lunes, 28 de noviembre de 2016

PAÍSES AVANZAN EN LA CONSTRUCCIÓN DE UN ACUERDO REGIONAL SOBRE EL ACCESO A LA INFORMACIÓN, LA PARTICIPACIÓN Y JUSTICIA AMBIENTALES

Dominica adhirió a la iniciativa sobre el Principio 10 durante la quinta reunión del comité de negociación del acuerdo, que finalizó hoy en Santiago de Chile.

(25 de noviembre, 2016) Los países de América Latina y el Caribe finalizaron hoy una nueva ronda de negociaciones para alcanzar un acuerdo regional sobre el acceso a la información, la participación y la justicia en materias ambientales (Principio 10 de la Declaración de Rio sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo), con importantes avances en la redacción de un texto final, que se espera sea aprobado por los gobiernos de la región durante 2017.

La Quinta Reunión del Comité de Negociación del Acuerdo Regional sobre el Acceso a la Información, la Participación Pública y el Acceso a la Justicia en Asuntos Ambientales en América Latina y el Caribe (Principio 10), fue organizada por la CEPAL y el Gobierno de Chile, y se desarrolló del 21 al 25 de noviembre en la sede central del organismo regional de las Naciones Unidas en Santiago, Chile.

Durante el encuentro, Dominica se convirtió en el país número 23 que adhiere a la iniciativa regional para la aplicación efectiva del Principio 10 de la Declaración de Río sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo en la región, lo que fue acogido con beneplácito por el resto de las naciones participantes.

Asimismo, los delegados debatieron aspectos sustantivos del acuerdo regional sobre la base de la cuarta versión del texto compilado por la Mesa Directiva del proceso –cuya Secretaría Técnica es ejercida por la CEPAL-, que integra las propuestas de los países entregadas en anteriores reuniones, y avanzaron en particular en los artículos 8 y 9 del instrumento que se refieren a la participación del público en la toma de decisiones ambientales y al acceso a la justicia, respectivamente.

Acordaron además continuar las negociaciones en una sexta reunión, que se realizará en Brasil en marzo de 2017. “Necesitamos avanzar hacia un acuerdo robusto, para que sirva al mejoramiento de los estándares en nuestra región. Queremos retomar en Brasil el espíritu de diálogo que ha caracterizado a estos encuentros”, remarcaron los delegados.

En el marco de la quinta reunión del comité de negociación se realizó el lanzamiento del libro Sociedad, derechos y medio ambiente: estándares internacionales de derechos humanos aplicables al acceso a la información, la participación y la justicia, elaborado conjuntamente por la CEPAL y la Oficina Regional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH).

La publicación compila los estándares internacionales de derechos humanos aplicables al acceso a la información, a la participación y el acceso a la justicia, y busca invitar a los países de la región a fortalecer la promoción y protección de estos derechos, así como a incorporarlos en sus estrategias, políticas y programas hacia el desarrollo sostenible.

“El desarrollo no será sostenible ni inclusivo a menos que tenga a la igualdad con titularidad de derechos como piedra angular. Esta publicación contribuye a relevar el círculo virtuoso entre derechos humanos, derechos de acceso y protección del medio ambiente”, señaló Alicia Bárcena, Secretaria Ejecutiva de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), en relación al documento.


También durante la reunión se presentó el Observatorio del Principio 10 en América Latina y el Caribe –que estará próximamente disponible en el sitio web de la CEPAL- el cual agrupa las leyes, políticas, tratados y jurisprudencia que garantizan que los derechos de las personas a la información, a la participación y a la justicia en asuntos ambientales, consagrados en el Principio 10 de la Declaración de Río, sean aplicados cabalmente.

lunes, 7 de noviembre de 2016

EN NOVIEMBRE MEDIRÁN NUEVAMENTE EL GLOBO TERRÁQUEO

Vanessa Ortiz Piñango vortiz@ivic.gob.ve 

Por segunda ocasión en el año, alumnos, docentes y aficionados al estudio del universo tendrán la oportunidad de calcular las dimensiones de la Tierra a través del Proyecto Eratóstenes, el cual busca incentivar la enseñanza y el aprendizaje de la ciencia en las instituciones educativas y el público en general. La cita será la semana del 21 al 25 de noviembre y los participantes solo deberán completar el formulario de inscripción disponible en la página web http://eratostenes-unawe-region-andina.blogspot.com, así como descargar el instructivo. El Proyecto Eratóstenes es organizado por el programa internacional de enseñanza de la astronomía “Conciencia Universo” (Universe Awarennes-Unawe), auspiciado por la Unión Astronómica Internacional (IAU por sus iniciales en inglés) y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Además, cuenta con el apoyo de la Oficina Andina de Astronomía para el Desarrollo.

