domingo, 20 de diciembre de 2015

ACUERDO DE PARÍS SOBRE EL CAMBIO CLIMÁTICO

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 18-12-2015.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Finalmente 195 países aprobaron el sábado 12 en París, el primer acuerdo universal de lucha contra el cambio climático. El portal El Comercio destaca los principales puntos del proyecto, los cuales se detallan a continuación. A) El desafío: el documento de París identifica al cambio climático como "una amenaza apremiante y con efectos potencialmente irreversibles" para la humanidad y el planeta. Se aclara que existe una "grave preocupación" porque los compromisos sumados de todos los países para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, distan aún mucho de las reducciones necesarias para contener la agravación del calentamiento global. B) La meta: se plantea contener el aumento de la temperatura "muy por debajo de los 2 grados centígrados" respecto a la era preindustrial y "de seguir esforzándose por limitar ese aumento a 1,5 grados centígrados". C) Cómo lograrlo: el mundo debe esforzarse en que las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) dejen de aumentar "lo antes posible" y empiecen a reducirse "rápidamente". En ese sentido, para la segunda mitad del siglo, debería llegarse a un equilibrio entre las emisiones de GEI provocadas por las actividades humanas (como la producción de energía y la agropecuaria) y las que pueden ser capturadas por medios naturales o tecnológicos, como por ejemplo los bosques o las instalaciones de almacenamiento de carbono. D) ¿Quiénes?: el acuerdo insta a los países ricos a respaldar los recortes de emisiones de las naciones en desarrollo. Los países desarrollados, emisores históricos, tomarán la delantera en los recortes de emisiones de GEI en términos absolutos. Los países en desarrollo, que aún necesitan generar energía con carbón y petróleo, son alentados a orientar sus esfuerzos hacia la realización de recortes.   E) Seguimiento: en 2018, dos años antes de la entrada en vigor del Acuerdo de París, los países evaluarán los impactos de sus iniciativas contra el calentamiento global y analizarán nuevamente sus planes de reducción de emisiones de GEI. Las revisiones se realizarán cada cinco años, a partir de 2023. F) Financiamiento: los países desarrollados "deberán proporcionar" apoyo financiero a la reconversión energética de los países en vías de desarrollo y a enfrentar fenómenos relacionados con el cambio climático, como la intensificación de las sequías y los huracanes. Fuera de las partes jurídicamente vinculantes, el documento de París establece la suma de 100.000 millones de dólares anuales como "mínimo" de los montos aportados por los países ricos. La suma se actualizará en 2025. G) Pérdidas y daños: se reconoce a las islas vulnerables al alza del nivel de los océanos y a los países pobres más expuestos al cambio climático el derecho a obtener respaldos para "evitar, reducir al mínimo y afrontar las pérdidas y los daños relacionados con los efectos adversos" de este fenómeno.

Afortunadamente hubo acuerdo y ojalá en el futuro se avance en su cumplimiento a fin de detener el cambio climático y sus efectos perjudiciales en el planeta.

Alabado seas, mi Señor

En el capítulo segundo de la Encíclica, en el título El Evangelio de la Creación, en el subtítulo Destino Común de los Bienes, el Pontífice afirma “El medio ambiente es un bien colectivo, patrimonio de toda la humanidad y responsabilidad de todos. Quien se apropia algo es solo para ser administrado en bien de todos. Si no lo hacemos, cargamos sobre la conciencia el peso de negar la existencia de los otros¨. Por eso, los Obispos de Nueva Zelanda se preguntaron qué significa el mandamiento no matarás, cuando un veinte por ciento de la población mundial consume recursos en tal medida que roba a las naciones pobres y a las futuras generaciones lo que necesitan para sobrevivir.

sábado, 5 de diciembre de 2015

POLÍTICAS PÚBLICAS Y CAMBIO CLIMÁTICO

POLÍTICAS PÚBLICAS Y CAMBIO CLIMÁTICO
Heidy Ramírez S.
@ideagenial

En Caracas se llevó a cabo el foro ¨Políticas Públicas y Cambio Climático¨ organizado por Provita y la Embajada de Reino Unido. Allí se dieron importantes conclusiones sobre el rumbo que en particular el país debe tomar frente a este acontecimiento. Una de las solicitudes fue una Ley de Cambio Climático y una verdadera política informativa donde estén a disposición los necesarios datos de todo tipo para poder diseñar estrategias (cifras sobre deforestación, repunte de enfermedades, producción agrícola, precipitaciones y emanaciones de gases de efecto invernadero son fundamentales).

