lunes, 23 de septiembre de 2013

DESCUBRIENDO LOS PUEBLOS DEL SUR



En el estado Mérida, turismo responsable y sustentable

¨Anclados en el tiempo y en la memoria de las montañas, hacia el sur del estado Mérida, un grupo de pueblos duerme sin que el bullicio de la ciudad los atormente¨

Agricultura, apicultura, truchicultura, arquitectura tradicional, artesanía local, hospitalidad, conservación ambiental, gastronomía, aire limpio, descanso y paz, para seguir amando a Venezuela


Heidy Ramírez Schmegner

@ideagenial

Miembro de Periodismo ante el Cambio Climático



Acequias, El Morro, Los Nevados, Aricagua, San José del Sur, Mucutuy, Mucuchachí, Chacantá, Canaguá, Pueblo Nuevo, Mesa de Quintero, El Molino, Guaraque y Tusta, son los pueblos del sur del estado Mérida, que bajo la tendencia continental del turismo de base comunitaria, ofrecen al visitante una experiencia totalmente diferente de esparcimiento y contacto con la naturaleza. Gracias a la Fundación Programa Andes Tropicales, los pobladores se han organizado con excelencia para acondicionar sus hogares y recibir a quienes quieran compartir anécdotas, disfrutar aire puro, conocer una gastronomía autóctona, descubrir parajes y artesanía, ver de cerca los cultivos típicos y admirar la arquitectura tradicional de los andes venezolanos. Quien viaje a los pueblos del Sur, entre tantas actividades, probablemente monte una mula, tome birúz (una bebida de maíz tostado y hierbas), coma arepas de cambur verde, haga trekking, vea frailejones gigantes y sienta maravillado el frío del páramo en nuestro paradójico país tropical. 


En el año 2007 la fundación comenzó a darle cuerpo a esta iniciativa con el cofinanciamiento de la Unión Europea y la ONG belga ACTEC y como último adelanto, a mediados de este año lanzó la Guía Turística y Cultural, con el acompañamiento de la Fundación Esteban Torbar.  Una obra impresa con más de cien páginas llenas de fotos, historias y consejos que da una visión completa de estos asentamientos (geología, fauna, flora, historia, tradiciones y otros) que están rodeados de tres parques nacionales y son garantes de importantes fuentes hídricas de la zona como los ríos Uribante y Caparo.

Jean Luc Crucifix, gerente del proyecto cuenta que la región tenía un desarrollo turístico casi inexistente pero un potencial inmenso, por eso hace seis años se pensó en el turismo de base comunitaria que no es más que aquel donde todos los servicios son ofrecidos por los pobladores y no por gente que vaya a invertir allá. ¨Eso es fundamental, capacitar a los locales para que reciban turistas, hacer que tengan instalaciones no lujosas pero sí adecuadas, lo que llamamos las mucoposadas¨. Básicamente son las casas de los merideños donde el turista comparte la comida, juega con los niños y se integra al entorno. ¨Lo que realmente buscamos es la protección ambiental. La gente hace trekking, cabalgata, caminatas, conduce bicicletas de montaña, todo en un ambiente natural. Y para quienes viven allá el ambiente se transforma en un valor que hay que proteger porque la naturaleza otorga un ingreso adicional. Es un reto llegar a tener una mejor protección ambiental en esta zona que suministra agua al gran desarrollo hidroeléctrico del país, el Uribante Caparo¨. Un ingrediente especial es la seguridad de los pueblos, ventaja altamente apreciada por los visitantes que vienen de las grandes capitales. 



Valentina Quintero, la viajera criolla incansable, reina de las anécdotas y quien estuvo en la presentación de la guía, dice que tiene muchos cuentos recogidos de las narraciones de los Pueblos del Sur.  ¨Cuando tú viajas por los Pueblos del Sur no se trata del turismo de metas, de conocer todos en pocos días, sino de instalarse a conversar, con lentitud, sin afán, así es como te enteras de todos los cuentos¨. Uno de ellos, la referencia a las codornices rellenas con quemadera (una planta oriunda), que le sirvieron en una mucoposada como una receta antigua rescatada de las abuelas. ¨Lo interesante del turismo de base comunitaria es que se va a mantener así, un turismo de bajo impacto. El turista que va para allá será el que quiere paz, integración con la naturaleza¨. Quintero alabó el trabajo de la fundación como uno de los más sólidos, genuinos e interesantes en turismo sustentable que se está haciendo en Venezuela, a su criterio, porque se entendió que la única manera de que los habitantes protejan el ambiente y sientan el orgullo y la pertenencia por lo que tienen es que sean ellos mismos quienes gerencien el lugar. 


