sábado, 23 de abril de 2016

PERÍODO LLUVIOSO



Colaboración. Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 22-04-2016.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.



Las lluvias ocurridas recientemente en diferentes ciudades del país tales como Caracas, Maracay, Valencia, Barquisimeto, Puerto Cabello y Morón, entre otras, indican que se ha iniciado el periodo lluvioso. Ojalá que el mismo se prolongue y de esta manera los embalses logren recuperar sus niveles. Desde una perspectiva ambiental y específicamente de las ciencias forestales, es oportuno aprovechar las lluvias para reforestar las cuencas hidrográficas, también se debe ejecutar durante todo el año prácticas agronómicas de conservación de suelos donde sea necesario. Esto obviamente debe estar en concordancia con un plan nacional de conservación de cuencas que a su vez responda a los lineamientos de una política ambiental del Estado.


La crisis de la falta de agua que se ha vivido en los últimos años en diferentes regiones de Venezuela, hace imperativo la ejecución de planes orientados a garantizar la disponibilidad del recurso agua. Con certeza nadie quiere sufrir las penurias y angustias que genera la escasez de agua, que genera no tener o no disponer de agua. Reiteramos que para nosotros vivir esta situación es una verdadera catástrofe. Por lo tanto está plenamente justificada toda acción cuyo objetivo sea asegurar la disponibilidad del recurso agua. 


Por último creemos oportuno destacar que previo al inicio de las lluvias, observamos que el tiempo atmosférico presentaba un tono blanquecino, a esto muchos  lo denominan calima o calina. Buscamos esta definición, incluso la de esmog y las transcribimos textualmente del Diccionario de la Real Academia Española, así el lector podrá hacer su interpretación de lo que estamos hablando. Calima significa: “Accidente atmosférico consistente en partículas de polvo o arena en suspensión, cuya densidad dificulta la visibilidad.” Esmog significa: “Niebla mezclada con humo y partículas en suspensión, propia de las ciudades industriales.”

Morón sin agua

Después de 106 días (tres meses y medio) de no llegar una gota de agua por el acueducto a las residencias de Morón y sectores circunvecinos, desde el sábado comenzó a llegar el líquido vital. Esperamos que esta restitución del servicio perdure, que sea el resultado de una solución definitiva. Creemos de verdad que la población haya aprendido la lección y ahora ahorre el agua, no la desperdicie. A los vendedores de agua se les acabó su acción especulativa en contra del pueblo.  


Alabado seas, mi Señor

En el capítulo tercero de la encíclica, en el título Raíz Humana de la Crisis Ecológica, en el subtítulo Globalización del Paradigma Tecnocrático, el Papa Francisco afirma que “La humanidad se ha modificado profundamente, y la sumatoria de constantes novedades consagra una fugacidad que nos arrastra por la superficie, en una única dirección. Se hace difícil detener¬nos para recuperar la profundidad de la vida. Si la arquitectura refleja el espíritu de una época, las megaestructuras y las casas en serie expresan el espíritu de la técnica globalizada, donde la permanente novedad de los productos se une a un pesado aburrimiento. No nos resignemos a ello y no renunciemos a preguntarnos por los fines y por el sentido de todo. Lo que está ocurriendo nos pone ante la urgencia de avanzar en una valiente revolución cultural. La ciencia y la tecnología no son neutra¬les, sino que pueden implicar desde el comienzo hasta el final de un proceso diversas intenciones o posibilidades, y pueden configurarse de distintas maneras. Nadie pretende volver a la época de las cavernas, pero sí es indispensable aminorar la marcha para mirar la realidad de otra manera, recoger los avances positivos y sostenibles, y a la vez recuperar los valores y los grandes fines arrasados por un desenfreno megalómano.”

domingo, 10 de abril de 2016

Ignacio Avalos: ES NECESARIO UN PACTO NACIONAL POR EL CONOCIMIENTO


Trabajo publicado originalmente en Acfiman.org, página de la Academia de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales. Por Heidy Ramirez S.


El futuro ya comenzó y detrás de cada cosa que está pasando se encuentra la huella del desarrollo tecnocientífico. Ante ello Venezuela está fuera de base, sin planificación ni intenciones siquiera de hablar del tema de la sociedad del conocimiento, asunto crucial para el desarrollo de cualquier país. Se impone un gran pacto nacional, marco imprescindible para fundamentar y legitimar un conjunto de cambios estratégicos, institucionales y financieros. Es necesario un acuerdo social. Estas ideas fueron expuestas por el profesor Ignacio Avalos el pasado 16 de marzo en la sede de la Academia  de Ciencias Físicas, Matemáticas y Naturales, en el marco de la conferencia ¨Del país petrolero al país de las neuronas¨.