Comenzó la COP21. Vale repetir una vez más de qué se trata, es la Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) que se hace cada año y a la cual acuden las naciones para pensar y decidir el futuro de nuestro planeta, cada vez más amenazado por la acción no controlada del ser humano. El objetivo principal de las negociaciones es no permitir que aumente la temperatura media en más de dos grados centígrados para lo cual cada país debe diseñar su estrategia. Como preámbulo se han llevado a cabo distintas actividades. En Venezuela, una de las últimas estuvo organizada por Provita y la Embajada del Reino Unido en torno a las necesarias políticas públicas a implantar. La Fundación Centro de Estudios Latinoamericanos Rómulo Gallegos (Celarg), fue el lugar de encuentro de un foro que contó también con un panel de expertos nacionales.


Carlos Peláez, representante de la ONG convocante, mencionó las tareas que consideran llevar a cabo. Para Provita la educación es esencial, puesto que priva en la comunidad el desconocimiento en torno al tema. Cualquier esfuerzo según este experto, va de la mano con la lucha contra la pobreza y se necesita entre otras cosas, una cultura política más exigente, la reducción de la conflictividad social, aumentar el conocimiento climático e integrar términos como adaptación y resiliencia a la discusión nacional.    

El diálogo es fundamental en la búsqueda de soluciones, según comentó a la audiencia el embajador de Reino Unido en Venezuela, John Saville. Para el diplomático, si no actuamos ahora, sufriremos altos costos económicos y sociales. Reiteró la factibilidad de luchar contra el cambio climático a la par de disminuir la pobreza. En lo que respecta a su región, la meta es reducir las emanaciones de gases a la atmósfera en un 50% para el 2030 y en un 80% para el 2050. Estas cifras van acompañadas de la contribución de todos los sectores, gobierno, empresas y ciudadanía. Acotó que Reino Unido apoya la matriz de las responsabilidades comunes pero diferenciadas (no todos los países afectan de la misma manera al clima) y manifestó el respaldo a la cumbre y el cambio que allí se genere.

Carlos Méndez, investigador del IVIC y quien fue recientemente electo miembro directivo del Panel Intergubernamental de Expertos sobre Cambio Climático (IPCC), también presente en el foro, recordó que todos los países tienen participación en las soluciones pero no la misma responsabilidad. Méndez se refirió a la posición venezolana frente al tema de la lucha contra el cambio climático, la cual dijo, estaba contenida en el Plan de la Patria, que apunta a desmontar esquemas actuales de mercado, fortalecer el sistema de compromisos vinculantes, la repartición equitativa del espacio atmosférico, la supervisión del cumplimiento de los compromisos de países desarrollados y el cambio radical de los modelos de producción. Como algunas acciones concretas gubernamentales recordó la Misión Árbol (reforestación), la Misión Revolución Energética, los programas de agricultura urbana y periurbana, los programas de ciclismo urbano y otras iniciativas que según explicó correspondían a políticas públicas no aisladas del desarrollo social.