FUNDACIÓN PROGRAMA ANDES TROPICALES. El Programa Andes Tropicales es una fundación privada que actúa a favor de la protección del medio ambiente a través de la identificación y estudio de las causas profundas de los problemas que enfrentan los ecosistemas y agroecosistemas. Ha desarrollado proyectos en la Gran Sabana y en la zona cafetalera de Barinas (Calderas) y Trujillo (Niquitao). Más información: http://www.andestropicales.org / TW: @andestropicales / FB: Fundación Programa Andes Tropicales. El destino Pueblos del Sur dispone además de una página en Facebook (http://www.facebook.com/destinopueblosdelsur) y cuenta en twitter @pueblosdelsur


 



FUNDACION ESTEBAN TORBAR. La Fundación Esteban Torbar es una organización sin fines de lucro constituida por profesionales de distintas áreas comprometidos con Venezuela y su desarrollo turístico que desde el año 2006 se dedica al desarrollo sostenible de las comunidades. Promueve el emprendimiento a través de Eposak, una plataforma digital sin fines de lucro que permite a personas naturales y jurídicas financiar proyectos de habitantes de esta región como la construcción de un apiario, el mantenimiento de la tradición de la construcción con tapias, la elaboración de artesanías y el alquiler de bicicletas para disfrutar de estos majestuosos y exigentes parajes andinos. http://www.fet.org.ve / TW: @eposak / FB: Eposak.



sábado, 21 de septiembre de 2013

DIA MUNDIAL DE LAS PLAYAS



Diario: Notitarde La Costa. Puerto Cabello Edo. Carabobo. Fecha: 20-09-2013.  Columna: BioDazibao Global. p6. Autor: Wilfredo Jiménez Gómez.

Mañana se celebra el Día Mundial de las Playas y la ocasión es propicia para reflexionar, una vez más, sobre nuestra relación con el ambiente, y específicamente con el paisaje marino, con la arena, con el agua de mar, con la orilla de la playa. Ciertamente este es uno de los destinos preferidos por los turistas, tanto nacionales como extranjeros, para recrearse. Es impresionante la cantidad de personas que durante todo el año visitan las playas tanto del litoral carabobeño como falconiano. Esa afluencia frecuente y masiva de alguna manera afecta las playas y es en este aspecto donde queremos detenernos para desarrollar una discusión al respecto.
Generalmente cuando vamos a la playa dejamos allí la basura. Todos los desperdicios producto de nuestra ingestión de comida, galletas, frutas, bebidas, incluso licor, entre otros, los dejamos en algún pipote de basura o peor aún lo lanzamos en la orilla. Alguien puede argumentar que este tipo de residuos, por ser la mayoría biodegradables, no afecta o no contamina el mar, lo cual en parte es cierto, pero sin duda alguna afea la orilla de la playa y el paisaje en general, es decir, se genera al menos una contaminación visual. Además si parte de los residuos llegasen al mar, podrían causar problemas a especies de la fauna marina que a veces consumen parte del plástico, como por ejemplo la afectación severa del aparato digestivo, causándoles eventualmente la muerte.
La reflexión debe llevarnos a la formación de conciencia ambiental,  además de este proceso psicológico, es necesario tomar acciones a fin de contribuir a la conservación de las playas y así evitar al máximo impactar este  recurso natural donde nos recreamos y divertimos. En la praxis podemos hacer trabajo voluntario de limpieza de playas, educación ambiental para los turistas y las comunidades aledañas, entre otras acciones.
En el contexto local estamos convencidos de que la playa y balneario de Palma Sola, puede mejorarse en función de ofrecer a los visitantes servicios de calidad y seguridad, incluso presencia de salvavidas. También se puede pensar en la construcción de un nuevo rompeolas a fin de hacer que esta playa sea menos riesgosa. Es importante recordar que lo ideal es que este tipo de acciones se hagan durante todo el año y no solo una vez según la efeméride. 
wijimenez@terra.com

miércoles, 18 de septiembre de 2013

FORO CIUDADES SOSTENIBLES. CARACAS 12 DE SEPTIEMBRE 2013


MÁS DE 20 INVITADOS HARÁN PARTE DE LA TERCERA EDICIÓN DEL FESTIVAL DE CINE VERDE - FESTIVER


El único espacio en Colombia para ver lo mejor del cine ambiental

Denis Delestrac, Felipe Morell, Marcelo Castillo, son algunos de los  invitados internacionales que tendrá este festival comprometido con el  medio ambiente.