El profesor Avalos, de la Universidad Central de Venezuela, tiene años estudiando el tema de la sociedad del conocimiento y al respecto enfatiza usando el deporte como símil que ¨queramos o no entrar a jugar a esa cancha, tenemos que hacerlo¨. A su criterio estamos mal apertrechados y dejando el futuro a su suerte.  La sociedad del conocimiento es la que está institucionalmente organizada en torno a la producción, transferencia y uso del mismo. Como datos, indica que en la actualidad el saber se duplica cada cinco años y el volumen de conocimiento que se produce de todo tipo es inimaginable. Adicionalmente hay un acortamiento del ciclo de innovación, esto es, es cada vez más breve el lapso en el cual se produce el conocimiento y en el que se da la innovación (antes se requerian muchos años para que se produjera un descubrimiento de uso social, ahora en algunos casos pueden ser apenas meses).

Según Avalos, el proceso de generación de conocimiento se está volviendo cada vez más complejo a nivel institucional, hay más protagonistas y el saber es internacional, interdisciplinario, colaborativo y en la medida en que se hace más importante hay más presión por la propiedad privada. Así también cada vez más las innovaciones son acuerdos de redes. De ahí el exitoso caso chileno donde se habla de redes de empresas en torno al trabajo. A su juicio habrá más cambios de tordo orden (económicos, sociales y educativos) derivados de los avances tecnocientificos en las próximas dos décadas que lo que hubo en los dos últimos siglos.

¨Las cosas que están ocurriendo actualmente llevan a pensar que la materia prima que está privando en la producción es la materia gris¨, explica Avalos. Menciona un estudio del Banco Mundial que señala al capital intelectual e institucional como el responsable del 70% del valor agregado de las economías, de la riqueza que se produce las naciones desarrolladas. En consecuencia, se pregunta si no se están cambiando las reglas de la economía a una de los bienes intangibles, donde el conocimiento es un bien público. Y apunta sobre el entorno necesario, ¨la sociedad del conocimiento tiene que ser democrática, debe haber participación de la gente, es primordial la implicación de los ciudadanos en el desarrollo tecnocientífico¨.

En cuanto a la Venezuela postpetrolera afirma que es lo que todos queremos pero nadie se ha enseriado para hablar de ciencia y tecnología y ¨no hay solución postrentista fuera de la sociedad del conocimiento¨. Este profesor universitario insiste en que la CyT es un tema arrinconado en la agenda nacional, ¨no está ni en las universidades¨. En cuanto a la Locti comentó que la misma  no funcionó porque el contexto perverso no lo permitía, ¨no funcionó porque suponía un sector productivo que no tenemos¨. Lo que ahora se requiere e es un pacto nacional por el conocimiento, dice Avalos. ¨Los países que han entendido esto y les está yendo bien arrancaron con un acuerdo, porque no es solo ni principalmente un tema de subsidios, de empresas, de leyes, es algo más grande en lo que tiene que ver todo el país, se trata de cómo nos organizamos en función de otros parámetros, para que la nación camine de otra forma, porque lo que viene indica que los paradigmas que se están manejando son distintos¨.

AGUA EN EL CONTEXTO EDUCATIVO



Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 08-04-2016.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Imposible no escribir sobre el tema del agua, para nosotros no disponer de este recurso en el acueducto es una verdadera catástrofe, la misma es consecuencia de la agresión del hombre sobre el ambiente natural, específicamente la destrucción de los bosques y los suelos; es el resultado de la carencia de una política de conservación de cuencas hidrográficas. Parafraseando a los expertos en riesgos, podemos afirmar que esta es la causa raíz de la situación catastrófica que estamos viviendo.   


El caos de la falta de agua ha traído como consecuencia el trastorno de la actividad educativa tanto en primaria como en secundaria, por un lado se ve reducido el horario de clases lo cual a su vez incide en la calidad de la enseñanza y el aprendizaje, por otro lado se ve afectada la alimentación de los escolares, ya que la preparación de la comida tuvo que ser suspendida en muchas escuelas y liceos, dada la carencia del líquido vital que es usado para la cocción, es decir, la comida que antes de la crisis del agua los estudiantes ingerían en el centro educativo ahora no lo están haciendo. De alguna manera esto se debe reflejar desfavorablemente en la nutrición y salud de niños y jóvenes. 

Otra consecuencia de la crisis es el hurto del agua. Hemos escuchado testimonios de personas que han llenado los tanques de agua de diferentes centros educativos y resulta que luego de concluido el llenado, personas inescrupulosas han procedido a  adueñarse de ese recurso, o sea, han hurtado el agua destinada al uso de niños y adolescentes. Esto es un indicador lamentable del estado de descomposición social que se ha alcanzado en la región. La crisis del agua unida a la crisis de valores humanos generan toda esta serie de situaciones repugnantes que es preciso encarar y buscarle solución. Esto es un ejemplo de que en una situación determinada interactúan múltiples variables, lo cual obliga a un análisis integral considerando que todo está relacionado. Por lo tanto se debe buscar una solución que satisfaga a la totalidad y no a una fracción.   