En el panel de discusión, compuesto por especialistas en seis áreas relacionadas con el cambio climático y sus implicaciones en Venezuela, se emitieron relevantes opiniones que deben ser consideradas por los centros de toma de decisiones del país. Entre ellas:
Laura Delgado, investigadora del IZET (Instituto de Zoología y Ecología Tropical UCV), alertó sobre la necesidad de monitorear y emitir cifras constantes sobre las enfermedades que se podrían exacerbar con el cambio climático, como la malaria que ya toma características de cuidado en el país y se ha agudizado por la práctica de la minería ilegal.
Loraine Giraud, urbanista y profesora de la Universidad Simón Bolívar, recordó que se tiene más de dos décadas de deuda de Ley de Ordenamiento Territorial y con ello también hay retraso en la modificación de manuales de guías de equipamiento y ordenamiento urbano. Vivimos en ciudades obsoletas débiles ante el cambio climático.
Tina Oliveira, experta de Provita en bosques y deforestación, indicó que casi todos los sistemas del norte del país se encuentran en estado crítico. Es urgente, dijo, reforestar, recuperar ecosistemas y ciudades y hacer mayor énfasis en las evaluaciones de impacto ambiental.
Juan Carlos Sánchez, ingeniero y profesor de la UCV, solicitó con carácter de urgencia una ley de cambio climático para el país. Lamentó que no se escuche a los expertos, a las universidades y a la Academia. ¨Se está trabajando en forma aislada y no hay una política eficaz de cambio climático. Debemos pensar en una despolitización¨, comentó.
Germán Briceño, representante del IPAF (Instituto de Políticas Agrícolas de Fedeagro), afirmó que ha habido una caída sostenida de la producción agrícola en el país, en parte debido a la reducción de las precipitaciones, por lo cual se requiere una acción legislativa en inversiones para minimizar sequías y gerenciar inundaciones.

Rafael Rodríguez, investigador de la Universidad Centro Occidental Lisandro Alvarado (UCLA), recalcó la necesidad de información, de la elaboración de diagnósticos adecuados que puedan brindar las pautas de acción correctas. 

MANDATARIOS EN LA COP 21

Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 04-12-2015.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.


En el inicio de la Conferencia sobre el Cambio Climático (COP 21) diferentes presidentes intervinieron y expresaron su punto de vista sobre el tema. A continuación presentamos extractos de los discursos reseñados en el diario digital La Nación de Argentina el lunes pasado. El presidente Obama afirmó "Tenemos el poder de cambiar el futuro aquí y ahora, pero solo si nos ponemos a la altura del acontecimiento". En relación con el encuentro bilateral con el presidente chino Ji Jinping a fin de coordinar acciones conjuntas para controlar el cambio climático, afirmó que "Nunca antes nuestra coordinación había sido más necesaria y más fructífera", recordando que tanto los Estados Unidos como China son los mayores emisores de dióxido de carbono del planeta. El presidente Putin auspició “un nuevo acuerdo en prolongación de Kioto que responda a los intereses de las poblaciones". Afirmó que "Hemos superado nuestras responsabilidades en el Protocolo de Kioto" y agregó que "Rusia no solo impidió el crecimiento de los gases contaminantes sino que los redujo notablemente y gracias a ello no terminó en la atmósfera el equivalente a unos 40.000 millones de toneladas de anhídrido carbónico." Angela Merkel, canciller de Alemania, expresó "Sabemos que debemos actuar hoy, eso es lo que se reclama en esta cumbre". Merkel abordó asimismo el aspecto del financiamiento de la lucha contra el cambio climático. La presidenta de Chile Michel Bachelet, hizo un llamado a los países desarrollados a “ejercer un claro compromiso, duradero y vinculante". “Porque actuar se ha vuelto ineludible, vivimos hoy las consecuencias de la inacción pasada". La mandataria brasileña Dilma Rousseff, indicó que además de un acuerdo para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero tiene que buscarse "contribuir al desarrollo mundial". También opinó que "Hay un sentimiento de urgencia y tenemos que dar muestras de liderazgo. Nuestra acción será útil si es colectiva. La mejor manera de buscar soluciones es unirnos para encontrar un acuerdo equitativo, ambicioso y duradero". Agregó además que el acuerdo debe incluir también la ayuda a los países en vías de desarrollo y "tener en cuenta a los países más vulnerables”. El Secretario General de la ONU también expresó su opinión, Ban Ki Moon instó a los lideres y representantes de los países asistentes a usar el consenso y  escuchar a todas las partes relacionadas con la lucha contra el cambio climático. Sin embargo el periodista Sergio Rodrigo, colaborador de teleSUR, ha reportado que las comunidades indígenas denunciaron la falta de participación de los pueblos originarios, esto a pesar del llamado hecho por el presidente boliviano Evo Morales de escuchar a los indígenas. 

Esperamos que al final de la reunión haya acuerdo y no termine en bla, bla, bla. Esto último sería lamentable y preocupante.