Barichara será el epicentro del Festival de Cine Verde, del 17 al 21  de septiembre. FESTIVER recibirá entre sus invitados a realizadores  como Denis Delestrac, director, productor y guionista francés de documentales como Human Rights (2003), Mystery of the Nyle (2005).  Pax Americana and the Weaponization of Space (2010), su primer  documental como director, escritor y productor asociado, ha recorrido  distintos festivales mundiales y plantea la militarización del espacio  exterior, cuya consecuencia podría ser una guerra espacial. Su  documental Sand Wars (2012), la película que abrirá la presente  edición, es una reflexión sobre la explotación de la arena y sus efectos letales para el planeta.

 Junto a Delestrac estará Felipe Morell, director y productor experto en animación que ha trabajado junto a Steven Spielberg en cintas como La era del hielo 2, Tarzán 2, y Príncipe de Egipto. El director ecuatoriano Marcelo Castillo estrenará Yakuaya, una película que narra  la historia de una gota de agua desde su nacimiento en un glaciar hasta su llegada al mar. Participará también Loris Omedes, productor español responsable de títulos documentales como Virgen de la alegría (1996), Lalia (1999), Balseros (2002) que en 2004 recibió una nominación al Oscar.

Entre los colombianos invitados al festival estarán Priscila Padilla, directora del documental La eterna noche de las doce lunas (2013); Iván Quiñones, director de fotografía de películas como En coma (2011) y la actriz Margarita Ortega.

FESTIVER fue creado en 2011 por los actores y gestores Toto Vega y Nórida Rodríguez, desde entonces se ha posicionado como un festival pionero del cine ambiental. En esta edición, al igual que en las anteriores, FESTIVER llevará a cabo una siembra de árboles para compensar la huella de carbono del evento. Entre otras actividades del festival, se encontrarán el mercado verde, con una variedad de productos ecológicos y amigables con el medio ambiente y exposiciones de fotografía y diseño. La programación de FESTIVER incluye varios estrenos de animaciones, largometrajes y cortometrajes documentales y de ficción que propenden por la concientización y sensibilización sobre el medio ambiente.

La oficina de prensa de FESTIVER es Velvet Voice, una división de LABORATORIOS BLACK VELVET Contacto e Información adicional: lbv@lbv.co / velvet_voice@lbv.co / blackvelvetmedios@gmail.com  Moviles: 300 8757877 - 310 3492415  Tels Bogotá: 2 321857 - 2 884919 Calle 35 No 5 - 89 (Barrio La Merced) Bogotá - Colombia

viernes, 13 de septiembre de 2013

PROYECTOS AMBIENTALES AL SERVICIO DEL PAÍS



Seleccionados los jóvenes ganadores del BEJA

Heidy Ramírez S.
@ideagenial

El Bayer Encuentro Juvenil Ambiental apuesta a la creatividad y concienciación de los jóvenes del país para encontrar alternativas al problema y aportar soluciones que puedan implementarse alrededor del mundo.

La iniciativa se lleva a cabo anualmente desde 2004 y cuenta con el apoyo de la organización conservacionista VITALIS.
En Venezuela, 90 jóvenes han sido premiados con el Ecocampamento y 18 han tenido la oportunidad de vivir una experiencia académica y cultural en Alemania.
Diego León, fue el ganador de la edición 2012 con su propuesta “Software para calcular la Huella Ecológica Individual en Venezuela”, la primera herramienta de software en línea que sirve a los venezolanos para medir su impacto sobre el ambiente: www.huellaecologica.com.ve

En el inigualable paisaje mezcla de ambiente marino y de montaña de las costas del Estado Vargas, del 27 al 29 de agosto diez jóvenes venezolanos participaron en el Ecocampamento, la etapa final del concurso Bayer Encuentro Juvenil Ambiental, en el cual presentaron sus proyectos ante un grupo de destacados jueces. Del grupo, Rita Fereira, de la Universidad del Zulia y Miguel Sánchez de la Universidad Experimental del Táchira, resultaron seleccionados como representantes para viajar a Alemania en noviembre a la ciudad de Leverkusen, donde compartirán experiencias con emprendedores ambientales de otros países.

Desde abril hasta julio estuvo abierta esta convocatoria a muchachos entre 18 y 24 años de cualquier carrera universitaria que tuvieran ideas relacionadas con el cuidado de la naturaleza, la protección del clima y la biodiversidad, la eco-eficiencia, la educación ambiental, los emprendimientos comunitarios y los negocios verdes El proceso contó con el apoyo de la alianza con la ONG Vitalis y el tema central de la convocatoria fue el “Agua, fuente de vida¨.
 