Morón sin agua
            Hoy se cumplen 99 días de no llegar una gota de agua por el acueducto a las residencias de Morón y sectores circunvecinos. Afortunadamente ha comenzado a llover y ojalá sea largo y abundante al periodo de lluvias y así los embalses puedan recuperarse rápidamente. Concomitante a este hecho debe iniciarse en las cuencas hidrográficas labores de reforestación y conservación de suelos en general. Insistimos en la necesidad de formar conciencia ambiental y buscar una solución definitiva a la crisis de la falta de agua. Producto de esta experiencia desagradable y angustiante, tenemos el desafío de internalizar y asumir desde una perspectiva cultural, la conservación, defensa y mejoramiento del ambiente.  

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo tercero de la encíclica, en el título Raíz Humana de la Crisis Ecológica, en el subtítulo Globalización del Paradigma Tecnocrático, el Santo Padre fundamenta que “La cultura ecológica no se puede reducir a una serie de respuestas urgentes y parciales a los problemas que van apareciendo en torno a la degradación del ambiente, al agotamiento de las reservas naturales y a la contaminación. Debería ser una mirada distinta, un pensamiento, una po¬lítica, un programa educativo, un estilo de vida y una espiritualidad que conformen una resisten¬cia ante el avance del paradigma tecnocrático. De otro modo, aun las mejores iniciativas ecologistas pueden terminar encerradas en la misma lógica globalizada. Buscar solo un remedio técnico a cada problema ambiental que surja, es aislar cosas que en la realidad están entrelazadas y esconder los verdaderos y más profundos problemas del sistema mundial”.

domingo, 3 de abril de 2016

BARITANQUES Y OTROS



Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 01-04-2016.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

“Baritanques”
Motivado por la falta de agua en el litoral carabobeño, se observa que entre los envases usados para el transporte de agua desde los “llenaderos” hasta las viviendas, están los llamados “baritanques”. Estos se identifican por tener forma de cubo, son de material plástico, blanquecinos y su capacidad se estima entre 1000 y 1200 litros. Es necesario alertar a la población sobre el uso de los mismos, ya que la gran mayoría originalmente contenían sustancias químicas de diferente toxicidad, por lo tanto hay que tener claro que independientemente de que los envases sean sometidos a un proceso de lavado minucioso, siempre quedan residuos químicos en las paredes del material plástico, es decir, hay la posibilidad de contaminación sobre todo si el agua vertida en estos recipientes es usada para beberla, cocinar alimentos y/o utilizarla para el aseo personal. Por esta razón insistimos en que debe evitarse el uso de estos tanques y otros envases cuyo contenido inicial fue algún producto químico. Sin duda mientras más tóxica haya sido la sustancia original, mayor será la probabilidad de contaminación. No se trata de alarmar a la población, se trata de ponerla en conocimiento del riesgo que se corre a la hora de usar agua almacenada en el tipo de recipiente antes referido.    
En relación con este tema es oportuno agregar que según la Ley de Sustancias, Materiales y Desechos Peligrosos, en su Artículo 9, numeral 5, expresa que se considera desecho peligroso los recipientes que hayan contenido algún material simple o compuesto, con propiedades peligrosas o que hayan estado constituidos por sustancias peligrosas. El Artículo 16 dice que “Las personas naturales o jurídicas, públicas o privadas que generen, utilicen o manejen sustancias, materiales o desechos peligrosos, están igualmente obligadas a informar a las comunidades que pudiesen ser afectadas sobre la naturaleza y riesgos que implican dichas sustancias, materiales o desechos peligrosos”.
Igual cuidado hay tener con aquellos tanques cuya leyenda textualmente dice Soda Cáustica, esto por lo altamente peligroso de esa sustancia, ya que se sabe que por contacto puede destruir tejidos, alterar las mucosas, incluso causar la muerte.       
Morón sin agua
            Hoy se cumplen 92 días que no llega una gota de agua por el acueducto a las residencias de Morón y sectores circunvecinos. Obviamente nadie se atribuye ese récord lamentable y preocupante. Dice la canción: Que el pueblo es sabio y paciente. Lo cierto es que la realidad no se puede evadir, el problema de la falta de agua es grave. Tenemos que formar conciencia sobre esto porque la solución no está a la vuelta de la esquina. Es necesaria la elaboración de un plan en función de lograr una solución definitiva. 

Alabado seas, mi Señor
En el capítulo tercero de la encíclica, en el título Raíz Humana de la Crisis Ecológica, en el subtítulo Globalización del Paradigma Tecnocrático, el Papa Francisco  afirma “Una ciencia que pretenda ofrecer soluciones a los grandes asuntos, necesariamente debería sumar todo lo que ha generado el conocimiento en las demás áreas del saber, incluyendo la filosofía y la ética social. Pero este es un hábito difícil de de¬sarrollar hoy. Por eso tampoco se pueden recono¬cer verdaderos horizontes éticos de referencia. La vida pasa a ser un abandonarse a las circuns¬tancias condicionadas por la técnica, entendida como el principal recurso para interpretar la exis¬tencia. En la realidad concreta que nos interpe¬la, aparecen diversos síntomas que muestran el error, como la degradación del ambiente, la an¬gustia, la pérdida del sentido de la vida y de la convivencia. Así se muestra, una vez más, que la realidad es superior a la idea”.