martes, 24 de mayo de 2016

FENÓMENOS EXPIATORIOS



Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 13-05-2016.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

El incendio forestal ocurrido en Alberta, Canadá, está siendo vinculado con el fenómeno de El Niño; particularmente pienso que este fenómeno crea condiciones climáticas que incrementan la probabilidad de ocurrencia de incendios de vegetación, pero es el ser humano quien los origina, el hombre es el detonador, pasa a convertirse en la chispa que desencadena el fuego que año tras año destruye grandes extensiones de bosques en el planeta. Es necesario tener claro que es muy poco probable que los incendios se originen de manera espontánea, entonces no debemos tomar al fenómeno mencionado como chivo expiatorio, tampoco al de La Niña. Es importante no perder de vista la acción de la especie humana sobre el ambiente, es decir, su acción perturbadora, depredadora, la cual causa serios desequilibrios que tarde o temprano se revierten contra la humanidad. Unido a esto hay que tener en cuenta que la carencia de políticas pro conservación del ambiente, aceleran que la población sufra las consecuencias del desequilibrio ambiental.
En el caso de la grave crisis de la falta de agua, es cierto que en los últimos años la sequía se ha extendido, es decir, ha llovido menos en comparación con años anteriores según indican los registros y series históricas meteorológicas, pero también es verdad que las cuencas hidrográficas presentan problemas de destrucción de bosques o deforestación, degradación de los suelos, ocupaciones ilegales, conflictos de uso de la tierra, sedimentación de embalses, entre otros. Los problemas ambientales antes mencionados, traen como consecuencia la merma en la producción de agua de las cuencas, que en muchos casos llega a ser tan severa que hace imposible satisfacer la demanda de la población, lo cual obliga al racionamiento del recurso y en último caso, cuando el agua se agota, tal como ocurrió en el reciente periodo de sequía, solo queda asistir a la población con el reparto de agua por medio de camiones cisternas, situación esta angustiante e incómoda que genera mucha ansiedad.

En resumen, El Niño, La Niña y la carencia de políticas de conservación de cuencas hidrográficas, son verdades que desafortunadamente se citan o no según la conveniencia. 

Agua en Morón
            Mientras que en algunos sectores de Morón el agua está llegando casi que permanentemente por el acueducto, en otros la situación es totalmente diferente, el agua  llega semanalmente. Esto indica que hay una distribución del recurso agua que dista mucho de ser equitativa. Esto entra en contradicción con el principio especificado en el Artículo 5, numeral 3 de la Ley de Aguas, que dice: “El agua es un bien social. El Estado garantizará el acceso al agua a todas las comunidades urbanas, rurales e indígenas, según sus requerimientos.”

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo tercero de la encíclica, en el título Raíz Humana de la Crisis Ecológica, en el subtítulo Crisis y Consecuencias del Antropocentrismo Moderno, el Pontífice reflexiona que “En la modernidad hubo una gran desmesura antropocéntrica que, con otro ropaje, hoy sigue dañando toda referencia común y todo intento por fortalecer los lazos sociales. Por eso ha llegado el momento de volver a prestar atención a la realidad con los límites que ella impone, que a su vez son la posibilidad de un desarrollo humano y social más sano y fecundo. Una presentación inadecuada de la antropología cristiana pudo llegar a respaldar una concepción equivocada sobre la relación del ser humano con el mundo. Se transmitió muchas veces un sueño prometeico de dominio sobre el mundo que provocó la impresión de que el cuidado de la naturaleza es cosa de débiles. En cambio, la forma correcta de interpretar el concepto del ser humano como “señor” del universo consiste en entenderlo como administrador responsable.”

lunes, 2 de mayo de 2016

DAYKO



Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 29-04-2016.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Recientemente los medios publicaron la noticia lamentable de la muerte de un perro amaestrado, que ayudó al rescate de siete personas con vida quienes permanecían bajo los escombros del terremoto ocurrido en Ecuador. Su nombre era Dayko, tenía cuatro años de edad y formaba parte del Cuerpo de Bomberos de la ciudad de Ibarra, localizada en los andes ecuatorianos.
Se cree que el trabajo extenuante realizado en los últimos días en la zona costera, en un ambiente de altas temperaturas a las cuales no estaba acostumbrado, le produjo agotamiento y deshidratación que finalmente le causaron la muerte, a pesar de que estaba recibiendo tratamiento a base de suero. Según los bomberos de Ibarra, Dayco había obtenido varias certificaciones tanto nacionales como internacionales debido a su excelente olfato y otras habilidades.
Realmente este tipo de episodio nos deja una lección y nos lleva a la reflexión,    por ejemplo valorar como con la ayuda de un animal es posible salvar vidas humanas, esto tiene un significado magnánimo, no tiene precio; si bien hay el concurso de un animal el valor es humano, o tiene una connotación humanitaria. Esta lección que nos deja Dayco debemos aprenderla y divulgarla, sobre todo donde se perciban expresiones de descomposición social, o cuando veamos conductas miserables por parte de personas que llegan hasta jactarse de tener una excelente educación y cultura. Esto pareciera contradictorio, pero ocurre, entonces qué esperar de personas que desde la infancia no contaron con un núcleo familiar y tampoco les inculcaron valores, o no tuvieron una buena educación y/o se criaron en un medio poco culto. Por lo antes expuesto es saludable fortalecer el concepto de familia y la dignidad del ser humano.
 Todo esto nos hace recordar aquellas palabras: Mientras más conozco a los hombres más quiero a mi perro; sin duda esta afirmación es muy comprensible, es acertada. Así como el perro murió rescatando vidas, es necesario que la sociedad haga un esfuerzo para rescatar los valores humanos, esto es urgente e impostergable.    
 
Agua en Morón
                Ciertamente desde el sábado 16 fue restituido el servicio de agua por acueducto en muchos sectores de Morón, pero aún hay comunidades donde el agua ha llegado de manera irregular; por ejemplo en Colinas de Mara solamente hubo agua dos días (18 y 19), después de esa fecha no se ha contado con la disponibilidad del recurso, por lo tanto los vecinos seguimos sufriendo la incomodidad de la falta de agua. Esperamos que esta situación pueda solucionarse muy pronto.

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo tercero de la encíclica, en el título Raíz Humana de la Crisis Ecológica, en el subtítulo Crisis y Consecuencias del Antropocentrismo Moderno, el   Santo Padre cuestiona que “El antropocentrismo moderno, paradóji¬camente, ha terminado colocando la razón técni¬ca sobre la realidad, porque este ser humano, según Romano Guardini, ni siente la naturaleza como norma válida, ni menos aún como refugio viviente. La ve sin hacer hipótesis, prácticamente, como lugar y objeto de una tarea en la que se encierra todo, siéndole indife¬rente lo que con ello suceda. De ese modo, se debilita el valor que tiene el mundo en sí mismo. Pero si el ser humano no redescubre su verdadero lugar, se entiende mal a sí mismo y termina contradiciendo su propia realidad; al respecto Juan Pablo II afirma: No solo la tierra ha sido dada por Dios al hombre, el cual debe usarla respetando la intención originaria de que es un bien, según la cual le ha sido dada; in¬cluso el hombre es para sí mismo un don de Dios y, por tanto, debe respetar la estructura natural y moral de la que ha sido dotado.”