Karin Colmenares, gerente de Comunicaciones de Bayer Venezuela, comentó la importancia de esta edición, ya que se cumplen diez años de la participación del país en el BEJA. ¨Rompimos el récord en cuanto a participación, eso indica que el mensaje está llegando a los jóvenes. El viaje a Alemania es el primer gran premio para los dos representantes pero para los diez finalistas los tres días de actividades del campamento representan un gran reconocimiento, una oportunidad para compartir, plantear los proyectos, participar en actividades de esparcimiento, entrenamiento y asesoramiento, un encuentro con la naturaleza¨. En estos dos meses previos los embajadores seleccionados deberán prepararse con mayor ahínco y mejorar al máximo su proyecto. ¨En Bayer, queremos hacer énfasis en la formación de líderes que tengan la capacidad de desarrollar sus proyectos en sus comunidades¨. 

Diego Díaz Martín, presidente de Vitalis y Jefe de Estudios Ambientales de la Universidad Metropolitana. ¨El proceso que se desarrolló con los trece jueces está orientado a detectar el proyecto que tiene oportunidades especiales para competir con esa gran conversación que se va a tener en Alemania. Fueron 103 propuestas que luego se convirtieron en diez finalistas¨. Los indicadores para la evaluación fueron originalidad, relevancia, replicabilidad, sustentación técnica, coherencia, nivel de inglés y convivencia y capacidad de liderazgo y motivación. ¨El compromiso de Vitalis es el acompañamiento para que los proyectos se realicen y cuenten con apoyo técnico, para ello ya tenemos convenios con varias universidades¨. Para Díaz lo atrayente de este encuentro es ver el interés de cursantes de todas las carreras en el tema ambiental, incluso humanísticas, algo muy importante porque la idea es llevar el mensaje de conservación a todos los ámbitos.  

Rita Fereira Hung, estudiante de Ingeniería Química en la Universidad del Zulia.  A esta ganadora de apenas veinte años le preocupa el problema de la contaminación de las aguas, razón por la cual participó con un proyecto sobre humedales artificiales para el tratamiento de aguas residuales. Ya tiene un piloto en el municipio zuliano Jesús Enrique Lozada, en un criadero de porcinos. Básicamente la idea es disponer de estanques artificiales en los cuales se van eliminando los contaminantes primero por sedimentación y luego por biofiltrado, esto es empleando plantas acuáticas enraizadas y otras flotantes que actúan como filtro ya que absorben la materia orgánica como nutrientes. Explica Fereira que ¨el tamaño de los tanques depende del caudal que se tenga. Una vivienda podría tener uno de estos humedales y así contribuir también a la biodiversidad autóctona. Las personas de las comunidades se pueden involucrar en el proceso haciendo pequeños ecosistemas acuáticos¨. En cuanto al concurso reconoció que le pareció difícil al principio, lo pensó mucho, se documentó bastante y le asombró haber ganado porque cree que su presentación fue muy técnica, pero se siente satisfecha por haber participado en una experiencia cargada de muy buenos proyectos y mucho compañerismo. ¨Le digo a los jóvenes que no se cohíban, que todas las ideas tienen valor y que se interesen más por las cosas importantes del país, que tengan un norte y contribuyan con sus comunidades¨. 

Miguel Sánchez Vezga.  Estudiante de Ingeniería Ambiental en la Universidad Nacional Experimental del Táchira, un joven también de veinte años coordinador general de la Fundación +Verde +Humano Venezuela. Su proyecto Humanidad, Ambiente, Cultura, Educación y Recreación (HACER) se centra en cómo hacer de un asentamiento informal una comunidad sostenible. ¨Se evalúan las variables ambiente, economía y sociedad. Mediante los servicios de voluntariado de las universidades se desempeña un trabajo mancomunado para hacer de lo que normalmente se llama invasión, una ciudad sostenible¨. Actualmente están trabajando en un terreno ejido que antes era una plantación de café y ahora un asentamiento informal. El proyecto que coordina comenzó el año pasado y ya hay más de 500 estudiantes involucrados, 68 proyectos y más de 200 tutores. ¨Me emocioné bastante al haber ganado, espero aprender mucho en el viaje y compartir las experiencias de diferentes partes del mundo. Tuve la oportunidad de pertenecer a Scouts de Venezuela y creo que ha sido clave para mi interés en el área ambiental. A los jóvenes les digo que no se desanimen, hay mucha gente trabajando para construir el país. Nosotros somos la clave y el secreto para que las cosas mejoren¨.