En Venezuela, es impulsado por la Unidad de Divulgación y Socialización de la Física (UdsFis) del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), bajo la coordinación de Enrique Torres. En la primera medición del año 2016, efectuada el pasado mes de junio, se inscribieron 21 profesores de Chile, Colombia, Perú, Venezuela, Argentina, Brasil y Francia, quienes también promovieron diversas actividades de aula con sus más de 600 estudiantes, previas al cálculo regional.
El resultado obtenido fue de 6.376 kilómetros, bastante cerca del valor promedio mundialmente aceptado como el radio terrestre (6.371 kilómetros). Al igual que en ese momento, para el mes de noviembre la convocatoria fue extendida al Programa de Entrenamiento de Maestros “Galileo” (GTTP por sus siglas en inglés).
Dos milenos atrás, el matemático y geógrafo griego, Eratóstenes, usó la luz solar y conocimientos básicos de geometría para estimar las proporciones del globo terráqueo desde el norte de África.

El objetivo del Proyecto Eratóstenes es repetir su hazaña y aproximarse lo más que se pueda a la medida mundialmente reconocida del planeta. Pese al avance tecnológico actual, la idea es realizar el experimento con materiales caseros y mucha imaginación, utilizando la sombra proyectada en el piso por una vara vertical a la hora del mediodía. Posteriormente, se copara la información recibida de las diferentes latitudes y se procede al cálculo entrecruzado de los datos.

DOCUMENTAL EL HOMBRE BOSQUE

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 04-11-2016.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Documental Hombre bosque

            Recientemente descubrimos en internet un video que data de 2014, pero no obstante a la fecha de realización, su contenido se mantiene vigente. Se trata del documental titulado “Forest man” (Hombre bosque), el cual relata la obra real y excepcional de Jadav Payeng, un ciudadano de la India que comenzó a reforestar la isla de Majuli en 1979, motivado por la merma de la superficie territorial de la isla como consecuencia de la tala y la erosión de los suelos. Luego de transcurridos 35 largos años trabajando de manera ininterrumpida en la repoblación forestal de la isla, ha obtenido como recompensa la creación de un bosque de 550 hectáreas.

            A todas luces es loable esta iniciativa emprendida por Jadav Payeng, cuyos resultados tangibles han demostrado que sí es posible la recuperación de áreas naturales degradas. Basta tener convicción, perseverancia y pasión por la naturaleza, para disponernos a alcanzar metas y logros ambientales. La obtención de un bosque es una creación de valor incalculable, no tiene precio, sería errado, sería una torpeza intentar  mercantilizar esta obra. Pudiera argumentarse que para poner en marcha este tipo de emprendimientos es necesario contar con recursos económicos, ciertamente es válido, pudiera ser una limitación, pero no trunca la motivación humana cuando se quiere lograr un objetivo.

            En el contexto nacional abrigamos la esperanza de que a mediano plazo ingresen al país cantidades suficientes de petrodólares, es decir, nuevamente el llamado “boom” petrolero, creemos que esta vez debemos evitar que suceda como en otras oportunidades, es decir, no sabemos qué hacer con tanto dinero y comienzan a proliferar proyectos vacíos, producto del capricho académico, o peor aún producto de la politiquería voraz que responde a intereses creados de cofradías, pues no, ese dinero hay que invertirlo sabiamente, en proyectos que tengan una visión de país, orientado al bienestar de la población. Tenemos graves problemas ambientales que urge resolver como por ejemplo la falta de agua, por tanto será necesario invertir en conservación de cuencas hidrográficas, entre otras áreas prioritarias.       

Agua en Morón
            El problema de la falta de agua en el municipio Mora está signado por la improvisación, es decir, carece de un plan orientado a solventarlo, lo cual se traduce en la práctica de un tercermundismo exacerbado, estamos anclados.

Alabado seas, mi Señor


En el capítulo cuarto de la encíclica, cuyo título es Una Ecología Integral, en el subtítulo Ecología Ambiental, Económica y Social, el Santo Padre reflexiona que “Si todo está relacionado, también la salud de las instituciones de una sociedad tiene consecuencias en el ambiente y en la calidad de vida humana: Cualquier menoscabo de la solidaridad y del civismo produce daños ambientales. En ese sentido, la ecología social es necesariamente institucional, y alcanza progresivamente las distintas dimensiones que van desde el grupo social primario, la familia, pasando por la comunidad local y la nación, hasta la vida internacional. Dentro de cada uno de los niveles sociales y entre ellos, se desarrollan las instituciones que regulan las relaciones humanas. Todo lo que las dañe entraña efectos nocivos, como la pérdida de la libertad, la injusticia y la violencia. Varios países se rigen con un nivel institucional precario, a costa del sufrimiento de las poblaciones y en beneficio de quienes se lucran con ese estado de cosas. Tanto en la administración del Estado, como en las distintas expresiones de la sociedad civil, o en las relaciones de los habitantes entre sí, se registran con excesiva frecuencia conductas alejadas de las leyes. Estas pueden ser dictadas en forma correcta, pero suelen quedar como letra muerta”.