documentación, cooperación interinstitucional y divulgación de sus resultados.

Un total de 85 laboratorios componen actualmente los centros de Antropología, Biofísica y Bioquímica, Biología Estructural, Ciencias Atmosféricas y Biogeoquímica, Ecología, Estudios de la Ciencia; Estudios de Transformaciones Sociales, Ciencia y Conocimientos; Estudios Botánicos y Agroforestales, Estudios Interdisciplinarios de la Física, Física, Ingeniería de Materiales y Nanotecnología, Investigación de Tecnología de Materiales, Investigaciones Biomédicas, Oceanografía y Estudios Antárticos, Medicina Experimental, Microbiología y Biología Celular, Química, y Multidisciplinario de la Ciencia.  

El Centro Internacional de Ecología Tropical (Ciet) y el Centro Latinoamericano de Ciencias Biológicas (Clab) -instaurados en conjunto con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco)- además del Centro Latinoamericano de Criomicroscopía Electrónica (Clafcme), componen  también esta institución que durante los últimos 17 años se ha avocado a generar conocimientos capaces de transformar la sociedad y productos que den respuestas a las necesidades del pueblo venezolano.

Además de producir conocimientos, el Ivic a través de su Centro Tecnológico cuenta con personal capacitado para prestar 154 servicios científicos y tecnológicos en las áreas de salud, industrial, ambiental y químico.

También cuenta con la Unidad de Planta Pegamma, única de su tipo en el país que esteriliza con radiación gamma una gran variedad de productos médicos, quirúrgicos, cosméticos, alimenticios y farmacéuticos; así como con la Unidad de Estudios Genéticos y Forenses, donde se realizan pruebas de filiación biológica o paternidad, estudios de secuenciación del ácido desoxirribonucleico (ADN) y exámenes de identificación genética forense.

Para orgullo de los venezolanos, la Biblioteca Marcel Roche, declarada por la UNESCO en 1996 como Biblioteca Regional para América Latina y el Caribe, constituye un servicio de referencia bibliográfica nacional e internacional que atiende a más de 70 mil usuarios remotos y presenciales.
Por su parte, el CEA es responsable de impartir actualmente 14 programas de Maestría y 11 de Doctorado, logrando aportar hasta la fecha 975 magister y 370 doctores en las áreas de Bioquímica, Genética humana, Física, Química, Fisiología  y  Biofísica, Antropología, Ecología, Inmunología, Microbiología, Matemáticas, Reproducción  humana, Estudios Sociales de la Ciencia, Física Medica y Modelos Aleatorios.

En el Ivic funcionan dependencias dedicadas al contacto directo con las comunidades, bien sea para la resolución de problemas concretos o la apropiación social del conocimiento científico. Tal es el caso de la Oficina de Atención al Ciudadano, ubicada en Caracas; de Desarrollo Comunitario, Divulgación de la Física  y Socialización del Conocimiento Científico, situadas en la sede del instituto; así como la de Articulación con las Comunidades, con sede en el estado Mérida.

En la actualidad, más de un 1.400 trabajadores, entre personal administrativo y de investigación, ratifican su responsabilidad y compromiso con la patria desarrollando 199 proyectos de investigación en las áreas de salud, energía y petróleo, ambiente, política y sociedad y ciencias básicas.      

El Ivic es un organismo adscrito al Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología. Su sede principal está ubicada en el km 11 de la Carretera Panamericana del estado Miranda (Altos de Pipe) y tiene presencia en los estados Zulia, Mérida y Falcón, además de una estación científica en la comunidad de Higuerote.


Fotos Elvys Hernández